¿No sabes qué versión de los drivers tienes? Windows te lo pone fácil

El funcionamiento de los diferentes componentes que forman parte de nuestro ordenador no siempre depende de la calidad o potencia de estos. Los drivers que instalamos en un sistema operativo como Windows de cada uno de ellos también juega un papel fundamental.

Hay que tener en cuenta que estos pequeños trozos de software a los que en multitud de ocasiones no damos demasiada importancia, son básicos en el funcionamiento del PC. Quizá hace unos años teníamos más en consideración a estos controladores, ya que debíamos instalarnos nosotros de manera manual. Sin embargo, en los tiempos que corren el propio sistema operativo por regla general se encarga de instalar y actualizar estos elementos software por sí solo.

Sirva como claro ejemplo de todo ello los drivers genéricos que pone a nuestra disposición Windows cada vez que hacemos una instalación limpia. Sin embargo, llegado este caso, en la mayoría de las ocasiones es importante echar mano de los controladores oficiales. Estos los podemos descargar directamente en Windows o hacerlo desde la web oficial del fabricante. Básicamente con esto lo que logramos es disponer de las últimas funciones y mejoras lanzadas para los correspondientes componentes hardware.

A todo esto que os comentamos igualmente debemos saber qué es importante disponer de la más reciente versión enviada por sus desarrolladores. Con esto queremos decir que en la mayoría de las ocasiones lo recomendable es mantener nuestros drivers actualizados en todo momento. Para todo ello en primer lugar deberíamos conocer la versión de estos que tenemos disponibles en el sistema operativo Windows. Aunque en un principio esta tarea puede parecer un tanto complicada, el sistema de los de Redmond nos la facilita mucho.

Comprobar rápidamente la versión de los drivers

Precisamente de esto es de lo que os hablaremos a continuación, como podéis ver en pantalla la versión de los controladores que tenéis instalados en el sistema. Esto es algo que podréis llevar a cabo en cuestión de segundos y así saber de primera mano si tenemos que actualizar, o no.

Para todo lo que os contamos lo primero que haremos es acudir al administrador de dispositivos que nos presenta el sistema. Este lo encontramos pinchando con el botón derecho del ratón en el menú inicio y seleccionando la correspondiente entrada. En pantalla aparecerá una lista de componentes que son precisamente aquellos que tenemos instalados en este instante en el ordenador. A continuación, deberíamos localizar el elemento hardware sobre el que tenemos dudas acerca de su controlador.

Una vez sabemos cuál es el componente que vamos a consultar, pinchamos con el botón derecho del ratón sobre su entrada. De la lista desplegable que aparece en este caso seleccionamos la opción de Propiedades. En ese instante aparecerá otra ventana de reducidas dimensiones y en su parte superior veremos varias pestañas entre las que elegir. Como os podéis imaginar la que nos interesa en este caso es aquella que reza Controlador. Aquí nos encontraremos con una serie de datos pertenecientes al mismo que nos resultarán de utilidad.

drivers Windows

Y es que además de la versión instalada en ese momento, veremos cuándo se lanzaron los mismos en un principio. A su vez nos encontramos con un botón que nos permite actualizarlos desde el propio sistema operativo o deshabilitar el componente por completo. Esto es algo que podemos llevar a cabo con todos los drivers de los elementos hardware de nuestro PC.

¡Sé el primero en comentar!