Qué necesito para que Windows 10 sea un completo centro multimedia

La potencia y versatilidad que en estos momentos nos ofrece un sistema operativo como Windows 10, ya está fuera de toda duda, al menos para la mayoría. Nos puede ser de gran ayuda para todo tipo de usos, desde los más profesionales hasta todos aquellos relacionados con el ocio y entretenimiento. De hecho a continuación os vamos a hablar de la manera de convertir el sistema operativo en un centro multimedia.

Como os comentamos este es un software de Microsoft que nos permite llevar a cabo tareas desde lo más básico para los principiantes, hasta usos más profesionales. Al mismo tiempo, además de poder trabajar con nuestro PC basado en Windows 10, igualmente tenemos la posibilidad de pasar muy buenos ratos aquí. es por todo esto que en estas mismas líneas nos queremos centrar en la manera de que podáis usar el sistema operativo de los de Redmond como un centro multimedia multipropósito.

Con todo ello lo que os queremos decir es que tendremos la posibilidad de hacer uso de nuestro PC basado en Windows para ver películas, series, escuchar música o gestionar todas nuestras bibliotecas de contenidos. Aunque en un principio pueda parecer una tarea un tanto complicada, no lo es en absoluto. Esto se debe en gran medida a la disponibilidad software de la que podemos echar mano en estos momentos, como veremos a continuación.

Instalar un reproductor de contenidos lo más completo

Si nos centramos en el apartado del software, no cabe duda de qué elegir e instalar un reproductor multimedia en este caso es algo básico. Hoy en día podemos echar mano de multitud de alternativas de este tipo, por lo que os recomendamos probar algunos para así elegir el que más se adapte a lo que buscamos. En la mayoría de las ocasiones lo que realmente vamos a necesitar es compatibilidad máxima con todo tipo de archivos.

A todo esto le tenemos que sumar que se trate de un software estable, personalizable y que cuente con las funciones suficientes para sacarle el máximo provecho a nuestros centros multimedia en Windows 10. De ahí precisamente que soluciones tales como VLC o Kodi sean de las más populares y usadas en todo el mundo. Pero eso no significa que nos tengamos que limitar a estos programas, se puede dar el caso de que nos guste o interese más algún otro.

Buscar un gestor de música y vídeos

Continuando con un apartado del software para poder utilizar Windows 10 como un completo centro multimedia, también es interesante buscar un gestor de contenidos. Aquí nos referimos a contenidos tanto de audio como de vídeo que nos permitan crear y controlar nuestras listas de reproducción de la manera más adecuada posible. Llegados a este punto os podemos decir que una de las opciones más interesantes en este sentido es Kodi.

De hecho se define a sí mismo como un centro multimedia que nos permite reproducir y gestionar contenidos multimedia de todo tipo. Aquí entran en juegos películas, series, música, juegos, canales de televisión, fotos, etc.

Interfaz kodi Multimedia

Gestionar tus plataformas streaming desde una sola interfaz

Decir que las plataformas streaming de vídeo y música como Spotify, Netflix, HBO y otras muchas, cada vez están más extendidas entre la mayoría de los usuarios. Sin embargo estos tienen que dirigirse a las correspondientes aplicaciones oficiales o echar mano del navegador para visitar la web de cada plataforma. Esto les permite accederá a sus cuentas personales y así reproducir los correspondientes contenidos multimedia.

Sin embargo en estos momentos tenemos la posibilidad de echar mano de una aplicación llamada Stremio que podemos descargar desde este enlace. Este programa lo podemos instalar en Windows 10 para así tener acceso directo a todas las plataformas y sus correspondientes contenidos streaming a los que estemos suscritos, todo desde una única interfaz.

Acompañar el PC con Windows de un hardware adecuado

Hasta el momento os hemos hablado de algunos de los elementos software que serían necesarios Para convertir Windows 10 en un buen centro multimedia. Sin embargo a todo esto le debemos acompañar un hardware acorde. Con esto nos referimos a una pantalla de buena calidad, un sistema de altavoces potente, y cómo no, un PC capaz de mover los contenidos que nos interesan en este caso.

Eso no quiere decir que tengamos que hacer una gran inversión económica en todo ello, más hoy en día. Y es que tenemos al alcance de la mano algunos componentes de este tipo más que interesantes, a un precio bastante ajustado.

¡Sé el primero en comentar!