WinZip o WinRAR no solo comprimen archivos, conoce estas otras funciones ocultas

WinZip o WinRAR no solo comprimen archivos, conoce estas otras funciones ocultas

David Onieva

Hay ciertos programas que nos llevan acompañando muchos años y a los que subestimamos sin tener en cuenta sus avances. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos con los habituales compresores de archivos como WinZip o WinRAR que vemos en la mayoría de los equipos.

Son aplicaciones que llevamos usando desde hace mucho tiempo y por lo que sus desarrolladores no han parado de mejorar. Precisamente por esta razón debemos tener en cuenta que estos programas que os comentamos no solamente nos servirán para comprimir archivos. Su funcionalidad va más allá y en algunos casos nos será de mucha ayuda, más si tenemos en cuenta la importancia de internet en estos instantes.

Por tanto, es interesante conocer algunos otros usos y funciones ocultas que podemos utilizar en estos compresores del tipo de WinZip o WinRAR. En estas mismas líneas os vamos a dar otros tipos de uso gracias a esas funcionalidades integradas que seguro os resultarán muy útiles. Además, os hablaremos de características que podéis encontrar en la práctica totalidad de estos compresores y descompresores de archivos, no solo en los más populares.

Compartir muchos ficheros más cómodamente

Hay que tener en cuenta que uno de los modos de uso de estos programas centrados en la compresión de archivos, es unir muchos de estos contenidos en un solo fichero. De este modo se logra un archivo que unifica todo ese contenido y además ocupando menos espacio. Por tanto, no es difícil imaginar que este funcionamiento nos será muy útil hoy día para compartir todo ello a través de internet.

Además de agilizar la subida y bajada de contenidos online, logramos optimizar la compartición de todo ello. No es lo mismo, por ejemplo, enviar por correo decenas de ficheros que hacer lo mismo, pero con uno solo que contenga todos ellos.

Proteger contenidos con contraseña

La mayoría de los programas de este tipo incluyen una función que nos permite asignar una contraseña al nuevo fichero que creemos aquí. De esta manera protegemos los contenidos que vayamos agregando al archivo comprimido y tan solo se podrá acceder al mismo si se tiene esa clave de acceso. Evidentemente y como medida de seguridad, esto no será muy útil tanto para guardar información a modo de copia de seguridad, como a la hora de compartirlo por internet.

archivo comprimido

Como no podía ser de otro modo, en el caso de que compartamos ese archivo comprimido con otros, de manera obligatoria deberíamos proporcionar esa contraseña para poder abrirlo.

Cifrar los archivos antes de comprimir

De manera conjunta a la funcionalidad mencionada antes de la contraseña, también podemos establecer un sistema de cifrado para todos los archivos que formen parte de ese comprimido. Con todo ello añadimos un plus de seguridad en el caso de que vayamos a subir los archivos que hemos creado a internet para que usuarios no deseados no puedan acceder a todo lo que aquí almacenemos.

Reparar comprimidos dañados

A su vez en ocasiones nos podemos encontrar con que hemos recibido algún fichero de estas características, es decir, comprimido, pero que está dañado y no podemos abrirlo. Pues bien, estos programas también suelen tener una función de reparación de ficheros comprimidos para así no perder aquello que contienen. Y es que perder la información guardada en un archivo comprimido seguro que nos puede causar más de un quebradero de cabeza.

1 Comentario