¿Es necesario desfragmentar una memoria o disco duro USB?

Las diferentes unidades de almacenamiento que usamos a diario en nuestro ordenador son tan importantes como otros componentes. Nos referimos a elementos hardware de la importancia de la CPU o la memoria RAM. Pero también utilizamos elementos externos como memorias flash o discos duros USB que en ocasiones también podemos desfragmentar.

Ya se trate de unidades internas o externas, al hablar del almacenamiento en nuestro ordenador, uno de los objetivos que buscamos es la fluidez de funcionamiento. Para lograr este objetivo que os comentamos podemos llevar a cabo diferentes movimientos que nos ayuden a obtener mejores resultados tanto en la escritura como en la lectura de datos. Uno de los movimientos más habituales que llevamos a cabo desde hace años es desfragmentar estas unidades de almacenamiento a las que nos referimos.

Lo cierto es que esto es algo que llevamos a cabo de manera habitual en los discos duros HDD que tenemos instalados en nuestro ordenador. De esta manera el propio sistema operativo se encarga de unificar todos los sectores ocupados para así mejorar la velocidad de acceso a los mismos. Este es un proceso que correr la general puede llevar un tiempo, pero los resultados que obtenemos serán beneficiosos en nuestra experiencia de uso.

Llegados a este punto y en los tiempos que corren, quizá nos preguntemos acerca de la posibilidad de desfragmentar unidades de memoria flash, o discos duros USB. La principal razón de ello es que el uso de este tipo de dispositivos externos ha crecido en gran medida en los últimos tiempos. Hay que tener presente que en estos momentos muchos usuarios utilizan estas unidades externas de manera constante en sus equipos.

Cuándo desfragmentar memorias flash o discos USB

Por tanto, en estos casos los usuarios suelen demandar casi la misma velocidad de acceso a estos componentes externos, que a los discos internos. Pues bien, con el fin de lograr una mayor velocidad de lectura y escritura en estas unidades, muchos se plantean la posibilidad de desfragmentar estos discos. Sin embargo, no siempre va a ser efectivo este método de funcionamiento para todos los tipos de unidades de almacenamiento.

desfragmentar discos

Para empezar, nos centraremos en las unidades de disco que conectamos a nuestro ordenador a través de un puerto USB. Cabe mencionar que en este caso nos podemos encontrar tanto con discos HDD como SSD. En el caso de que se trate de un disco duro externo sólido, es decir, SSD, no servirá de nada desfragmentar este tipo de unidades. Por tanto, nos podemos ahorrar este paso para lograr una mayor fluidez en su funcionamiento. Sin embargo, si estamos trabajando con una unidad externa del tipo HDD, desfragmentar este disco duro nos será muy útil. De hecho, lo más recomendable es llevar a cabo este tipo de tareas de manera periódica para así mejorar su funcionamiento.

De igual modo nos podemos encontrar con las hoy en día habituales memorias flash que conectamos igualmente vía USB al PC. Aquí os diremos que al igual que sucede con los discos USB SSD, desfragmentar estas unidades flash no nos sirve de nada, por lo que igualmente nos lo podemos ahorrar.

¡Sé el primero en comentar!