Juega a la PlayStation original con estos emuladores para Windows

La PlayStation original llegó a Europa en 1995 de la mano de Sony para competir directamente contra la Nintendo 64. Una consola de 32 bits muy potente que apostaba por los CDs como medio para los juegos en lugar de los «cartuchos» y con las míticas Memory Card de 8 MB para guardar nuestras partidas. En su día, la PlayStation era una de las consolas más potentes que podíamos encontrar en un hogar. Más incluso que muchos ordenadores. Sin embargo, hoy en día es muy sencillo volver a jugar a los juegos que aún guardemos de esta consola gracias a uno de estos emuladores de PSX.

Cómo funcionan los emuladores de PlayStation

Los emuladores de PSX son programas preparados para permitirnos jugar a la consola de Sony directamente en nuestro ordenador. Estos programas pueden cargar nuestros CDs originales, en caso de que aún los guardemos, o las copias de seguridad de los mismos en forma de imagen ISO o como imagen CUE+BIN. Además, necesitaremos cargarles en la mayoría de los casos una BIOS original, algo que no está bien visto por Sony.

Los requisitos que debemos cumplir para poder emular la PSX no son nada del otro mundo. Cualquier PC moderno podrá con esta consola sin problemas. Sin embargo, si queremos conocerlos al detalle estos son:

  • Procesador Dual Core a 800 MHz.
  • 1 GB de memoria RAM.
  • Soporte nativo a la aceleración 3D.
  • Windows XP, macOS de 64 bits o Linux.
  • DirectX 8.0 o superior.
  • CD-ROM 16x o más rápida.

Eso sí, si quieres tener una experiencia más moderna, te recomendamos apostar por una de las muchas remasterizaciones que se están llevando a cabo de estos juegos. Crash, Spyro, Medievil y Tony Hawks son solo algunos ejemplos de los juegos clásicos de la consola de Sony que están teniendo una segunda vida gracias a sus remasterizaciones y remakes. Estas versiones se pueden encontrar para PC (en algunos casos) o para las nuevas consolas de Sony.

Mejores juegos de la consola

La PlayStation original ha sido una consola que ha marcado un antes y un después en lo que a consolas domésticas se refiere. Y no solo por ser una de las más potentes en su día del mercado, o haber apostado (correctamente) por el CD como medio para sus juegos, sino por la gran cantidad de títulos que incluso a día de hoy son dignos de volver a jugar una y otra vez.

Cuando hablamos de PSX, desde luego uno de los juegos más reconocidos que podemos encontrar para esta plataforma es Metal Gear Solid. Además, también podemos contar con continuaciones se sagas anteriores como el Castlevania: Symphony Of The Night y, por supuesto, los Final Fantasy VII, VIII y IX. El miedo tampoco faltó en esta consola con grandes títulos como los Resident Evil o Silent Hill, y grandes juegos de aventura como Tomb Raider o Oddworld: Abe’s Oddysee.

Las plataformas tuvieron también una especial importancia dentro de este ecosistema, dando vida a sagas como Spyro y Crash Bandicoot. Y los deportes también tuvieron una gran relevancia dentro de esta consola, desde la lucha gracias a Tekken y Street Fighter hasta las carreras de Gran Turismo, Driver o Wipeout, los deportes callejeros de Tony Hawk’s Pro Skater y, por supuesto, los FIFA.

Los mejores emuladores de PlayStation 1 o PSX

A pesar de ser en su día una consola muy potente, hoy en día es posible emularla sin problemas en prácticamente cualquier ordenador o dispositivo. Lo único que tenemos que hacer es elegir el emulador adecuado, como cualquiera de los que vamos a ver a continuación.

ePSXe, el mejor emulador de PSX para PC

ePSXe

Aunque podemos encontrar varios programas que nos van a permitir volver a jugar los juegos de PlayStation 1, el más conocido, y utilizado en Windows, es ePSXe. Este es uno de los emuladores que mejor funciona y más compatible con todos los juegos que se lanzaron para esta videoconsola.

ePSXe es un emulador modular. Es decir, funciona mediante módulos. Por defecto cuenta con una serie de emuladores para poder elegir el que queramos para los gráficos, sonidos e incluso para el CD-ROM. La configuración de estos plugins viene adaptada por defecto para ofrecer el mejor funcionamiento y la mayor compatibilidad para la mayoría de los juegos. Pero, si queremos, y tenemos tiempo, podemos configurar muchos parámetros para ajustar el funcionamiento del programa al que nosotros queramos.

Este emulador, aunque lleva desde 2016 sin actualizarse, es uno de los más avanzados que podemos encontrar. Está disponible para Windows, macOS y Linux, y podemos bajarlo desde aquí. Para poder funcionar necesitamos tener las BIOS, pero, por motivos legales, estas no se distribuyen con él.

Lo mejor:

  • El más popular y el que más ha evolucionado.
  • Totalmente modular: adáptalo a tus gustos y necesidades mediante plugins.
  • Soporta CD-ROM y juegos originales.

Lo peor:

  • Algo complicado de configurar.
  • Necesita BIOS.

PCSX-Reloaded, el emulador de PlayStation 1 más personalizable

PCSX-Reloaded

También conocido como pcsxr, este es uno de los muchos emuladores de PSX que nació a partir del proyecto PCSX-df, utilizando el código base original de este simulador de PlayStation y portándolo tanto a Linux como a macOS. Además, el desarrollador aprovechó para solucionar una serie de errores, y aplicar varias optimizaciones, que los desarrolladores del proyecto original se negaban a hacer.

Sus principales características son las mismas que las de PCSX-df, es decir, un emulador basado en el proyecto PCSX original, con una interfaz renovada y mejorada, compatible con los plugins de PSemu, y optimizado para ejecutarse en sistemas de 64 bits sin problemas.

Podemos descargar este emulador desde este enlace. Eso sí, su desarrollo lleva más de una década sin actualizaciones, por lo que podría considerarse algo obsoleto teniendo en cuenta que ePSXe, y RetroArch, sí están mucho más al día.

Pros:

  • Multiplataforma.
  • Soporte para 64 bits.

Contras:

  • Lleva más de 10 años sin actualizaciones.

AdriPSX, la opción más sencilla y pequeña

Emulador AdriPSXAdriPSX se creó como un emulador para uso comercial, no exclusivo, para algunas compañías privadas. Sin embargo, su creador decidió crear otro emulador, partiendo de los mismos principios, para compartirlo con todos los usuarios que quieran jugar a esta consola.

Este emulador parte del proyecto original, e introduce una serie de mejoras y optimizaciones para hacerlo superior a él. Es un emulador muy preciso, pequeño y eficiente. Puede emular sin problemas cualquier juego de PSX sin la necesidad de una tarjeta gráfica muy potente, e incluso funciona en equipos con procesadores Atom.

Podemos descargar este emulador gratis desde este enlace.

Ventajas:

  • Muy optimizado: funciona en casi cualquier hardware.

Inconvenientes:

  • No es de los más populares, por lo que el soporte y la ayuda en Internet son muy limitados.

RetroArch, varios emuladores para PSX y mucho más

RetroArch PSX

Los emuladores específicos para determinadas plataformas están muy bien, pero han quedado obsoletos. Si nos gustan los juegos retro, lo mejor que podemos hacer es optar por un multi-emulador que nos permita jugar a todas las consolas, como es el caso de RetroArch.

RetroArch es un frontend para el kit de emuladores Libretro que, mediante una serie de cores, nos permite jugar a prácticamente cualquier plataforma. Por supuesto, este emulador cuenta con un core para poder emular la PSX en cualquier PC sin necesidad de complicaciones ni configuraciones complicadas. Eso sí, es necesario tener la BIOS en nuestro poder para que pueda arrancar el core y cargar el juego.

Podemos descargar RetroArch gratis desde su web principal. Este emulador está disponible absolutamente para cualquier plataforma o sistema operativo.

Pros:

  • Permite agrupar toda la biblioteca en un solo lugar y acceder rápidamente a los juegos.

Cons:

  • No está especializado en PS.
  • No es un emulador como tal, es un fronend.

Mednafen, los juegos pioneros de Sony en tu poder

Mednafen

Un multi-emulador similar a RetroArch, pero más sencillo de configurar y utilizar, es Mednafen. Este emulador también es compatible con una gran cantidad de plataformas diferentes, entre ellas, por supuesto, la PSX. Con Mednafen podemos cargar el emulador de PlayStation 1 y cualquier juego que fuera comercializado durante el ciclo de vida de esta consola.

Para poder jugar a estos títulos en este emulador vamos a necesitar, sí o sí, copiar las BIOS de PlayStation en la carpeta del programa. Además, soporta guardados rápidos desde el propio programa, aunque los desarrolladores nos recomiendan tener mucho cuidado, si los usamos a la vez que las partidas guardadas en la Memory Card, para evitar corromper los datos del juego y tener que empezar de cero. También soporta imágenes de discos en formato CUE, listas M3U para los juegos de varios discos, y dispone de funciones para mejorar la calidad de los gráficos.

Este emulador también es gratuito y de código abierto, y podemos bajarlo gratis desde este enlace.

Pros:

  • Funciona con todos los juegos.
  • Interfaz sencilla, aunque no muy bonita.

Contras:

  • Depende sí o sí de las BIOS de PlayStation.
  • No es un emulador exclusivo.

DuckStation, un excelente emulador de PlayStation 1 y PSX

DuckStation PS1

DuckStation es otro de los emuladores de PSX más modernos que podemos encontrar. un emulador relativamente nuevo diseñado para permitirnos emular sin muchas dificultades, y con un excelente rendimiento, la clásica consola de Sony. Este emulador cuenta con una buena cantidad de opciones de configuración, pero a diferencia de otros emuladores, no dependemos de complejos plugins que debemos configurar y cargar en el emulador.

Este emulador es capaz de cargar los juegos en los formatos de imagen de disco más comunes, como IN, ISO, IMG, CUE, CHD, M3U, EXE, PSEXE, PSF y MiniPSF. Lo que no puede hacer es cargarlos desde ficheros comprimidos en ZIP, RAR, etc. Los controles son totalmente personalizables para mapearlos como queramos, soporta hasta 10 puntos de guardado por cada juego, y uno rápido, y nos ofrece varias opciones para configurar el renderizado de la pantalla, el ratio y mucho más. Un emulador moderno para jugar a lo clásico.

Podemos descargar DuckStation desde su repositorio en GitHub. Eso sí, para hacerlo funcionar necesitaremos tener las BIOS de la consola, ya que sin ellas los juegos no arrancarán.

Lo mejor:

  • Emulador nuevo.
  • Compatible con prácticamente todos los formatos de juegos de PSX existentes.

Lo peor:

  • Depende sí o sí de las BIOS.

¿Cuál es el mejor emulador?

Como podemos ver, la lista de emuladores disponibles que nos permiten jugar a la PlayStation 1 es muy larga. Se trata de una consola que lleva ya mucho tiempo en el mercado y que la comunidad de desarrolladores conoce lo suficientemente bien como para ofrecer una buena experiencia de emulación incluso en ordenadores que no son de última generación.

De todos los emuladores que acabamos de ver, el mejor, más veterano, y el más usado por los usuarios es ePSXe. Este emulador cuenta con una tasa de compatibilidad muy alta (por no decir completa) que nos va a permitir jugar a cualquier título que haya sido lanzado para esta plataforma. Es capaz de leer los principales formatos de juegos que podemos encontrar en la red, e incluso nos permite cargar nuestros CD-ROM originales sin problemas. Además, gracias a su diseño modular, podemos configurar todos y cada uno de los aspectos del programa en función de si queremos mejor calidad, mayor rendimiento, o exprimir al máximo nuestro hardware.

Si este programa nos resulta complicado y buscamos algo más fácil y directo, entonces recomendamos apostar por RetroArch. Este centro de juegos tiene varios cores para poder cargar y emular juegos de PlayStation 1, siendo los dos mejores el Beetle PSX, basado en el módulo de PSX de Mednafen, o PCSX reARMed, un core basado en PCSX optimizado, sobre todo, para procesadores ARM (como el del Raspberry Pi).

Descargar las BIOS de PSX

Las BIOS de PS1 o PSX son un volcado del firmware de la consola donde se encuentra todo lo necesario (como las claves, o las instrucciones internas de la consola) necesario para poder cargar los juegos fuera de la plataforma. Sin esta BIOS, el ordenador tendría que cargar los juegos por fuerza bruta, y emular una gran cantidad de instrucciones para simular el hardware de la consola, lo que supondría una pérdida considerable en el rendimiento de los juegos.

Uno de los principales hándicaps de esta consola es que Regio Locked. Es decir, una consola europea solo podría reproducir juegos de Europa, por lo que si intentábamos reproducir un juego japonés o americano, la consola no podría leerlo. Es por ello por lo que, para poder jugar a todos los juegos, vamos a necesitar 3 BIOS diferentes, una por cada región.

  • SCPH1001.CUE – La más común y de la que más se habla. Es la BIOS de Estados Unidos. Es necesaria para todos los juegos en formato NTSC USA. Otras versiones de la BIOS de PSX americana son las SCPH7001 y SCPH7003.
  • SCPH1000.CUE – La BIOS japonesa. Es la primera que se desarrolló, ya que es la que tiene la numeración más inferior. Necesaria para los juegos PAL JP. Hay otras versiones algo más avanzadas de esta, como la SCPH3000, SCPH3500, SCPH5000 y la SCPH7000.
  • SCPH7502.CUE – Si vamos a jugar a juegos PAL EUR, esta es la BIOS que tenemos que bajar y habilitar en el emulador. Es la más moderna y avanzada de todas. Otras versiones de esta BIOS de la Play europea son la SCPH1002 y SCPH5552.

Los emuladores como tal no son ilegales, y no incumplen ningún derecho de autor por parte del gigante del entretenimiento. Sin embargo, con el tema de las BIOS de Play 1 es diferente. Estas partes de software han sido desarrolladas exclusivamente por Sony, y cuentan con sus respectivos derechos de autor. Es por eso por lo que, cuando bajamos un emulador, no vienen las BIOS incluidas.

Es muy fácil descargarlas. Bastará con una rápida búsqueda en Google para encontrarnos con decenas de webs que plantan cara a Sony y nos permiten bajar estos archivos. El tamaño medio de la BIOS de PSX es de entre 200 y 300 KB, por lo que en apenas un par de segundos lo tendremos en el PC.

¿Es legal usar estos programas?

Esta es la pregunta del millón. ¿Es legal usar emuladores para jugar a juegos que, seguramente, hayamos bajado de Internet? En este caso, la tenencia del juego original no nos da permiso para poder jugarlo en cualquier lugar, sino que, para que sea 100% legal poder usar el emulador es necesario tener la consola (que, al final, no deja de ser una especie de «licencia» para poder jugar a los juegos), y el juego. Y si tenemos la consola y el juego, ¿por qué vamos a recurrir a la emulación?

Obviamente, ni Sony ni nadie nos va a perseguir por usar emuladores. Eso sí, siempre y cuando su uso sea privado y no tengamos, por ningún lado, ánimo de lucro. Las copias privadas no están penadas en nuestro país, siempre que ni nos lucremos ni las distribuyamos a otras personas a través de Internet.

Ahora bien, aunque no es ilegal, tampoco es algo legal. Los emuladores son programas que se han creado ilegalmente usando (generalmente) ingeniería inversa para aprender cómo funciona la consola y poder replicar su funcionamiento. Y eso está claramente en contra de los términos de hardware de cualquier fabricante de consolas. Esta es la razón por la que los emuladores no es que sean de código abierto, sino que todos son gratuitos, ya que, al no haber ingresos, Sony no inicia trámites legales contra los creadores.

Donde sí podemos encontrar problemas es a la hora de descargar las BIOS de PlayStation, ya que esta parte del software sí que tiene derechos de autor, y podemos estar incurriendo en un delito. Por ello, los emuladores no suelen incluirlas, y, además, suele ser algo complicado encontrarlas en la red.

¡Sé el primero en comentar!