Microsoft soluciona, por fin, los problemas al actualizar Windows

Microsoft soluciona, por fin, los problemas al actualizar Windows

Rubén Velasco

Windows nunca se ha caracterizado por ofrecer a los usuarios unas actualizaciones suaves y sin problemas. Más bien todo lo contrario. Instalar una nueva actualización de Windows se ha convertido en algo que da auténtico miedo, desde el proceso de descarga hasta la instalación y posterior funcionamiento del PC. Sin embargo, parece que, al fin, Microsoft se está planteando seriamente acabar con los problemas que aparecen al actualizar Windows. Y ha empezado por uno de los errores más comunes y fáciles de ver: los fallos de pila de servicios, o Servicing Stack Update.

¿Qué es la Servicing Stack Update al actualizar Windows 10?

La actualización de pila de servicios, o más conocida como Servicing Stack Update, es la que se encarga de actualizar el servicio basado en componentes (CBS) de Windows 10 encargado de controlar el proceso de instalación del sistema operativo y sus actualizaciones. Al instalar la nueva versión de SSU, Windows bloquea su desinstalación, por lo que si tenemos problemas con el sistema operativo la única forma de volver atrás es restaurar el sistema.

¿De dónde vienen los problemas? Muy sencillo. Puede ocurrir que una actualización concreta necesita una versión concreta de los componentes CBS, y al tener el último SSU, esta no concuerda. Microsoft, además, no lo pone fácil para buscar versiones específicas de estos componentes, y por tanto, tanto los usuarios como los administradores pueden no llegar a ser capaces de instalar el parche.

Actualización SSU Windows

Los mensajes de error que podemos ver aparecen como «WU_E_NOT_APPLICABLE«, o lo que es lo mismo, un problema para instalar una actualización por no cumplir los requisitos previos.

Microsoft incluye las pilas de servicio en las actualizaciones acumulativas

Hasta ahora, cuando bajamos una actualización de Windows para instalarla manualmente (por ejemplo, en un PC sin Internet) podíamos encontrarnos con que no se podía instalar al no tener los componentes CBS en la versión adecuada. Esto nos obligaba a buscar, bajar e instalar a parte la actualización SSU, Servicing Stack Update, para poder instalar el último parche.

Esta semana, Microsoft ha lanzado nuevos parches acumulativos y de seguridad para Windows 10. La mayoría de los usuarios descarga estas actualizaciones desde Windows Update, por lo que no notan nada diferente. Pero aquellos que las bajan para instalar las actualizaciones a mano están de enhorabuena. A partir de ahora, los parches acumulativos bajados del catálogo de Microsoft Update incluyen la actualización de pila de servicio automáticamente en un solo paquete. De esta forma ya no volveremos a tener estos problemas al actualizar el ordenador.

Por ahora, esto solo está disponible para los parches de febrero de 2021 en adelante. Pero en los próximos meses Microsoft va a actualizar también los parches anteriores para que todos tengan sus SSU correctos y no haya ningún problema al actualizar Windows usando estos parches.

Esto solo afecta a las actualizaciones que bajamos e instalamos a mano. Es decir, las del catálogo de Microsoft Update. No afecta a las actualizaciones que se descargan desde Windows Update, ya que estas vienen siempre con la actualización de pila necesaria para poder instalarse y funcionar sin problemas. Pero si somos de los que bajamos actualizaciones para instalarlas a mano, seguro que lo agradecemos.