¿Crees que desactivar Cortana mejora el rendimiento de Windows?

Windows 10 es un potente sistema operativo del que podemos disfrutar de la mano de la mano de Microsoft. El mismo está repleto de funciones y características que no paran de crecer y mejorar nuestra experiencia con el software. Una de ellas es el controvertido asistente de la firma, Cortana, que es del que os queremos hablar en estas líneas.

Es más que probable que muchos de vosotros ya os hayáis dado cuenta de que el mercado de los asistentes digitales de los que os hablamos, no ha parado de crecer. Los encontramos en multitud de dispositivos y pertenecientes a diversas empresas tecnológica de gran peso. No en vano aquí nos referimos a firmas tales como Apple, Google o Amazon, tecnológicas que han querido apostar por sus propios asistentes.

Y claro Microsoft no podía ser de menos, de ahí que los de Redmond cuenten con su propia alternativa de este tipo, Cortana. Este es un elemento que desde hace años encontramos en las diferentes versiones de Windows 10. Sin embargo y a pesar de los esfuerzos de los de Redmond, el asistente no tiene la aceptación deseada en un principio. Es por ello que buena parte de los cientos de millones del sistema operativo, acaban desactivando la funcionalidad como tal.

Sin embargo, algunos al mismo tiempo desactivan Cortana en sus equipos basados en Windows para, desde su punto de vista, ahorrar recursos del PC. Precisamente de este tema es del que os hablaremos a continuación, de si realmente la desactivación de Cortana en Windows nos ayuda a reducir el consumo de recursos del equipo.

Traductor cortana

Cortana apenas consume recursos del PC

Antes de nada os diremos que el asistente que se incluye junto a Windows 10, Cortana, apenas consume recursos del PC. Por tanto, si lo tenemos activo en el sistema operativo de los de Redmond, apenas notaremos que está ahí funcionando en segundo plano. Es por ello que si pensamos que vamos a usar este asistente en nuestro día a día con Windows, lo dejemos activo sin preocuparnos por el consumo de recursos.

Hay que tener en cuenta que al igual que sucede con el resto de aplicaciones UWP de Windows 10, Cortana se adapta a la perfección al sistema.

El funcionamiento de Cortana podría notarse en equipos antiguos

Pero claro, aunque no sea demasiado, el funcionamiento de Cortana en segundo plano acarrea cierto consumo de recursos del PC. Como os podréis imaginar, en el caso de que dispongáis de un equipo un tanto antiguo, o limitado en cuanto a su hardware, sí que lo notaremos. Por tanto, llegados a este punto, sí que nos podría interesar desactivar el asistente de Windows para así poder emplear esa RAM en otras tareas que realmente necesitemos.

Cómo desactivar el asistente en Windows 10

Por tanto y si nos encontramos en la situación anteriormente mencionada, podremos desactivar Cortana para que deje de consumir recursos del PC. Esto lo podemos hacer de forma temporal desde el propio Administrador de tareas de Windows 10. Accedemos al mismo con la combinación de teclas Ctrl + Shift + Esc y buscamos la entrada de Cortana. Pinchamos con el botón derecho y finalizamos la tarea. De igual modo y desde la pestaña de Inicio de esta misma ventana, podremos hacer que el asistente de voz no arranque junto al sistema operativo.