Distribuciones Linux ligeras para portátiles antiguos y poco potentes

Cuando compramos un ordenador, normalmente suele venir con Windows como sistema operativo instalado por defecto. Sin embargo, si hemos comprado un portátil relativamente barato, o nuestro equipo tiene ya unos años, puede que empecemos a notar que cada vez Windows va más lento, y cada vez es más pesado trabajar con el portátil. Para solucionar este problema tenemos dos opciones: formatear e instalar Windows de nuevo, o dar una oportunidad a Linux.

Dentro del ecosistema Linux podemos encontrar una gran cantidad de distribuciones de todo tipo, algunas para usuarios avanzados, otras muy sencillas de utilizar y muy intuitivas, distros para servidores y, por supuesto, distros para ordenadores antiguos y con poco procesador o poca memoria.

Cuándo apostar por un sistema operativo ligero

Un sistema operativo ligero es un SO que consume pocos recursos, como su nombre indica. Sin embargo, estas no siempre son la mejor opción. Para que estas distros consuman pocos recursos, sus desarrolladores han tenido que dar la espalda a funcionar y características que consumen recursos. Podemos encontrarnos, por ejemplo, con problemas de estabilidad, o problemas al instalar y usar determinados programas. Incluso nos daremos cuenta de que estas distros suelen ser, normalmente, feas.

Si nuestro ordenador es relativamente nuevo, o tiene suficiente potencia, es recomendable optar por las distros clásicas, como Debian o Ubuntu. Estas nos darán el mejor rendimiento. De lo contrario, si nuestro PC es muy viejo o poco potente, y queremos disfrutar más de él, a continuación, vamos a ver las mejores distros Linux que podemos encontrar para ordenadores antiguos y poco potentes. Estas son ideales, por ejemplo, para ordenadores con procesadores Atom o Celeron.

Qué debemos buscar en una distro ligera

Hay muchas distros Linux ligeras, pero no todas son iguales. Normalmente, para poder reducir el gasto de memoria y de CPU, y hacer que el sistema operativo funcione en los PCs más antiguos, sus creadores suelen sacrificar características esenciales de estos sistemas. Por ejemplo, lo primero que suelen hacer es eliminar procesos y paquetes que, normalmente, no son necesarios. También suelen compilar sus propios kernels personalizados para evitar cargar determinados demonios y sustituir los programas básicos por otras alternativas más ligeras.

Hay distros que son muy ligeras porque se han eliminado muchos componentes del Kernel y se ha apostado por usar un escritorio muy limitado (o, directamente, no incluir escritorio). Esto implica que para poder usar estos sistemas es necesario tener cierto nivel de conocimientos dentro de Linux, y no las hacen aptas para todos los públicos. Lo mismo ocurre con algunas otras alternativas que hacen lo contrario y usan escritorios para niños: que pueden quedar limitadas para un uso diario, e incluso parecer infantiles y poco serias.

Una buena distro ligera para ordenadores antiguos debe tener varias características. La primera de ella es que no debe incluir programas ni paquetes que no sean estrictamente necesarios para un uso normal. De esta forma, será el usuario quien instale, si lo necesita, lo que quiera instalar. Además, también debe utilizar una versión relativamente nueva del Kernel que nos garantice la mejor compatibilidad y el mejor rendimiento con todo tipo de hardware. Y, por supuesto, tener un mantenimiento frecuente que nos permita actualizarla.

Las mejores distros Linux ligeras

Puppy Linux

Una de las distros más pequeñas y ligeras que podemos encontrar para nuestro PC es Puppy Linux. Esta distro ocupa apenas 300 megas en nuestro disco duro (si decidimos instalarla) y viene con una gran cantidad de paquetes y aplicaciones de manera que sea utilizable nada más instalarla. Puppy es muy rápida y versátil, además de muy sencilla de utilizar para que cualquier usuario, incluso sin conocimientos en Linux, pueda hacerlo.

Puppy Linux

Podemos descargar Puppy Linux desde su página web.

SliTaz

Otra distro, aún más pequeña y ligera que la anterior, es SliTaz. Esta distro se distribuye en formato Live ISO y ocupa menos de 30 megas, alcanzando los 100 MB cuando la tenemos ya instalada en el PC. SliTaz viene con una serie de paquetes y aplicaciones sencillas para poder usar nuestro ordenador, además de permitirnos instalar los paquetes que nosotros queramos para poder usar esta distro con facilidad.

Slitaz Linux

Podemos descargar SliTaz desde el siguiente enlace.

Lubuntu

Mientras que las distros anteriores están pensadas para ordenadores muy muy viejos (por ejemplo, con 128 MB o 256 MB de RAM, Lubuntu ya está pensada para ordenadores que, aunque son poco potentes, son más modernos.

Lubuntu es un «sabor» de Ubuntu que cambia el escritorio por defecto de esta distro por LXQt, además de cambiar muchas de las aplicaciones preinstaladas por otras alternativas más ligeras y pequeñas. A grandes rasgos esta distro se actualiza igual que Ubuntu y es compatible con las mismas aplicaciones que la distro de Canonical, pero al usar LXQt como escritorio por defecto el consumo de recursos es muy inferior.

Lubuntu LXQt

Podemos descargar Lubuntu de forma gratuita desde el siguiente enlace.

Linux Mint

Linux Mint es una de las distribuciones alternativas al ecosistema Ubuntu más populares. Estas distros, aunque se basan generalmente en Ubuntu, tienen bastantes diferencias respecto a ella. Linux Mint suele ser bastante más rápida, ligera y sencilla de utilizar. También viene con una serie de aplicaciones y codecs para poder empezar a usar esta distro desde el primer momento.

Si queremos una distro realmente ligera, debemos descargar las versiones (o sabores) basadas en escritorios MATE o Xfce.

Linux Mint Xfce

Podemos descargar Linux Mint desde su página web principal.

Arch Linux

Por último, no podíamos terminar de hablar de distros ligeras sin hacer referencia a Arch Linux. Arch es una de las distros más minimalistas que podemos encontrar, aunque también es una de las más complicadas de configurar y utilizar.

Cuando instalamos Arch podemos elegir todos los paquetes que queremos instalar en nuestro PC. Si tenemos un ordenador lento, antiguo o con hardware poco potente, podemos instalar solo los paquetes esenciales con un escritorio básico como Openbox para aprovechar al máximo este sistema.

Si reducimos al máximo la instalación de Arch Linux podremos tener el Kernel Linux y poco más.

Arch Linux TTY

Podemos descargar Arch Linux desde el siguiente enlace.

Slax

Este sistema operativo moderno y portable es también otra de las alternativas más rápidas que podemos encontrar para PCs viejos. Este sistema operativo puede ejecutarse directamente desde una memoria USB sin instalarse, tiene interfaz gráfica y soporta programas como, por ejemplo, navegadores web. La imagen ISO ocupa tan solo 300 MB, y solo necesitamos 128 MB de memoria RAM para arrancarlo.

Slax

Podemos descargar esta distro desde esta web.

Xubuntu

A la hora de reaprovechar un equipo antiguo del que aún no nos queremos desprender, como os hemos dicho muchas veces, tenemos varias formas de hacerlo. Una de ellas, de manera casi obligatoria, es echar mano de un sistema operativo ligero que apenas consuma recursos del equipo como tal. O sea que ya nos podemos ir olvidando de Windows 10 y similares. Una de las alternativas más interesantes es alguna de las propuestas que aquí os mostramos. Este es el caso de Xubuntu, una distro de Linux basada en Ubuntu que ha ganado mucha popularidad en los últimos tiempos.

Xubuntu

Buena parte de ello viene dado precisamente a todo esto que os comentamos, el poco consumo de recursos que necesita. Además, como su propio nombre nos deja entrever, este es un software que se basa en un escritorio XFCE. A todo esto le podemos sumar que incluye algunas interesantes aplicaciones, y que podremos ejecutarla en equipos que tan solo dispongan de 512 megas de memoria RAM. Para descargar Xubuntu lo podremos hacer desde este enlace.

Tiny Core

Probablemente, una de las distros Linux más ligeras y pequeñas que podemos encontrar. Esta distro trae consigo tan solo el Kernel y el directorio de root. Es una distribución que puede arrancar y funcionar en tan solo 64 MB de memoria RAM. Sin embargo, no es una de las más útiles que podemos encontrar, ya que tiene muchas carencias.

Tiny Core

Podemos descargar este sistema desde la siguiente web.

¿Cuál es mejor?

Cada uno de los sistemas que acabamos de ver anteriormente tiene sus pros y sus contras. Todas ellas están pensadas para funcionar en ordenadores muy antiguos y con pocos recursos. Si somos usuarios avanzados, la mejor que podemos elegir es Arch Linux. Esta distro hay que configurarla de cero para instalarla en el PC, pero gracias a ello podemos tener el Linux más esencial con los paquetes estrictamente necesarios para trabajar.

Si nuestro ordenador es antiguo, pero no llega al nivel de reliquia, entonces lo que podemos optar por Linux Mint. Esta distro es una de las mejores alternativas a Ubuntu que funciona mejor que el sistema de Canonical en la mayoría de los sentidos.

Por último, si buscamos un sistema que nos sirva para ordenadores muy antiguos, pero no tenemos muchos conocimientos dentro de este SO, las mejores opciones a elegir son Puppy Linux y SliTaz.

¡Sé el primero en comentar!