4 desventajas que verás en los navegadores basados en Firefox ahora

El sector del software centrado en los navegadores de Internet no para de mejorar y evolucionar a medida que su penetración de mercado aumenta. Esto es algo que sucede especialmente con las propuestas más usadas hoy día como Mozilla Firefox, Google Chrome o Microsoft Edge.

Pero además de estas, que son las soluciones de este tipo más populares, hay otras muchas con menos usuarios. Sin embargo y a pesar de todas las opciones que encontramos en este sentido, a nivel general las podemos distinguir en dos categorías. En aquellas que se centran en Firefox, y aquellas que lo hacen en Google Chrome. Durante años estos dos han sido los principales referentes del sector, por lo que muchos de estos programas se centrar en sus motores de renderizado.

También merece una mención especial el crecimiento que está experimentando Edge de Microsoft, pero esta nueva versión mejorada se basa en el Chromium de Google. De hecho la gran mayoría de los navegadores de la actualidad se basan en este mismo proyecto del gigante de las búsquedas. Y es que en estos momentos podemos encontrarnos con algunas importantes desventajas al usar un navegador basado en el motor de Firefox. De esto es precisamente de lo que os vamos a hablar en las próximas líneas.

Dispone de menos extensiones

Uno de los principales reclamos de los navegadores web actuales, son las extensiones que podemos instalar en los mismos. Es por ello que a la hora de decantarnos por uno alternativo basado en Chrome o en Firefox, decir que la segunda propuesta tiene muchas menos posibilidades a elegir. Esto se debe a que la mayoría de los desarrolladores de estas, se centran más en cubrir las necesidades de los programas Chromium al llegar a más gente.

Extensiones Chrome

Problemas y fallos con los últimos estándares de Internet

Algo similar puede suceder con ciertos protocolos y estándares que se usan a diario al navegar por Internet. Hay que tener en cuenta que las más recientes versiones de los mismos se lanzan antes para ser compatibles con los navegadores Chromium por la razón expuesta antes, su penetración de mercado más elevada.

Es por ello que algunos usuarios se pueden encontrar con ciertos problemas a la hora de cargar contenidos de algunos portales.

Desarrollo más lento de las últimas funciones

Como os hemos comentado antes, estos programas no paran de crecer. Esto se logra con la llegada de nuevas funciones que se lanzan en las actualizaciones. Pero claro, si tenemos en cuenta que la mayoría de los desarrolladores pertenecer al proyecto Chromium, estas llegan antes, generalmente, a sus propios desarrollos, que a los basados en Firefox.

Microsoft y Google apoyan Chromium

Y para terminar también podemos comentar que los dos principales gigantes del software actual como son Google y Microsoft, forman parte del proyecto Chromium. Esto es un importante añadido al crecimiento y mejora de los navegadores basados en este motor. Sin desmerecer a Mozilla, que mucho ha logrado con Firefox estos años, se está quedando un poco por detrás en este sentido, lo que afecta a sus programas.

2 Comentarios