¿Merece la pena hacer máquinas virtuales de pago con VMware?

¿Merece la pena hacer máquinas virtuales de pago con VMware?

Rubén Velasco

Las máquinas virtuales nos permiten instalar sistemas operativos encima de Windows de manera que podamos instalar un segundo sistema operativo, y cualquier programa, por encima de nuestro sistema principal. La principal ventaja de estas máquinas es que nos permiten probar sistemas, programas y configuraciones con la seguridad de que nada de lo que hagamos en ellas alterará el funcionamiento de nuestro sistema operativo principal. Hay muchos programas que nos permiten montar este tipo de páginas, pero uno de los más veteranos, y más populares, es VMware.

VMware es una de las empresas de virtualización más grandes y populares, tanto en entornos domésticos como en empresas. Esta empresa cuenta con un amplio catálogo de soluciones de todo tipo de manera que todos puedan encontrar los productos que mejor se adapten a sus necesidades. El software que nos interesa a nosotros, para poder virtualizar sistemas operativos, es VMware Workstation.

Las máquinas creadas con este programa suelen ser las que mejor rendimiento nos ofrecen, además de ser compatibles con una mayor cantidad de sistemas operativos. Un software de lo más completo capaz de satisfacer las necesidades de cualquier usuario, tanto para usar en casa como en empresas.

Instalar VMware Tools en macOS - 2

VMware Workstation Player vs Pro

Dentro de VMware Workstation podemos encontrar dos ediciones. La más popular, y extendida, es la Pro. Esta es la edición de pago del programa, tiene un coste de 275 euros, y es la solución más completa que encontraremos.

Sin embargo, para uso personal, VMware Workstation cuenta con una edición que podemos usar de forma gratuita: VMware Player. A grandes rasgos, las ediciones Pro y Player son iguales, aunque la segunda cuenta con una serie de limitaciones y restricciones que debemos tener en cuenta, como:

  • No tiene interfaz basada en pestañas.
  • Carece de Snapshots (instantáneas o copias de seguridad de las VM).
  • Solo permite ejecutar una máquina virtual al mismo tiempo.
  • No permite clonar máquinas.
  • La función de compartir no está disponible.
  • Imposibilidad de crear o usar máquinas virtuales cifradas.
  • No tiene un modo SSH para Linux que nos permita conectarnos con un clic.
  • No permite renombrar las redes virtuales.
  • No tiene simulador de redes virtuales.
  • No se puede conectar a servidores vSphere/ESXi.
  • No compatible con vSphere Host Power Control.

Muchas de estas limitaciones pueden sernos irrelevantes, porque seguramente no necesitemos sus funciones. Pero hay algunas de estas limitaciones que sí pueden llegar a ser molestas. Por ejemplo, no poder compartir archivos, la limitación de ejecutar solo una máquina virtual a la vez o no poder hacer snapshot. Y pagar 275 euros por ello es excesivo, especialmente cuando existen alternativas gratis, que ofrecen esto, y mucho más, como VirtualBox.

VirtualBox, la mejor solución para andar por casa

VirtualBox es la principal alternativa a VMware. Este software se caracteriza sobre todo por ser un programa totalmente gratuito y de código abierto. VirtualBox tiene algunas limitaciones respecto a VMware, sobre todo en el rendimiento de determinados sistemas operativos. Sin embargo, todas sus funciones son totalmente gratuitas. Y este programa no tiene las principales limitaciones de VMware Player, por lo que podemos crear instantáneas, ejecutar varias máquinas virtuales a la vez y compartir archivos entre la VM y el host, así como entre máquinas virtuales.

Este software de virtualización no tiene una interfaz basada en pestañas, pero cada máquina virtual se abre en una ventana independiente, por lo que podremos diferenciar cada máquina sin problemas.

¿Qué software debo usar?

VMware Workstation Pro es el más completo. Pero, desde luego, no vale lo que cuesta. Y menos teniendo una alternativa, como VirtualBox, que podemos usar de forma totalmente gratuita. VMware nos ofrece su edición gratuita, Player, que trae muchas de las características de la Pro, pero está demasiado limitada, y funciones clave, como las snapshot, no se pueden utilizar. Por lo tanto, no es una opción viable.

Si estás pensando en virtualizar un sistema operativo, el mejor programa que puedes bajar a día de hoy es VirtualBox. Para uso personal y doméstico podrá satisfacer todas las necesidades a la hora de probar nuevos sistemas operativos, y cualquier tipo de programa, sin alterar el funcionamiento de nuestro PC.

Principal VirtualBox

Puedes bajar VirtualBox para empezar a usarlo desde ya mismo en este enlace.