Usa tu Raspberry Pi para bajar Torrent con este sistema operativo

Generalmente cuando tomamos la decisión de comprar un nuevo ordenador, normalmente nos decantamos por un equipo de sobremesa o un portátil. Estos pueden ser de mayor o menor tamaño dependiendo de nuestras necesidades o su potencia. Pero en ocasiones lo más recomendable es utilizar un mini PC, para lo cual un Raspberry Pi es una de las mejores soluciones.

Además, otras consideraciones que debemos tener presente es que estos equipos de reducidas dimensiones nos permitirán ahorrar una buena cantidad de dinero. De ahí precisamente el éxito que han tenido a lo largo de los años y las versiones que se han lanzado. Hay que tener en consideración que muchos usuarios se hacen con uno de estos reducidos dispositivos para alguna tarea específica que necesiten. Si a esto le sumamos que apenas ocupan espacio, se convierten en una buena solución para múltiples tipos de uso.

A todo lo comentado le debemos sumar la posibilidad de instalar multitud de sistemas operativos diferentes dependiendo de nuestras necesidades. De ahí precisamente la necesidad de hacer una buena elección en este sentido. Con esto lo que os queremos decir es que, a la hora de decantarnos por un sistema u otro para el Raspberry Pi, antes deberíamos considerar cuál será su modo de funcionamiento. Se puede dar el caso de que lo queramos para probar y experimentar con estos sistemas alternativos.

De igual modo nuestra idea inicial puede ser utilizar el dispositivo a modo de consola retro, como centro multimedia, como equipo centrado en la seguridad, para llevar a cabo tareas de hacking ético, o como servidor de archivos.

Monta tu servidor Torrent en Raspberry Pi

Al mismo tiempo uno de los usos habituales que podemos dar a un dispositivo de estas características, que haga las veces de servidor de archivos Torrent. De esta manera podremos tenerlo en funcionamiento prácticamente de manera constante descargando ficheros de redes P2P. No hace falta decir que con esto lo que logramos es liberar a nuestro ordenador principal de este tipo de tareas. Quizá en un principio la preparación y configuración del mini PC para este el tipo de trabajos que os comentamos, pueda parecer un tanto complejo.

Pero hay que tener en consideración que en estos momentos disponemos de un sistema operativo para Raspberry Pi que nos será de mucha ayuda. En concreto aquí nos referimos al uso del sistema operativo llamado FreeNAS. Tal y como su propio nombre nos deja entrever, en realidad se trata de un sistema de código abierto que podemos utilizar en el Raspberry Pi para temas de almacenamiento. De hecho, está especialmente preparado para crear diferentes tipos de unidades RAID y funcionar como servidor de archivos.

freenas interfazFreeNAS nos ofrece todas las facilidades para gestionar nuestras descargas de archivos Torrent de manera directa, lo que cumple con el objetivo buscado. Hay que decir que desde aquí podemos crear nuestro propio cliente Torrent y gestionar todos los archivos que pasen por el mismo, tanto de subida como de bajada. Se basa en FreeBSD Y sus requerimientos mínimos son quizá un poco más exigentes a lo que estamos acostumbrados. Sirva como claro ejemplo de todo ello que nos recomienda instalarlo en un Raspberry Pi equipado con 8 gigas de memoria RAM.

Pero al margen de esto nos propone todo el software y las funciones necesarias para convertir nuestro Raspberry Pi en un efectivo servidor de archivos Torrent.

¡Sé el primero en comentar!