Funciones ocultas de Chrome o Edge para que navegues más rápido

Funciones ocultas de Chrome o Edge para que navegues más rápido

David Onieva

Con el paso de los años los navegadores de Internet son aplicaciones que se han convertido en clave para la mayoría de los usuarios. De hecho estos son de los primeros programas que abrimos cada vez que encendemos el PC, o accedemos al móvil, por lo que deben tener un buen rendimiento.

Claro, su importancia viene dada en gran medida gracias a que nos dan acceso al inmenso mundo de Internet, lo que no es poco. De todo ello son plenamente conscientes sus desarrolladores, de ahí que estos no paren de trabajar y mejorar sus proyectos. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos, por ejemplo, en un gigante como es Google. Y es que a pesar de los muchos proyectos que esta firma tiene en marcha, una de sus prioritarios es precisamente su navegador web, Chrome.

Algo similar podríamos decir de Microsoft, ya que son muchos los medios y esfuerzos que está poniendo en su nueva propuesta, el programa Edge ahora basado en un motor Chromium. Además estos programas están repletos de funciones que nos son de mucha ayuda a la hora de movernos por Internet. A todo ello le podemos sumar las funciones de seguridad que a su vez implementan para que nuestros datos personales estén a salvo.

Pero no todo son ventajas en este sentido, ya que, por ejemplo, son aplicaciones que generalmente consumen muchos recursos del PC. Asimismo, por muy seguros que sean, siempre pueden dar paso a todo tipo de malware que puedan dejar pasar, y por no hablar de la escasa privacidad que algunos nos proporcionan. Ahora vamos a echar un vistazo a algunas funciones poco conocidas que podéis usar para mejorar su rendimiento.

Función de aceleración por hardware para mejorar el rendimiento

Muchos de los navegadores de los que os hablamos en estas mismas líneas, cuentan con una función interna que se llama Aceleración por hardware. Al mismo tiempo esto es algo que podemos activar o desactivar dependiendo de las circunstancias de cada uno o de las necesidades.

aceleracion hardware rendimiento

Esto, cuando lo tenemos activo, hace uso de algunos de los componentes del propio equipo como la GPU del sistema. Pero claro, dependiendo de las especificaciones internas del PC, nos interesará hacer uso de todo ello en el navegador, o no. Si tenemos un equipo moderno, al menos relativamente, esta aceleración por hardware hará que el navegador funcione más rápido.

Usar la configuración de rendimiento recomendada

Los desarrolladores de estos programas de los que os hablamos en estas líneas, como no podía ser de otro modo, intentan optimizar el funcionamiento de su software al máximo. Es por ello que algunas de estas propuestas integran una funcionalidad por medio de la cual el programa busca y usa la configuración más adecuada. Este es el caso de Firefox, por ejemplo, que dispone de una opción llamada Usar configuración de rendimiento recomendada.

Es evidente que esta la podemos activar si lo consideramos necesario para así poder hacer que el navegador se adapte al hardware de tu equipo. Así, lo que en realidad logramos es un mejor rendimiento y carga más rápida de webs.

Desactivar las medidas de seguridad

Esta es una opción que no siempre es recomendable llevar a cabo, nos referimos a la posibilidad de desactivar la mayoría de las funciones de seguridad de un navegador. Con esto no referimos a apagar la función que evita el rastreo de las webs, las cookies, el control de descargas, etc. Todo ello nos servirá para acelerar un poco el programa como tal, pero claro, con los riesgos que todo esto conlleva. De hecho este es un movimiento que tan solo os recomendamos llevar a cabo cuando estéis muy seguros de que las páginas visitadas, son completamente de fiar, de lo contrario, no.

Eliminar las extensiones innecesarias en el navegador

A pesar de la enorme utilidad que nos proporcionan muchas de las extensiones que añadimos a nuestro navegador de Internet favorito, no siempre son recomendables. Al menos en gran número, ya que muchas siguen funcionando en segundo plano, lo que afecta directamente al rendimiento del software.

Es por ello que lo más recomendable llegado el caso, es que eliminemos aquellos complementos que consideramos como prescindibles. Esto permitirá liberar algunos recursos, lo que mejorará el funcionamiento del software.