La última actualización de Windows 10 llega repleta de problemas

Hace menos de una semana, Microsoft lanzó para todos los usuarios una nueva actualización para Windows 10: KB4598291. Esta es una actualización acumulativa de calidad, es decir, no soluciona vulnerabilidades ni fallos de seguridad, sino que se centra exclusivamente en corregir fallos y problemas de funcionamiento detectados en el sistema operativo. Sin embargo, aunque se supone que después de instalar esta nueva actualización el PC debería funcionar mejor, por desgracia esto no es así. Y es que, según parece, este nuevo parche ha introducido tantos nuevos errores como fallos ha corregido en el SO.

La actualización KB4598291 solucionaba una serie de problemas introducidos en el pasado en el sistema operativo. Uno de los más graves, por ejemplo, era un fallo que hacía que Windows olvidara las sesiones de los programas y tuviéramos que iniciar sesión en ellos una y otra vez. También se solucionaban varios errores que hacían que el ordenador se bloqueara al ejecutar determinados juegos de PC. Otro error solucionado se encuentra en la librería ESENT, una DLL importante relacionada con el almacenamiento.

Este nuevo parche es, a grandes rasgos, una «versión preliminar» de las correcciones que llegarán a todos los usuarios con los siguientes parches de seguridad, el segundo martes de mes. Pero, por desgracia, esta actualización ha llegado repleta de fallos y problemas de todo tipo. Errores que más le vale a Microsoft solucionar si no quiere ver en uno días los foros y sus centros de retroalimentación repletos de mensajes de usuarios que, por culpa de estos parches, no pueden usar el PC con normalidad.

KB4598291 parche W10

Errores del parche KB4598291

El Feedback Hub ya está repleto de usuarios que reportan todo tipo de problemas y errores en el sistema operativo. Los primeros errores podemos encontrarlos directamente al intentar instalar el parche en el ordenador. Una gran cantidad de usuarios asegura que, al bajar e instalar el parche desde Windows Update, este empieza a instalarse pero llega un momento en el que se bloquea la instalación, los cambios se revierten y toda volver a empezar de cero. la actualización nunca llega a instalarse.

Mientras que este parche parecía solucionar errores relacionados con los juegos, en realidad también estropea otros juegos. Concretamente los títulos que utilizan la tecnología DirectPlay, como Word of Warcraft. Estos juegos han dejado de funcionar con normalidad.

Otras nuevas actualizaciones de Windows con errores

Además de esta actualización, Microsoft también ha lanzado otras actualizaciones recientemente para su sistema operativo: KB4598299 y KB4598301. Estas actualizaciones han llegado a todos los usuarios desde la versión 1909 de Windows hasta la 20H2, y se centran en corregir varios fallos relacionados con .NET Framework 3.5 y 4.8.

Sin embargo, en lugar de corregir los problemas que estaban afectando a la gente, estos han introducido nuevos fallos. De repente, el sistema operativo ha empezado a llevarse mal con Visual Studio, e incluso a lanzar pantallazos azules a los usuarios mientras utilizan el ordenador con normalidad.

Solucionar errores

Tanto los problemas del parche KB4598291 como los de las actualizaciones KB4598299 y KB4598301 tienen fácil solución: borrar las actualizaciones de Windows. Al borrar la actualización del ordenador, estos problemas parecen desaparecer. Los pantallazos azules cesan, y los juegos vuelven a funcionar con normalidad. Al no ser actualizaciones relacionadas con la seguridad, podemos borrarlas sin poner nuestro PC en riesgo.

Esta semana, Microsoft lanzará sus nuevos parches de seguridad para PC. Estos parches, además de corregir varias vulnerabilidades detectadas en el último mes, también incluirá todas las correcciones de estos parches. Esperemos que la compañía las haya detectado a tiempo y haya podido corregir los errores para que, tras instalar estos parches obligatorios de seguridad, los ordenadores no empiecen a tener problemas de todo tipo.

3 Comentarios