Desfragmentar un disco duro o SSD, ¿sigue siendo recomendable?

A la hora de empezar a utilizar un disco duro nuevo, este funciona a pleno rendimiento, algo que no se mantiene con el paso del tiempo. Y es que este rendimiento puede disminuir a medida que almacenamos datos o instalamos y desinstalamos programas. Uno de los métodos que siempre se han utilizado en el pasado para solucionar este problema es la desfragmentación. En la actualidad con los discos SSD prácticamente ya no se usa, pero ¿sigue siendo recomendable?

Cuando hablamos de desfragmentación, nos estamos refiriendo al proceso mediante el cual se ordenan los archivos para todos ellos se almacenen de forma continua, lo más justo posible, de forma que se puedan acceder a ellos de la manera más rápida posible, consiguiendo de esta forma mejorar el rendimiento y la velocidad del sistema.

En la actualidad la desfragmentación del disco duro ya no es tan importante como en el pasado. Por ejemplo, en los tiempos de Windows XP sí que era un proceso recomendable ya que se conseguía un mayor rendimiento, sobre todo al usar archivos grandes, al ordenador todos los fragmentos del disco de forma continua.

Desfragmentar un disco duro mecánico

Desde que se lanzará Windows 10, esta tarea básica de mantenimiento la realiza el propio sistema operativo de Microsoft de manera automática y continuada. Aun así, la opción de forzar la desfragmentación explícita de una unidad de disco sigue estando disponible en el sistema, por lo que hay casos que puede ser recomendable para determinadas situaciones. Podemos acceder a ello escribiendo desfragmentar en el cuadro de búsqueda del menú de Inicio.

Desfragmentar HDD externo W10

En el caso de que dispongamos de un disco duro mecánico, podremos usarlo cuando tengamos el disco particionado, de forma que tengamos en una la unidad del sistema y en otra con datos de almacenados. También puede resultar recomendable realizarlo cuando dispongamos de unidades de almacenamiento externas que utilicemos con frecuencia borrando y agregando archivos ya que tenderán a fragmentarse de forma más rápida. Además, en caso de que usemos un sistema operativo más antiguo como Windows 7 también deberíamos considerar la desfragmentación como un método para mejorar el rendimiento del equipo.

Con discos SSD nunca debemos de desfragmentar

Desde hace algunos años, los discos SSD se ha convertido en un elemento que ha comenzado a formar parte de nuestro ordenador, aprovechándonos de sus grandes ventajas, ya que su rendimiento y velocidad es muy superior al de los discos duros mecánicos. Estos discos son especialmente utilizados para instalar y ejecutar el sistema operativo, aplicaciones y juegos, de forma que obtengan un mayor rendimiento.

Estos discos, al contrario que los mecánicos disponen de un acceso a los datos prácticamente instantáneo al no tener un cabezal que se tenga que desplazar hasta cada una de las partes del archivo y leerlo secuencialmente. Gracias a esto, la fragmentación no es un problema en los discos SSD, por lo que no debemos de usar la desfragmentación.

Los discos SSD tienen una vida útil basado en el número de escrituras por lo que si realizamos sobre ellos tareas de desfragmentación solo conseguiremos una pérdida drástica de su vida útil. Además, en los SSD los archivos existentes se pueden reemplazar por otros de forma automática e ingresar cualquier información que necesitemos guardar ahí, por lo que la función de desfragmentación carece en ellos de cualquier sentido.

1 Comentario