¿Merece la pena usar Firefox ESR en el día a día?

Aunque es cierto que no está en sus mejores días, Firefox es uno de los navegadores web más importantes dentro del sector de la informática. Este ocupa el tercer puesto en el ranking de navegadores más usados, por detrás de Chrome y Edge, y gracias a él podemos navegar con mayor privacidad y usando software de código abierto. Como con cualquier programa, es importante tener este software siempre al día, para poder navegar seguros y con la última tecnología. Pero ¿qué pasa con la versión ESR de Firefox, que suele ir bastante por detrás de la última versión estable?

Cada varias semanas, Firefox lanza una nueva versión de su navegador, con cambios, correcciones y nuevas funciones. Todos los usuarios que tengan instalado este navegador actualizarán automáticamente para poder estar siempre a la última. Todos, menos los que usen Firefox ESR.

Qué es Firefox ESR

La «Extended Support Release» es una versión especial del navegador que destaca por tener soporte extendido. Los usuarios de esta versión suelen recibir nuevas actualizaciones a la vez que los usuarios de la versión estable de Firefox. Sin embargo, en lugar de incluir todos los cambios, solo reciben las correcciones de errores y los parches de seguridad. Nada más.

Firefox 78.14 ESR

Más o menos, cada 10-13 actualizaciones, suele llegar una nueva ESR. Con la llegada de una determinada versión de Firefox se lanza su ESR de si corresponde. A partir de ahí comienza un nuevo ciclo de mantenimiento que, como os comentamos, dura entre 10 y 13 versiones convencionales del programas. Esto quiere decir que, a partir de ese momento, salen nuevas versiones estables, pero la ESR se mantiene hasta el siguiente ciclo.

De esta manera, en la siguiente ESR, se incluyen todos los cambios y todas las novedades implementadas en el navegador estable a lo largo de todo el ciclo.

Motivos para usar (o no) esta versión en casa

Firefox ESR es una versión del navegador orientada especialmente para empresas. Sacrifica las novedades de este a cambio de ofrecer actualizaciones rápidas, sencillas y seguras, y prima, ante todo, la estabilidad y la seguridad del navegador.

¿Podemos usar este navegador en casa? Por supuesto, sin problemas. Y se comportará igual que lo hace en una empresa. Pero estaremos dando la espalda a las mejoras que Mozilla suele lanzar con cada actualización. Por ejemplo, si implementa una función de seguridad y privacidad que nos interese, hasta la siguiente ESR no la tendremos entre nosotros. Y puede pasar un año.

Además, esta versión tiene acceso a políticas del sistema, pensadas para empresas, a las que la versión normal del navegador no tiene acceso y que, por lo tanto, no necesitamos.

Por ello, debemos elegir. ¿Qué es más importante para nosotros? ¿Estabilidad, o novedad? Para uso personal, en casa, es mucho mejor estar a la última, ya que eso no significa que el navegador vaya a funcionar mal. Solo para empresas, donde la estabilidad y la seguridad sí que son aspectos esenciales, es recomendable esta versión.

Ahora bien, si lo quieres probar, es también una versión totalmente gratuita, de código abierto, y podemos bajarla desde la web de Firefox para empresas.

¡Sé el primero en comentar!