¿Tu PC ha empezado a ir lento? La culpa es de la última actualización

¿Tu PC ha empezado a ir lento? La culpa es de la última actualización

Rubén Velasco

Microsoft sigue causando todo tipo de problemas con las actualizaciones de su sistema operativo. Además de los parches de seguridad, centrados en corregir todo tipo de vulnerabilidades en el sistema operativo, Microsoft también lanza todos los meses una serie de «actualizaciones opcionales», parches centrados especialmente en corregir fallos no relacionados con la seguridad y mejorar el rendimiento del PC. El último parche de este tipo ha sido el KB4580364, lanzado hace apenas dos semanas. Y este parche, por desgracia, está causando todo tipo de problemas en el sistema operativo.

La semana pasada os hablamos de una serie de problemas que estaban experimentando los usuarios que instalaban esta actualización en el sistema operativo. Estos problemas eran, principalmente, bloqueos de la conexión a Internet, fallos al abrir apps y juegos bajados de la Microsoft Store y problemas a la hora de conectarse a conexiones VPN desde Windows 10.

Microsoft ya es consciente de la mayoría de estos problemas, por lo que sus correspondientes correcciones no deberían tardar mucho en llegar. Sin embargo, parece que, a los anteriores, ahora se les suman dos nuevos problemas.

KB4580364

Nuevos fallos en la actualización KB4580364

Una gran cantidad de usuarios ha empezado a notar que sus ordenadores con Windows han empezado a ir bastante más lentos de lo normal. Y, buscando causas comunes, se han dado cuenta de que el responsable de esto ha sido el parche opcional KB4580364 que ha llegado a Windows hace dos semanas.

Por un lado, muchos de los usuarios han notado cómo Windows ha empezado poco a poco a dejar de responder hasta el punto de bloquearse por completo, no poder hacer nada con él, y tener que forzar un hard reset (reiniciar desde el botón del PC, en otras palabras) del sistema.

Pero los bloqueos no es lo único que trae de cabeza a los usuarios. Esta actualización también está causando serios problemas de rendimiento en los ordenadores donde se ha instalado. Estos problemas están originados por un fallo en el controlador TCP/IP del sistema operativo, el cual empieza a procesar mal las peticiones hasta que, al final, termina consumiendo demasiados ciclos de CPU.

Cómo solucionar los problemas de rendimiento

Microsoft ya es consciente de los problemas que causa este nuevo parche acumulativo. Sin embargo, al ser un parche opcional, no relacionado con la seguridad, tampoco ofrece demasiado soporte a los usuarios. La única opción que ofrece, en caso de tener problemas, es desinstalar la actualización desde el menú de Configuración. Recordamos que este parche solo está disponible para las versiones 2004 y 20H2 de Windows 10, es decir, la May y October 2020 Update del SO.

La compañía ya está trabajando en su nuevo parche de seguridad para Windows 10, que llegará a todos los usuarios la semana que viene. Este parche, además de traer todas las correcciones de vulnerabilidades detectadas en el último mes, también traerá los cambios de la actualización acumulativa KB4580364. Sin embargo, gracias a los usuarios que la han probado, y han hecho de conejillos de indias, la mayoría de los problemas generados por ella deberían estar ya solucionados.

Recordamos que las actualizaciones opcionales de Windows son eso, opcionales, no obligatorias. Y Microsoft últimamente las utiliza para experimentar con los usuarios. Por lo tanto, si no queremos arriesgarnos a tener problemas, es mejor evitarlas y esperar a que los cambios lleguen con la siguiente actualización acumulativa de seguridad.