¿Juegas a Minecraft? Cuidado con hacer esto, o acabarás baneado

Si tenemos que hablar de un juego que nunca pasa de moda, este es, sin duda, Minecraft. El sandbox de Mojang siendo contando con millones de usuarios de todo el mundo, contando, sobre todo, con un público especialmente joven. Por ello, a Microsoft no le ha quedado otra que buscar la forma de que los jugadores se diviertan y puedan estar seguros al mismo tiempo mientras juegan online. Y, aunque ha tardado 11 años en llegar, finalmente el título de Microsoft va a contar con funciones de moderación y un nuevo sistema de baneos. Así funciona.

La nueva actualización de Minecraft, la 1.19.1, introduce un nuevo sistema de moderación mediante el cual, personal especialmente capacitado de Microsoft se encargará de monitorizar la actividad de los usuarios en los mundos públicos y, si detecta cualquier indicio de mal comportamiento expulsará a los jugadores que las incumplan. La duración del baneo será directamente proporcional a la de la violación de los términos, pudiendo incluso a ser una expulsión definitiva del sandbox de construcción. En los próximos meses Microsoft establecerá nuevas normas de expulsión, como baneos temporales para aquellos que no sean reincidentes o cometan infracciones leves.

Baneo Minecraft

En el momento que un usuario es baneado del juego, automáticamente dejarán de poder conectarse a los servidores del juego, así como unirse a Realms, organizar eventos, unirse a ninguno de ellos, e incluso serán expulsados del mercado. Tampoco se podrá acceder a los mundos de Minecraft Earth y, en el caso de Xbox, ni siquiera a sus propios mundos creados. En otras palabras, una vez baneado de Minecraft, el juego quedará casi inservible. Eso sí, los mundos privados no se moderarán.

Si creemos que hemos sido expulsados de forma injusta, y no hemos incumplido ninguna normal, podremos pedir una revisión en este enlace.

Motivos de expulsión, o baneo, de Minecraft

Al final, las normas de comportamiento que ha establecido Microsoft no son diferentes a las de cualquier otro juego online. Estas normas se resumen en un buen comportamiento cívico, siendo respetuoso con los demás. Entre otras, las principales reglas que ha impuesto Microsoft y que pueden dar lugar a la expulsión del juego son:

  • Discursos de odio o discriminatorios.
  • Compartir contenidos sexuales.
  • Solicitudes de contacto inapropiado.
  • Amenazas que se extiendan a la vida real.
  • Exponer información personal de otros jugadores.
  • Publicar enlaces a software malicioso.
  • Suplantar la identidad del personal de Microsoft o Minecraft.
  • Spam comercial de cualquier tipo.
  • Hacer trampas, o cualquier cosa que afecte negativamente a la experiencia de juego de otra persona.

Desde luego, este nuevo sistema de moderación, con sus respectivas sanciones, es algo bueno. Y esperamos que llegue a más juegos de Microsoft para poder acabar de una vez con todas con estos tramposos que solo perjudican al juego.

Fuente > Minecraft

¡Sé el primero en comentar!