¿De verdad merece Internet Explorer el desprecio que le hacemos?

Aunque parezca algo relativamente actual, lo cierto es que Internet ya lleva una buena cantidad de años entre nosotros, décadas se podría decir. Pero claro, nunca había tenido tanta repercusión como ahora. De hecho programas y plataformas que marcaron una época, como el navegador Internet Explorer, ahora han caído casi en el olvido.

Cierto es que todo aquello que rodea a las conexiones de las que echamos mano de manera continuada hoy día, cada vez forma parte más importante de nuestras vidas. Ya sea desde el móvil, el PC u otros dispositivos, nos mantenemos conectados en todo momento. Sin embargo, como os comentábamos, ha habido referentes en el pasado que aunque no lo parezca, marcaron un punto de inflexión en algunos sentidos.

Por ejemplo este es el caso del software para navegar propiedad de Microsoft, Internet Explorer. En su momento este fue en máximo exponente en este sector del software en concreto, con Netscape como uno de sus principales rivales. Sin embargo, como muchos de vosotros sabréis, hoy día está casi desaparecido.

No solo eso, sino que multitud de usuarios lo consideran como un software peligroso, malicioso y que hay que mantener lejos. Pero quizá ese desprecio que algunos muestran ante ese software de los de Redmond, no es del todo justo, como veremos. Todo a pesar de las importantes vulnerabilidades y fallos de seguridad de los que hizo gala en su hundimiento.

entrada internet explorer

Internet Explorer llegó a tener un 95% de mercado

Aunque no lo parezca en pleno 2021, este navegador que algunos tanto desprecian, en su momento llegó a tener una cuota de mercado del 95%. Estas son cuotas a las que Chrome n siquiera se ha acercado, pero también es cierto que la competencia era menor, y los usuarios globales, muchos menos. Pero con todo y con ello, esas cifras demuestran la importancia de este programa para navegar.

Es un navegador con más de 20 años de edad

Por otro lado, otro de los puntos que valdría la pena recordar, es que el primer Internet Explorer que Microsoft lanzó al mercado, fue en el año 1995. Con esto lo que queremos decir es que no todos los programas llegan a esas edades, y aún presentes. Y es que se usa poco, cierto, pero este es un navegador que aún tiene un mercado.

No en vano aún lo podemos encontrar en buena parte de los equipos basados en Windows 10, por no hablar de los que cuentan con Windows 7, por ejemplo. De hecho para muchos usuarios en todo el mundo, sigue siendo su primera opción, ya sea por desconocimiento, o por necesidad.

Sigue siendo muy importante en algunas empresas

A pesar de que la mayoría de los usuarios lo rechazan, en algunos entornos empresariales sigue siendo un navegador importante. Esto se debe a que este programa es el único que soporta determinados protocolos que llevan décadas entre nosotros, y que a pesar de estar desfasados, siguen en funcionamiento. Esto es algo que, como decimos, se reduce a ciertas webs de ámbito empresarial que no han evolucionado mucho, y por tanto requieren como navegador, Internet Explorer.

De ahí precisamente que, por ejemplo, el nuevo Edge incluye un modo Internet Explorer que el usuario puede activar si lo necesita.

2 Comentarios