¿Es seguro y fiable actualizar los drivers con CCleaner?

Al hablar del software que forma parte de nuestro sistema operativo, en muchas ocasiones no prestamos la debida atención a los drivers o controladores. Estos son más importantes de lo que nos podríamos imaginar en un principio, y además hay programas que nos ayudan a gestionarlos, tal y como sucede con CCleaner.

Estos pequeños elementos software son los que se encargan de hacer que el sistema operativo como tal y el componente al que pertenecen, se pueden entender. De lo contrario todo aquello que instalásemos o conectamos al PC probablemente no funcionaría. De igual modo estos controladores se encargan de añadir las nuevas funciones o comportamientos al hardware instalado y que ha desarrollado su fabricante. Por tanto, mantener al día y actualizados estos elementos es algo básico.

De lo contrario es posible que nos encontremos con constantes fallos en el ordenador y en buena parte de sus componentes hardware. Para actualizar estos drivers que comentamos, no tenemos más que acceder al Administrador de dispositivos y pinchar con el botón derecho sobre cada uno de los componentes que vemos aquí. Si alguno aparece marcado con un icono amarillo, significa que tiene algún problema grave. Pero al mismo tiempo nos encontramos con determinadas soluciones software que nos ayudan en este tipo de tareas.

Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos en el popular programa que os hemos mencionado antes, CCleaner. Entre las muchas funciones de limpieza y optimización de Windows que nos propone este software, nos encontramos con una especialmente centrada en la actualización de estos elementos. Ahora bien, quizá muchos usuarios se pregunten así es seguro y fiable mantener actualizados nuestros controladores en Windows a través de este programa.

Por qué no es de fiar CCleaner para actualizar controladores

Llegados a este punto lo primero que debemos conocer son los drivers WHQL. Para que os hagáis una idea, estos controladores también conocidos como Windows Hardware Quality Labs, son los que se han probado y son compatibles con el sistema Windows. De hecho, WHQL proporciona pruebas propias a los desarrolladores externos para que puedan testear la compatibilidad de sus productos con el sistema operativo.

Así, en el caso de que cumplan con los requisitos de estos test, serán compatibles con el sistema operativo de Microsoft. Además, pueden mostrar el logotipo de la marca en sus elementos de marketing. Asimismo, se incluyen en la lista de compatibilidad de hardware, conocida como HCL, del gigante del software. Pero con todo y con ello, al contrario de lo que sucede con otras propuestas similares, CCleaner Driver Updater no garantiza el uso de drivers WHQL. Al menos no indican este dato en concreto entre las características del producto en su web oficial, tal y como sí sucede en otros productos.

Es precisamente por esta razón por la que algunos usuarios quizá puedan desconfiar acerca de la fiabilidad de los controladores utilizados aquí. Por el contrario, a modo de ejemplo, la propuesta para actualizar controladores que nos ofrece la firma IObit con Driver Booster, sí que nos deja claro que los drivers aquí usados han pasado la prueba WHQL.

Esto no quiere decir que siempre vayamos a tener problemas con los controladores que se descarguen a través de la aplicación de CCleaner. Sin embargo, tenemos más posibilidades de encontrarnos con algún tipo de incompatibilidad. Todo ello si comparamos esta aplicación con algunas otras de la competencia que ofrece los mismos servicios.

¡Sé el primero en comentar!