Haz que tu portátil corra más al jugar, aunque pierdas autonomía

Haz que tu portátil corra más al jugar, aunque pierdas autonomía

David Onieva

A lo largo de los últimos años multitud de usuarios en todo el mundo han tomado la determinación de comprar un ordenador portátil por diferentes razones. No cabe duda de que una de las más importantes, son las ventajas que estos equipos nos proponen respecto a la movilidad.

Desde luego en el caso de que trabajemos desplazándonos constantemente, o a nivel personal necesitamos un equipo para usar en varias ubicaciones, un portátil es perfecto. Como os decimos, en primera instancia tenemos muy en cuenta todas las ventajas que estos equipos nos proponen en su día a día. Pero tal y como sucede con la mayoría de los elementos relacionados con la tecnología, estos equipos también tienen sus inconvenientes.

Podríamos decir que si uno de los grandes beneficios que nos aportan estos equipos portátiles es su autonomía, igualmente se puede convertir en uno de los grandes inconvenientes. Es precisamente por todo ello por lo que, dependiendo de las necesidades de cada momento, deberíamos configurar el funcionamiento del PC de un modo u otro. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos en el caso en el que os vamos a hablar ahora. Nos referimos aquellas situaciones en las que necesitamos aprovechar al máximo el potencial y el rendimiento del ordenador.

Por ejemplo, en el caso de que lo necesitemos para echar nuestras partidas con los juegos más recientes. También se puede dar el caso de que necesitemos que el portátil corra al máximo si vamos a utilizar ciertas aplicaciones muy exigentes como las de edición de vídeo o tratamiento de objetos 3D, por ejemplo. Por tanto, os vamos a mostrar una función de Windows con la que podéis mejorar el rendimiento general del equipo.

Mejora el rendimiento del portátil con este cambio en Windows

Eso sí, debemos tener en consideración que a medida que vayamos aumentando el rendimiento y funcionamiento de nuestro equipo, el consumo de batería igualmente se verá perjudicado. Esto lo que quiere decir es que a medida que utilicemos una mayor cantidad de memoria RAM, procesador o GPU, el consumo de batería igualmente aumentará. Con todo y con ello la función de Windows de la que vamos a hablar a continuación nos será de gran utilidad tanto si tenemos energía como si no.

Es decir, tendremos la posibilidad de mejorar el rendimiento de nuestro equipo determinadas ocasiones, tanto si lo tenemos conectado a la red eléctrica, como si se alimenta de la batería. Además, esto es algo que podemos hacer en pocos segundos. Para que os hagáis una idea de todo lo que os hablamos, este es un cambio que realizamos a través del icono que se sitúa a la derecha de la barra de tareas.

Generalmente aquí Windows muestra un icono con forma de batería en el que podemos pinchar de manera directa. En este apartado nos vamos a encontrar con una barra deslizante que nos permite elegir entre tres posiciones. Las dos que se sitúan en ambos extremos nos indican que podemos utilizar el mejor rendimiento, o la mejor duración de la batería.

rendimiento portátil

Igualmente nos encontramos con una posición intermedia entre ambos. Evidentemente en el caso que nos ocupa nos vamos a decantar por utilizar la primera opción, por lo que situamos el selector a la parte derecha de la barra.

Así logramos exprimir al máximo los recursos del ordenador portátil, lo que nos vendrá bien en algunas ocasiones, pero sacrificando buena parte de su autonomía.

¡Sé el primero en comentar!