Qué le falta a LibreOffice para alcanzar a Microsoft Office

A estas alturas se puede afirmar casi con total seguridad que, al hablar de suites ofimáticas, LibreOffice es la alternativa más completa e interesante que vamos a encontrar a la popular Office de Microsoft. Sin embargo, aún tiene algunas cosas que mejorar para ponerse a la altura de la propuesta del gigante del software.

Para aquellos que no la conozcáis, aquí hablamos de una suite ofimática de código abierto compuesta por diversos programas que nos serán de ayuda en estas tareas. Y es que como suele ser habitual en estos casos nos encontramos con un editor de textos, un programa de hojas de cálculo, otro para generar fórmulas matemáticas, para presentaciones multimedia, etc. Además, uno de los grandes atractivos que nos ofrece este conjunto de aplicaciones es que las podemos descargar y utilizar en nuestro PC de manera totalmente gratuita.

De hecho, esta es una de las principales ventajas que nos presenta LibreOffice con respecto a Office. Pero con todo y con ello la segunda sigue siendo la más utilizada y aceptada en todo el mundo. Cierto es que poco a poco la tendencia va cambiando hacia la alternativa gratuita, tanto a nivel personal como profesional. Pero aún queda un largo camino por recorrer y algunas versiones por parte de sus desarrolladores, para lanzar. Eso que los responsables del proyecto The Document Foundation, envían constantes mejoras en forma de actualizaciones para la suite de productividad.

impress libreoffice

Pero también hay que admitir que la de Microsoft lleva muchos años asentada en el mercado y es difícil sustituir a uno de los productos software más importantes del mundo.

Cosas que se echan en falta en LibreOffice comparado con Office

Uno de los principales objetivos de los desarrolladores de esta suite de código abierto es todo aquello relacionado con la compatibilidad. Y hablamos precisamente de la compatibilidad con la propuesta Office de Microsoft, o más concretamente con los documentos nativos de la misma. Esto por ejemplo se hace especialmente patente con los DOCX nativos de Microsoft Word. Hay que tener en consideración que los máximos responsables de este proyecto de código abierto trabajan para que la compatibilidad con los archivos de Office sea prácticamente perfecta.

Libreoffice

Esto es algo que hemos podido comprobar de primera mano en las últimas versiones de la suite y en lo que se sigue trabajando. Llegará un momento en que no tengamos ningún problema al abrir o guardar archivos en los formatos nativos de Office. Otro de los apartados criticados en este sentido es que algunos de los programas de hacen un uso excesivo de los recursos del sistema. Esto es algo que está directamente relacionado con el desarrollo interno de las diferentes aplicaciones. De todos modos, The Document Foundation es algo en lo que está trabajando para ir solucionándolo poco a poco.

Cambiando de tercio y como muchos de vosotros ya sabréis, el trabajo en la nube está más en uso que nunca. Precisamente una de las necesidades de multitud de usuarios, especialmente en entornos profesionales, es el poder trabajar directamente en la nube desde su suite ofimática para almacenar y compartir todo tipo de documentos. Esto es algo en lo que tienen que trabajar los responsables de esta propuesta de código abierto. Así lograrán acercarse aún más a otras alternativas como Office de Microsoft o Docs de Google.

2 Comentarios