3 trucos para que tu biblioteca de fotos ocupe menos en el disco duro

Muchos usuarios en estos momentos disponen de potentes cámaras de fotos para capturar sus mejores momentos. Incluso si no es así los dispositivos móviles que llevamos siempre encima cuentan con cámaras de alta definición. De esta manera podemos crear una extensa biblioteca de archivos de este tipo en nuestro PC.

Especialmente en el caso de que habitualmente guardemos estas imágenes en alta definición o resolución, se puede dar el caso de que cada uno de estos ficheros se ocupe un espacio considerable en disco. Como es evidente esto se hace especialmente importante cuando disponemos de una gran cantidad de fotografías guardadas. Si partimos de la base de que las unidades de disco de las que disponemos son limitadas en cuanto a su espacio, estas bibliotecas de imágenes se pueden convertir en un inconveniente.

Por un lado, no deseamos deshacernos de ninguno de estos contenidos aquí guardados, pero por otro a veces tenemos que priorizar los programas y datos que utilizamos a diario en el PC. Es por todo ello que se puede dar en el caso de que tomemos la determinación de solucionar todo ello intentando reducir ese espacio ocupado. Cierto es que siempre tenemos la posibilidad de borrar parte de esos contenidos, pero en la mayoría de los casos no será la mejor solución. Tenemos la posibilidad de echar mano de otras medidas con las que reducir el tamaño de nuestra biblioteca de fotos en disco.

biblioteca fotos

Precisamente con el fin de lograr ese objetivo, a continuación, os vamos a hablar de una serie de trucos para ahorrar espacio en disco reduciendo nuestra biblioteca de fotos sin perder contenidos.

Ahorra disco reduciendo el tamaño de tu biblioteca de fotos

Dejando a un lado la eliminación de archivos fotográficos para reducir el tamaño de la biblioteca, veamos qué otros pasos podemos dar. En primer lugar, hay que tener en cuenta que en la mayoría de las ocasiones nos vamos a encontrar con archivos fotográficos repetidos. Estos pueden ocupar bastante más espacio en disco del que podríamos imaginar en un principio. Pues bien, un paso que podemos dar en este mismo sentido es eliminar estos archivos fotográficos repetidos.

Hacerlo manualmente se puede convertir en una tarea bastante compleja a la vez que tediosa, pero podemos echar mano de programas específicos para borrar fotos repetidas. Una vez estemos seguros de que disponemos de archivos almacenados una sola vez, podemos dar otro paso adicional. Este pasa por comprimir toda nuestra biblioteca de fotos en un solo fichero. Como os podéis imaginar esto es algo que llevamos a cabo con los habituales compresores que tantos años llevan entre nosotros. Podemos utilizar programas tales como WinRAR o 7ZIP para este tipo de tareas.

Eso sí, no es necesario que todo lo aglutinemos en un solo fichero, sino que podemos crear varios en base a múltiples categorías. Pero eso no es todo lo que podemos llevar a cabo aquí. al mismo tiempo tenemos la posibilidad de instalar algún programa que funcione con ficheros por lotes para reducir la resolución de las fotos de nuestra biblioteca. Aunque perdamos algo de tamaño o calidad, lo cierto es que lograremos reducir de manera importante el espacio ocupado en las unidades de disco, manteniendo asimismo todos los contenidos.

1 Comentario