Tenía sospechas de que alguien accedía a mi cuenta de Gmail: así me aseguré

Tenía sospechas de que alguien accedía a mi cuenta de Gmail: así me aseguré

Ignacio Sala

Nuestra de correo electrónico, al igual que nuestro número de teléfono, son los dos métodos de comunicación que utilizamos a diario para realizar cualquier tipo de gestión, por lo que, siempre debemos tener en cuenta que nadie más que nosotros, tenga acceso. En el caso de nuestro número de teléfono, es un proceso muy sencillo ya que para hacer un duplicado de nuestra SIM es necesario nuestro DNI. Sin embargo, acceder a nuestro correo es mucho más sencillo.

Si habitualmente accedemos desde varios ordenadores a nuestra cuenta de Gmail, lo más probable es que estemos acostumbrados a no cerrar sesión para que sea más rápido acceder a esta plataforma para leer y contestar los correos electrónicos que recibimos. Además, también es probable que nuestro navegador guarde la contraseña de acceso, por lo que cualquier persona de nuestro entorno puede acceder a ella. Si queremos evitar que alguien más que nosotros, pueda acceder a nuestra cuenta de Gmail, lo primero que debemos hacer es cerrar sesión (o utilizar la navegación de incógnito) siempre que acabemos y no guardar la contraseña en el navegador. ¿Cómo puedo saber si alguien ha accedido a mi cuenta de Gmail?

Comprobar quien accede a mi cuenta

Gmail pone a nuestra disposición una herramienta que nos permite conocer desde donde se ha accedido a nuestra cuenta y cuándo ha sido la última vez que se ha hecho. Esto nos permite saber, rápidamente, si alguien más que nosotros tiene acceso a nuestra cuenta de correo. Para conocer esta información, tan solo debemos acceder a la página principal de Gmail y dirigirnos a la parte inferior, concretamente a la opción Detalles.

Acceso cuenta Gmail

Justo encima, se muestran todas las ubicaciones desde donde se está teniendo acceso a nuestra cuenta. Al pulsar en Detalles, se muestra una nueva ventana donde vemos todos los accesos que ha tenido nuestra cuenta, junto con la IP y la última fecha de acceso. Justo en la parte inferior, se muestra nuestra IP, la IP del ordenador que estamos utilizando para conectarnos a internet, lo que nos permitirá salir rápidamente de dudas acerca de si corresponde o no a nuestro equipo o conexión a internet de nuestro hogar o lugar de trabajo.

Acceso cuenta Gmail

Si tanto la hora de acceso como la IP no nos suenan, tan solo debemos pulsar en Revisión de Seguridad para que se muestren todos los dispositivos que tienen y han tenido acceso en el pasado a nuestra cuenta de Gmail. Si alguno de los dispositivos que se muestran ya no están en nuestras manos o no lo conocemos, tan solo debemos pulsar en el botón Retirar para evitar que vuelva a tener acceso.

Acceso cuenta Gmail

Evita que vuelva a suceder

Si queremos evitar que nadie más que nosotros podamos acceder a nuestra cuenta de Gmail, además de seguir los pasos que os hemos indicado más arriba, también debemos activar la Autenticación en dos pasos. De esta forma, cada vez que queramos acceder, recibiremos un mensaje en nuestro dispositivo móvil de confirmación, un mensaje que podemos aprobar (si somos nosotros) o denegar (si no estamos intentando acceder en ese momento).

¡Sé el primero en comentar!