Prueba el nuevo LXQt 0.17, el escritorio superligero de Linux

Prueba el nuevo LXQt 0.17, el escritorio superligero de Linux

Rubén Velasco

Si algo destaca de los sistemas Linux es poder encontrar distribuciones para cualquier tipo de equipo, tanto de última generación como de potencia limitada. Al final, no todo es tener una apariencia bonita, llena de efectos, sombras y esquinas redondas, sino que, a veces, prima más el rendimiento y la usabilidad que esta apariencia. Y como lo que más influye en el rendimiento suele ser el entorno gráfico, el escritorio, existen desarrolladores que han creado sus propias interfaces dando mayor importancia al rendimiento. Y una de ellas es LXQt.

LXQt es uno de los escritorios más rápidos de Linux, más rápido que GNOME, KDE e incluso que XFCE. Este está pensado especialmente para correr sin problemas en todo tipo de ordenadores con recursos limitados, equipos de gama baja u ordenadores muy antiguos.

La nueva versión 0.17 de este escritorio no es una actualización tan grande como lo fue la 0.16, hace un par de meses. Sin embargo, sí que podemos encontrar algunos cambios y algunas novedades interesantes como vamos a ver a continuación.

Novedades de LXQt 0.17

La primera de las novedades que nos encontramos en este escritorio es que, a partir de ahora, el escritorio cierra todos los procesos secundarios al cerrar la sesión. De esta manera evitamos que las aplicaciones que no son de LXQt puedan guardar datos de sesión, así como ahorrarnos errores y problemas.

El explorador de archivos de este escritorio, PCManFM, también trae algunas novedades y correcciones. La más relevante es la que nos permite ver la hora de creación de los archivos al usar la vista de detalles. Otro cambio interesante es que en el menú «herramientas» del explorador encontraremos una nueva opción que nos permitirá abrir una nueva pestaña, con permisos de administrador, gracias a GVFS, sin tener que invocar a root. Los problemas de las miniaturas borrosas al mostrar la vista previa de muchos archivos, por fin, son historia.

LXQt 0.17 - fecha creación explorador

Otros cambios a destacar de esta nueva versión del escritorio son:

  • Posibilidad de crear lanzadores o accesos directos desde el menú herramientas.
  • LXQt Power Manager ahora nos permite cambiar entre batería y corriente.
  • LXQt Panel (la barra de tareas) se puede ocultar automáticamente al colocar una ventana junto a ella.
  • LXImage Qt: el visor de imágenes ahora puede ajustar el tamaño de la ventana en función del tamaño de la imagen. También se han movido de sitio las opciones de miniaturas.
  • LXQt Archiver ahora recuerda la configuración de la ventana, y también soporta imágenes ISO.

Por supuesto, también se han corregido distintos errores detectados en la versión anterior.

Cómo probar el nuevo escritorio ligero

Como hemos visto, aunque no es una de las actualizaciones más grandes, sí que es una actualización importante. Si queremos probar las novedades de este escritorio, podemos bajarlo e instalarlo en nuestra distribución fácilmente, sin problemas, desde los repositorios oficiales. Por ejemplo, para probarlo en Ubuntu simplemente tendríamos que ejecutar:

sudo apt update && sudo apt upgrade -y sudo apt install lxqt openbox -y sudo reboot

Si nuestra distro es Rolling Release (como Arch, o Manjaro) la nueva versión del escritorio ya estará disponible a través de una actualización normal. Si no, tendremos que forzar su instalación desde el repositorio, o esperar a que los responsables la lancen a través de una actualización más.

Además, hay muchas distros que vienen con este escritorio preinstalado. Por ejemplo, si instalamos Lubuntu, Fedora (LXQt edition), Arch, Manjaro o Void Linux, podremos disfrutar de LXQt. Eso sí, debemos asegurarnos de tener actualizado el escritorio, ya que si no estaremos usando una versión más antigua y no podremos disfrutar de las novedades que acabamos de ver.