4 trucos para no perder el tiempo al diseñar una página web

Dentro de la amplia gama de posibilidades por las que nos podemos decantar en el sector de la programación, todo aquello centrado en la web está al orden del día. Aquí podemos realizar todo tipo de trabajos, empezando por diseñar una nueva página web para ofrecerla al resto del mundo.

Y es que ambos campos, el mundo de la programación y el diseño digital, están creciendo de manera exponencial. Pero claro, los contenidos plataformas y objetos a utilizar aquí cada vez son más, por lo que debemos intentar optimizar nuestro trabajo. En concreto nos referimos a que, si estamos planeando adentrarnos en el sector del diseño de páginas web, debemos intentar no perder el tiempo ni nuestro esfuerzo. Como os podéis imaginar todo ello nos permitirá ser más efectivos y productivos tanto en proyectos personales como más profesionales, al tiempo que obtenemos mejores resultados.

Precisamente por todo ello a continuación os vamos a hablar de una serie de medidas que podéis tomar para así no perder tiempo y ser más productivos en estos trabajos.

Cómo mejorar la productividad al diseñar una nueva web

Tal y como os decíamos antes, en estos instantes disponemos de multitud de elementos que podemos usar en estos proyectos. Pero no debemos volvernos locos y utilizar aquello que necesitamos y en su medida justa.

fuentes web

  • Usa las fotos de forma efectiva: cierto es que las imágenes son parte fundamental de cualquier página web. Sin embargo, también es verdad que su uso debe ser moderado y utilizar fotos optimizadas. Por ejemplo, podemos prescindir de las imágenes genéricas que generalmente pasan desapercibidas para los visitantes. Es mejor usar fotos que realmente aporten algo. También es interesante adaptar su tamaño de resolución a lo que necesitamos, lo que mejorará el proyecto.
  • Utiliza solo las fuentes necesarias: el uso de estos elementos, las fuentes, supone uno de los recursos más habituales en el diseño web. Pero para ahorrar tiempo y esfuerzos además de ganar en fluidez de carga, debemos tener cuidado en este sentido. Debemos tener en consideración que la mayoría de los usuarios que van a visualizar esa web ya tienen sus propias fuentes en el sistema. Por tanto, lo mejor es utilizar las más habituales para no complicarnos nosotros y así optimizar en gran medida nuestro trabajo.
  • Elimina elementos innecesarios del código: hay determinadas herramientas que nos permiten visualizar el contenido real de los archivos CSS. Así tendremos la posibilidad de eliminar estilos duplicados de manera efectiva y rápida y ganar en productividad. Gracias a estas herramientas limpiamos el código de nuestro proyecto de programación web, lo mejoramos, y ahorramos tiempo en el trabajo.
  • Elige bien el formato de los archivos: en los tiempos que corren disponemos de una enorme cantidad de tipos de archivos. Esto es algo que se hace especialmente patente cuando nos referimos a los ficheros multimedia que tanto usamos en estos proyectos. Sin embargo, lo más conveniente es que utilicemos formatos actuales y eficientes. Esto nos permitirá ganar tiempo a la hora de localizar lo que realmente nos interesa implementar, y obtendremos resultados más optimizados. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos en el uso de archivos de imagen WebP o en los AVIF. Hay que decir que también podemos decantarnos por los gráficos vectoriales en formato SVG.
¡Sé el primero en comentar!