Con cuántos usuarios puedo compartir mi clave de Windows

La gran mayoría de los ordenadores de sobremesa en estos momentos vienen comandados por el sistema operativo de Microsoft, Windows. Son varias las ediciones y versiones de las que podemos echar mano en estos momentos, aunque todas ellas requieren de una clave personal.

La mayoría de vosotros ya sabéis que estas claves del sistema operativo de los de Redmond son las que identifican a nuestro propio Windows. Digamos que se podrían considerar como el DNI de nuestro sistema y por las que pagamos para poder disfrutar de todos los beneficios de este. Cierto es que tenemos la posibilidad de utilizar Windows sin esta clave de acceso, pero estará limitado en multitud de apartados. Desde luego están a la opción más interesante para trabajar a diario con nuestro ordenador.

Tipos de licencias del sistema de Microsoft

Es verdad que obtener una licencia o clave de este tipo tiene un precio, pero siempre podemos echar mano de algún sistema de código abierto que no tenga coste alguno. Este es el caso de la mayoría de las distribuciones Linux que podemos descargar e instalar en nuestros equipos. Otro de los apartados que debemos tener en consideración es que hay diferentes tipos de claves que podemos adquirir y usar. Nos encontramos con las OEM, las Retail o las Volumen. Al mismo tiempo hay que tener en cuenta que las dos primeras están especialmente indicadas para el usuario final, mientras que la tercera se centra en el uso empresarial.

Por tanto, en el caso de que dispongamos de una clave o licencia de Windows de tipo OEM o Retail, quizá en alguna ocasión nos hayamos preguntado con cuántos usuarios la podemos compartir.

Introducir clave producto Windows 10

Si partimos de la base dejó una licencia de estas características sobrepasa con creces los 100 euros, nos podemos plantear la idea de compartirla con otros. Esto es algo que por ejemplo de manera habitual se puede llevar a cabo con determinadas licencias de algunos de los programas que instalamos en nuestro equipo. De esa manera disponemos de una única clave que usamos en un número determinado de ordenadores para que su programa funciones en todos ellos.

Compartir la clave de Windows, mito o realidad

Pero desafortunadamente en este caso, si os habéis planteado este movimiento en alguna ocasión, os diremos que no es posible. Hay que tener en cuenta que Microsoft limita las claves tanto OEM como Retail de Windows para un único ordenador. De hecho, incluso dependiendo del tipo de hardware que cambiemos su actualizamos en nuestro PC con una licencia OEM, podríamos llegar a perderla.

Al mismo tiempo debemos saber que esa clave de Windows que en su momento compramos, está registrada junto al hardware de nuestro ordenador en los servidores de Microsoft. De ahí que cuando instalamos Windows necesitemos una conexión a internet para activar el sistema operativo. Por tanto, si intentamos utilizar esa misma licencia en algún otro ordenador, no vamos a poder, así que ya podemos ir olvidando la idea primigenia de la que os hablábamos.

Además, por todo esto os recomendamos mantener siempre una copia de seguridad de esta clave guardada en lugar seguro. Debido a que es única e intransferible la podremos utilizar, por ejemplo, en el caso de que nuestro sistema quede inutilizado por el ataque de algún virus o alguna otra razón.

¡Sé el primero en comentar!