Programas que no puedes tener en el Raspberry Pi por no usar Windows

No podemos negar que el Raspberry Pi se ha convertido en uno de los micro-ordenadores más populares. Su precio, y potencia, le han convertido en una opción de lo más asequible para trastear, montar un servidor casero e incluso para convertirlo en una consola retro. Este dispositivo utiliza hardware libre, y cuenta con una gran variedad de sistemas operativos donde elegir. Incluso es posible convertirlo en un ordenador de bolsillo, totalmente funcional, para llevarlo siempre con nosotros. Sin embargo, a la hora de elegir los programas que vamos a usar, podemos encontrarnos con limitaciones.

Al principio, cuando salieron las primeras unidades, Raspbian (ahora conocido como Raspberry Pi OS, el sistema operativo oficial basado en Debian) se encontró con una serie de problemas a la hora de hacer funcionar muchos de los programas. Estos se debían a que, al usar un procesador ARM, muchos programas (como VLC) no estaba preparados. Hoy en día podemos usar cualquier programa de Linux en el Raspberry Pi. Pero ¿qué pasa con los programas de Windows?

No existe una versión oficial de Windows para el Raspberry Pi. Hay proyectos que consiguen hacerlo funcionar, pero con muchos problemas. Y hay una versión de Windows 10 para IoT que nada tiene que ver con la versión de escritorio a la que estamos acostumbrados.

Raspberry Pi OS

Por tanto, si queremos usar el Raspberry Pi como ordenador principal, debemos saber que habrá varios programas con los que no podemos contar. Estos son algunos de ellos.

Programas no disponibles para el Raspberry Pi

Microsoft Office para abrir y redactar documentos

La suite ofimática de Microsoft, Office, es una de las primeras aplicaciones que primero solemos echar de menos. Microsoft solo desarrollada Office para Windows y macOS, dejando Linux siempre sin la posibilidad de usar su suite. Por lo tanto, no podemos usar Word, Excel o PowerPoint en Raspberry Pi OS ni en las otras distros para este micro-ordenador.

Como alternativa a la suite de Microsoft podemos optar por LibreOffice, suite libre y totalmente gratuita que funciona a la perfección.

Photoshop, el popular editor de fotos

Otro de los programas que echamos de menos en Linux es Photoshop. Y, por lo tanto, tampoco podremos usarlo en este micro-ordenador. Photoshop es uno de los programas estrella de Adobe y nos permite realizar todo tipo de retoques y ediciones a nuestras fotos. Ni Photoshop, ni otros programas relacionados como Lightroom, estarán disponibles para usarlos en este micro-pc.

Como alternativa, podemos elegir GIMP, uno de los rivales más cercanos al programa de Adobe. Y si personalizamos su interfaz podemos hacer que GIMP sea igual que Photoshop.

Adobe Acrobat, el editor de PDF más completo

Igual que ocurre con Photoshop, también echaremos en falta Adobe Acrobat, el visor y editor de documentos PDF más usado en Windows. Adobe nunca ha apoyado a Linux, por lo que sus programas no están disponibles para este sistema operativo. Pero al igual que en los casos anteriores, existen excelentes alternativas con las que podremos tanto abrir como editar documentos PDF, como el propio LibreOffice Draw.

Juegos modernos o triple A

Por supuesto, también tenemos que olvidarnos de jugar. Esto viene dado por dos razones. La primera de ella es que la mayoría de los juegos no están portados a Linux, y solo podrían ejecutarse en Windows. Y la segunda de ellas es la limitada potencia de este micro-ordenador, sobre todo en lo que a GPU se refiere.

Aunque, por supuesto, hay alternativas. Si nos gustan los juegos retro, RetroArch será un programa must-have para el Raspberry Pi que no podemos pasar por alto.