Tengo un archivo ZIPX: ¿qué ventajas ofrece frente a los ZIP normales?

Por diversos motivos, desde hace muchos años en ciertas ocasiones nos decantamos por utilizar un programa de compresión de archivos. Estos nos ofrecen algunas interesantes funciones para manejar mejor nuestros contenidos, como por ejemplo sucede con el programa WinZip.

En la era de internet en la que nos encontramos, los archivos comprimidos nos serán de enorme ayuda para compartir grandes cantidades de ficheros, por ejemplo. Al mismo tiempo usamos estos útiles programas para realizar copias de seguridad que vamos a almacenar, o con el fin de ahorrar espacio en disco. Debemos tener en consideración que mientras que hace unos años se trataba de programas centrados únicamente en la compresión y descompresión, hoy van un paso más allá.

Conscientes de su importancia, los desarrolladores de aplicaciones como WinZip intentan llevar sus proyectos a un nivel superior para que sean más útiles. Un claro ejemplo de todo ello nos lo encontramos con este formato nativo que quizá algunos no conocéis. Y es que en ciertas ocasiones nos podemos encontrar con un archivo comprimido en formato ZIPX, por lo que no sabemos cuáles son las ventajas o inconvenientes de este archivo. Esto es precisamente lo que os queremos aclarar en estas mismas líneas.

Qué son los archivos ZIPX y para qué puedo usarlos

Pues bien, llegados a este punto os diremos que un archivo en formato ZIPX es un comprimido creado en el mencionado programa WinZip, pero algo más avanzado. Decimos esto porque para la creación de este el usuario ha utilizado uno o varios de sus métodos de compresión avanzada disponibles en la aplicación los comentamos. Son varias las ventajas que nos propone este formato en concreto y por lo que en ocasiones se utiliza. Por ejemplo, ZIPX se usa si en el futuro vamos a compartir este fichero y necesitamos un nivel de compresión más elevado de lo habitual.

En resumidas cuentas, podríamos decir que usamos este formato en concreto para obtener archivos más pequeños que usando el formato ZIP convencional. Así obtendremos ficheros más optimizados para compartir con otros o almacenar ahorrando espacio en disco. Eso sí, a pesar de las ventajas que su uso nos propone, también nos vamos a encontrar con algunos inconvenientes al trabajar con este formato. Esto es algo que afecta de manera directa a la compatibilidad del fichero con el que nos encontramos.

interfaz winzip

Nos referimos a que para descomprimir un ZIPX ahora o en el futuro, vamos a necesitar disponer de la aplicación WinZip. Esto es algo que también se hace extensible a otros programas que sean compatibles con este formato. Sin embargo, la disponibilidad de estos es inferior a si por ejemplo hemos utilizado un ZIP convencional. Asimismo, podríamos decir los métodos avanzados de compresión utilizados en los archivos ZIP se basan en el formato de archivo ZIP original de código abierto, pero con mejores resultados en cuanto a la compresión de información.

Este punto quizá muchos de vosotros os preguntéis la razón por la que no se utiliza siempre este tipo de archivo más efectivo. Pues bien, su descompresión puede llevar algo más de tiempo en el proceso, y además no todos los programas de estas características son compatibles con el mismo. Esto se traduce en que en ocasiones el receptor que reciba el fichero puede tener problemas para acceder a su contenido.

¡Sé el primero en comentar!