Juega a la PlayStation original con estos emuladores para Windows

Juega a la PlayStation original con estos emuladores para Windows

Rubén Velasco

La PlayStation original llegó a Europa en 1995 de la mano de Sony para competir directamente contra la Nintendo 64. Una consola de 32 bits muy potente que apostaba por los CDs como medio para los juegos en lugar de los «cartuchos» y con las míticas Memory Card de 8 MB para guardar nuestras partidas. En su día, la PlayStation era una de las consolas más potentes que podíamos encontrar en un hogar. Más incluso que muchos ordenadores. Sin embargo, hoy en día es muy sencillo volver a jugar a los juegos que aún guardemos de esta consola gracias a uno de estos emuladores de PSX.

Los emuladores de PSX son programas preparados para permitirnos jugar a la consola de Sony directamente en nuestro ordenador. Estos programas pueden cargar nuestros CDs originales, en caso de que aún los guardemos, o las copias de seguridad de los mismos en forma de imagen ISO o como imagen CUE+BIN. Además, necesitaremos cargarles en la mayoría de los casos una BIOS original, algo que no está bien visto por Sony.

Los requisitos que debemos cumplir para poder emular la PSX no son nada del otro mundo. Cualquier PC moderno podrá con esta consola sin problemas. Sin embargo, si queremos conocerlos al detalle estos son:

  • Procesador Dual Core a 800 MHz.
  • 1 GB de memoria RAM.
  • Soporte nativo a la aceleración 3D.
  • Windows XP, macOS de 64 bits o Linux.
  • DirectX 8.0 o superior.
  • CD-ROM 16x o más rápida.

Eso sí, si quieres tener una experiencia más moderna, te recomendamos apostar por una de las muchas remasterizaciones que se están llevando a cabo de estos juegos. Crash, Spyro, Medievil y Tony Hawks son solo algunos ejemplos de los juegos clásicos de la consola de Sony que están teniendo una segunda vida gracias a sus remasterizaciones y remakes. Estas versiones se pueden encontrar para PC (en algunos casos) o para las nuevas consolas de Sony.

ePSXe, el mejor emulador de PSX para PC

ePSXe

Aunque podemos encontrar varios programas que nos van a permitir rejugar los juegos de PlayStation 1, el más conocido, y utilizado en Windows, es ePSXe. Este es uno de los emuladores que mejor funciona y más compatible con todos los juegos que fueron lanzados para esta videoconsola.

ePSXe es un emulador modular. Es decir, funciona mediante módulos. Por defecto cuenta con una serie de emuladores para poder elegir el que queramos para los gráficos, sonidos e incluso para el CD-ROM. La configuración de estos plugins viene adaptada por defecto para ofrecer el mejor funcionamiento y la mayor compatibilidad para la mayoría de los juegos. Pero, si queremos, y tenemos tiempo, podemos configurar muchos parámetros para ajustar el funcionamiento del programa al que nosotros queramos.

Este emulador, aunque lleva desde 2016 sin actualizarse, es uno de los más avanzados que podemos encontrar. Está disponible para Windows, macOS y Linux, y podemos bajarlo desde aquí. Para poder funcionar necesitamos tener las BIOS, pero, por motivos legales, estas no se distribuyen con el.

PCSX-Reloaded, el emulador de PlayStation 1 más personalizable

PCSX-Reloaded

También conocido como pcsxr, este es uno de los muchos emuladores de PSX que nació a partir del proyecto PCSX-df, utilizando el código base original de este simulador de PlayStation y portándolo tanto a Linux como a macOS. Además, el desarrollador aprovechó para solucionar una serie de errores, y aplicar varias optimizaciones, que los desarrolladores del proyecto original se negaban a hacer.

Sus principales características son las mismas que las de PCSX-df, es decir, un emulador basado en el proyecto PCSX original, con una interfaz renovada y mejorada, compatible con los plugins de PSemu, y optimizado para ejecutarse en sistemas de 64 bits sin problemas.

Podemos descargar este emulador desde este enlace. Eso sí, su desarrollo lleva más de una década sin actualizaciones, por lo que podría considerarse algo obsoleto teniendo en cuenta que ePSXe, y RetroArch, sí están mucho más al día.

AdriPSX, la opción más sencilla y pequeña

Emulador AdriPSXAdriPSX fue creado como un emulador para uso comercial, no exclusivo, para algunas compañías privadas. Sin embargo, su creador decidió crear otro emulador, partiendo de los mismos principios, para compartirlo con todos los usuarios que quieran jugar a esta consola.

Este emulador parte del proyecto original, e introduce una serie de mejoras y optimizaciones para hacerlo superior a él. Es un emulador muy preciso, pequeño y eficiente. Puede emular sin problemas cualquier juego de PSX sin la necesidad de una tarjeta gráfica muy potente, e incluso funciona en equipos con procesadores Atom.

Podemos descargar este emulador gratis desde este enlace.

RetroArch, varios emuladores para PSX y mucho más

RetroArch PSX

Los emuladores específicos para determinadas plataformas están muy bien, pero han quedado obsoletos. Si nos gustan los juegos retro, lo mejor que podemos hacer es optar por un multi-emulador que nos permita jugar a todas las consolas, como es el caso de RetroArch.

RetroArch es un frontend para el kit de emuladores Libretro que, mediante una serie de cores, nos permite jugar a prácticamente cualquier plataforma. Por supuesto, este emulador cuenta con un core para poder emular la PSX en cualquier PC sin necesidad de complicaciones ni configuraciones complicadas. Eso sí, es necesario tener la BIOS en nuestro poder para que pueda arrancar el core y cargar el juego.

Podemos descargar RetroArch gratis desde su web principal. Este emulador está disponible absolutamente para cualquier plataforma o sistema operativo.

Mednafen, los juegos pioneros de Sony en tu poder

Un multi-emulador similar a RetroArch, pero más sencillo de configurar y utilizar, es Mednafen. Este emulador también es compatible con una gran cantidad de plataformas diferentes, entre ellas, por supuesto, la PSX. Con Mednafen podemos cargar el emulador de PlayStation 1 y cualquier juego que fuera comercializado durante el ciclo de vida de esta consola.

Este emulador también es gratuito y de código abierto, y podemos bajarlo gratis desde este enlace.