¡Lo nunca visto! Ubuntu 21.04 trae el último Kernel Linux

Canonical, compañía responsable del desarrollo de Ubuntu, suele lanzar dos actualizaciones al año, parecido a lo que hace Microsoft con Windows 10. Estas actualizaciones pueden ser más o menos grande, según la hoja de desarrollo de la compañía, y generalmente suelen actualizar el núcleo, el escritorio y los paquetes. Este mismo mes, los usuarios de este Linux recibiremos una nueva versión de esta distro, Ubuntu 21.04 «Hirsute Hippo». Esta será una actualización poco importante, con 9 meses de soporte, que servirá para ir marcando el camino hacia la próxima LTS, que llegará en abril de 2022.

Ubuntu, a grandes rasgos, es una buena distro Linux, especialmente para los usuarios que no tienen muchos conocimientos dentro de este ecosistema y quieren dar los primeros pasos en él. Esta es una de las mejores puertas de entrada a Linux, una distro que tiene un excelente equilibrio entre facilidad de uso y rendimiento. Sin embargo, también tiene cosas malas, y una de las peores es el soporte que ofrece Canonical.

Dejando de lado que ofrecer 9 meses de soporte para las versiones no-LTS es insuficiente, Ubuntu rara vez suele venir a la última en software, especialmente en el Kernel. Como Canonical verifica y adapta los núcleos a su distro, cada nuevo lanzamiento de Ubuntu suele venir una o dos versiones por debajo del último Kernel Linux. Sin embargo, con la nueva versión 21.04 la cosa va a ser diferente.

Ubuntu 21.04 Beta

Conoce las novedades de Ubuntu 21.04

Lo primero que nos llama la atención de esta nueva versión de Ubuntu es su núcleo. Tal como podemos ver en la nueva beta de 21.04, Canonical ha incluido el último Kernel Linux 5.11, la última versión (a día de hoy) de este núcleo que nos trae el mejor soporte para las últimas CPU, GPU y otros módulos de hardware. La versión 5.12 se encuentra en fase Release Candidate 6, y puede que llegue a estable antes que la versión final de 21.04, pero, aun así, incluir dicho núcleo es una gran decisión por parte de Canonical.

Pero no todo son buenas noticias, y es que Canonical nos va a dar una de cal y otra de arena. Y es que, a pesar de estar ya disponible el nuevo y revolucionario GNOME 40, Ubuntu 21.04 traerá una versión anterior, la 3.38.4. Si queremos instalar y usar GNOME 40 tendremos que hacerlo a mano ejecutando los siguientes comandos:

sudo add-apt-repository ppa:shemgp/gnome-40 sudo apt update sudo apt install mutter && sudo apt install gnome-shell sudo apt upgrade

Todas las aplicaciones nativas relacionadas con el escritorio vienen actualizadas a la versión correspondiente de GNOME, es decir, no tendremos las versiones Disk utility 40 o Image Viewer 40, sino que tendremos las versiones correspondientes a la versión 3.38 del escritorio.

La seguridad también va a mejorar en esta nueva versión de esta distro. El instalador de Ubuntu, Ubiquity, por fin, permitirá cifrar las unidades EXT4 sin obligarnos a usar un esquema de particiones LVM. Los permisos del directorio home también cambian de 775 a 750 para ser mucho más restrictivo y seguro.

Wayland será el servidor gráfico por defecto para ver si está listo para sustituir a X11. Sin embargo, X11 seguirá estando disponible para todos los usuarios, pudiendo cambiar entre uno y otro fácilmente desde la pantalla de login si hay problemas.

Y, por último, también veremos nuevos cambios estéticos en la apariencia general de Ubuntu, como:

  • Nuevo fondo de pantalla (acorde a Hirsute Hippo).
  • Nuevos iconos.
  • Tema oscuro por defecto.

Descargar y probar la nueva beta

Esta nueva versión beta de Ubuntu podemos bajarla de forma totalmente gratuita, como siempre, desde el siguiente enlace. Bajaremos una imagen ISO de 64 bits que podemos usar para arrancar cualquier ordenador o máquina virtual.

Al ser una versión beta, aún sin acabar, recomendamos no usarla en el día a día, sino tan solo en pruebas. Si queremos un Ubuntu estable, listo para trabajar, recomendamos apostar por la última LTS, 20.04, que nos brindará soporte para actualizaciones durante 5 años.

¡Sé el primero en comentar!