¿Aporta algo el antivirus Avast que no tenga ya Windows Defender?

Desde el lanzamiento de Windows 8, Microsoft decidió tomarse en serio la seguridad de su sistema operativo y empezó a instalar por defecto su propio antivirus, Windows Defender. Este antivirus, año tras año, ha sido mejorando tanto en motor como en rendimiento hasta convertirse en uno de los mejores antivirus gratuitos que podemos instalar para proteger Windows. Además, si no nos gusta, tenemos siempre la opción de instalar otros antivirus gratis, como Avast, para confiar nuestra seguridad en ellos. Pero ¿merece la pena?

Dos antivirus gratis… y poco más

Windows Defender es, desde luego, el mejor antivirus gratis para Windows 10 y Windows 11. No porque sea el que mejor tasa de detección de malware tiene, o porque sea el más completo, ni mucho menos. Simplemente porque viene instalado por defecto, está diseñado para integrarse al máximo dentro del sistema operativo y nos permite olvidarnos absolutamente de todo (actualizaciones, mantenimiento, problemas al actualizar…). Pero es un antivirus muy sencillo. Las funciones que nos ofrece el antivirus de Microsoft son:

  • Protección contra virus y amenazas.
  • Protección contra ransomware.
  • Detección y mitigación de vulnerabilidades del sistema.
  • Protección contra alteraciones.
  • Cortafuegos avanzado.
  • Protección de cuentas.
  • Actualizaciones de virus en Windows Update.
  • Control de aplicaciones y navegación (aunque solo con Edge).
  • Monitorización y optimización del rendimiento del dispositivo.
  • Protección para menores.

Windows Defender en Windows 11

Pero no todos los usuarios confían en Microsoft. Y una de las opciones más populares a la hora de elegir un nuevo antivirus para Windows es Avast. Este es el antivirus gratis más conocido y utilizado en todo el mundo. Un antivirus al que sus años en el mercado le han dotado de una gran experiencia y que es capaz de proteger nuestro ordenador de todo tipo de amenazas. Las opciones de seguridad que nos ofrece este software son:

  • Motor antivirus inteligente. Detecta y bloquea virus, malware, spyware, ransomware y el phishing.
  • CyberCapture. Nos permite enviar muestras de los archivos sospechosos para ayudar a mejorar el motor.
  • Inspector de Wi-Fi. Analiza y detecta fallos en la configuración inalámbrica de nuestra casa que pueda dar lugar a peligros.
  • Análisis inteligente. Detecta y bloquea cualquier tipo de grieta que pueda dar lugar a un ataque, desde contraseñas débiles hasta malas configuraciones.
  • Escudo de comportamiento. Un sistema heurístico que analiza el comportamiento de los programas para detectar amenazas ocultas.
  • Modo «no molestar». El antivirus protegerá nuestro PC mientras jugamos o vemos una serie o peli sin mostrar avisos.

Interfaz principal Avast

Avast protege mejor tu PC, pero solo si pagas

Windows Defender no tiene ningún tipo de modalidad de pago. El antivirus es el que es, y no han posibilidad de añadirle nuevas funciones o características pagando una versión «Premium». Sin embargo, en el caso de Avast sí que la hay, y es aquí donde le gana ventaja.

La edición premium, además de todo lo anterior, nos permite aprovechar de otros escudos adicionales para poder estar mejor protegidos en la red. Por ejemplo, lo que obtendremos en esta modalidad es:

  • Motor antivirus avanzado con protección frente a ransomware (igual que en la Free).
  • Escudo web para protegernos de los sitios web falsos.
  • Firewall avanzado para mantener a los piratas informáticos fuera de nuestro PC.
  • Sistema de bloqueo de webcam.
  • Inspector Wi-Fi para detectar vulnerabilidades en nuestro Wi-Fi.
  • Cajón de arena para ejecutar programas sospechosos en un entorno aislado y seguro.
  • Protección para los datos confidenciales.
  • Destructor de datos.
  • Sistema de protección contra el robo de contraseñas.
  • Escudo para evitar que los piratas tomen el control de nuestro PC de forma remota.

Además, tenemos una segunda edición de pago, la Ultimate, que además de todo esto nos permite usar a mayores una conexión VPN para ocultar nuestra identidad en la red y un limpiador avanzado para poder tener nuestro PC siempre al día.

¿Merece la pena cambiar Windows Defender?

Al final, la decisión de un antivirus es muy personal. En lo relacionado con la protección, usando como fuente los datos de AV-Comparatives, los dos antivirus nos ofrecen exactamente la misma protección, siendo capaces de bloquear el 99.7% de todas las amenazas, y comprometiendo a los usuarios con el 0.3% de ellas. Eso sí, mientras que Avast ha devuelto en los últimos tests un falso positivo, Windows Defender no ha devuelto ninguno, siendo un motor más preciso en ese sentido.

Donde sí hay diferencia entre estos dos antivirus es en lo relacionado con el rendimiento. Windows Defender, de siempre, ha lastrado el ordenador al realizar tareas básicas, como instalar programas o ejecutar software de uso común. Esto ha hecho que, según AV-Comparatives, y partiendo de que 0 sería el mejor valor, obtenga una puntuación de 28.4 puntos (la más alta de todas), mientras que su rival, Avast, cuenta con 9.8 puntos.

Entonces, ¿cuál de los dos es mejor? Ambos antivirus nos van a proteger sin problemas de las principales amenazas, eso está claro. Si no queremos problemas, y tenemos un ordenador relativamente potente, Windows Defender se comportará de manera óptima. Por el contrario, si tenemos un ordenador algo lento, Avast puede ofrecernos algo de mejor rendimiento al estar más optimizado. Y, además, este último nos brinda una protección mucho más integral, siempre que estemos dispuestos a pasar por caja.

¡Sé el primero en comentar!