Consejos para arreglar el error de Red no identificada en Windows

Son muchos los errores con los que nos podemos encontrar en Windows 10 o Windows 11, pero uno de los tipos más comunes son los relacionados con las redes y la conexión a Internet. Al mismo tiempo y en estos momentos, también son estos de los que un mayor trastorno nos puede provocar para trabajar.

Esto es algo que se hace extensible tanto si hacemos vemos el error al usar de una conectividad Wi-Fi, como si lo hacemos vía cable Ethernet. Por tanto, en ocasiones nos podemos encontrar ante el molesto error de Red no identificada o Unidentified Network Error. Por tanto, en estas mismas líneas os vamos a dar una serie de consejos para arreglarlo. Si se da el caso de que, usando una red Wi-Fi o Ethernet en Windows os encontramos con un error que reza Red no identificada, veamos qué hacer. Hay que decir que hay varias maneras de solucionarlo, como os vamos a mostrar.

Por qué aparece este error en Windows

¿Por qué no tengo Internet? Es una pregunta que nos hacemos cuando comprobamos que nuestro navegador no puede cargar páginas web. El mensaje «Red no identificada» puede aparecer en Windows por varios motivos. Pero siempre está relacionado con un problema de comunicación con la red. Una de las causas más comunes que nos podemos encontrar es que el PC no puede obtener una dirección IP correctamente al no ser capaz de conectarse a la red. O porque tenemos una IP configurada a mano que no corresponde con la red del router.

Los motivos por los que Windows no se puede conectar a la red pueden ser, por ejemplo, porque el propio firewall de Windows esté bloqueando, por seguridad la conexión. Suele ser común en redes públicas, o abiertas. También puede deberse a un mal estado de las conexiones (en redes cableadas) o a una mala configuración del Wi-Fi de nuestro router.

Pero no siempre puede ser así. También es posible que el problema se deba a un error de configuración en Windows, ya sea por un driver en mal estado, o por un problema con el protocolo de red.

En resumen, los motivos por los que puede aparecer este error en nuestro Windows son los siguientes:

  • Una mala actualización del PC ha desconfigurado la red.
  • Se ha configurado mal la IP de Windows, tanto manualmente como por el DHCP.
  • Error con el driver de la tarjeta de red.
  • Mala configuración de los ajustes de Internet.
  • Aplicaciones de terceros interfieren en las conexiones.
  • Señal Wi-Fi débil

Sea por el motivo que sea, siempre tiene solución. Y, a continuación, vamos a ver cómo solucionar los problemas más habituales que sueñen hacer que aparezca el mensaje de red no identificada cuando intentamos salir a Internet.

Cómo solucionarlo

A continuación, vamos a ver una serie de configuraciones con las que podremos solucionar este mensaje de error y volver a tener Internet en nuestro ordenador. Eso sí, antes de continuar, vamos a intentar borrar la caché DNS de nuestro PC, renovar la IP y realizar otras comprobaciones con las que, posiblemente, se solucione. Para ello, no tenemos más que abrir una ventana de CMD, con permisos de Administrador, y ejecutar los siguientes comandos:

  • ipconfig /release
  • ipconfig /renew
  • netsh winsock reset
  • netsh int ip reset
  • ipconfig /flushdns
  • ipconfig /registerdns
  • netsh int tcp set heuristics disabled
  • netsh int tcp set global autotuninglevel=disabled
  • netsh int tcp set global rss=enabled
  • netsh int tcp show global

Si esto no ha solucionado los problemas, entonces podemos continuar con los siguientes pasos.

Desactivar el Firewall

Lo primero que debemos probar es a deshabilitar el Firewall de Windows Defender temporalmente. Este es un elemento muy útil en determinadas circunstancias y que protege el PC de amenazas de Internet. Sin embargo, el mismo en ocasiones puede afectar a nuestra conexión de red para causar el error de Red no identificada.

Por tanto, para desactivar temporalmente el Firewall de Windows Defender usamos la combinación de teclas Win + I para iniciar Configuración. A continuación, nos situamos en Actualización y seguridad / Seguridad de Windows, donde ya podemos pinchar en Firewall y protección de red.

Firewall defender Windows

Seleccionamos la opción de Red pública donde ya podremos desactivar el Firewall de Windows Defender para probar si el error mencionado se ha solventado. Hay que decir que algo similar podemos intentar con la solución antivirus que tengamos instalada en el PC. Es decir, debemos probar a desactivarla, aunque sea de manera temporal para ver si esto soluciona el problema descrito. Si tenemos instalado un antivirus que no es Windows Defender, el control del Firewall pasa al antivirus, por lo que, si es nuestro caso, tendremos que acceder a las opciones de configuración del antivirus ya que este apartado de Windows estará desactivado.

Acércate el router

La señal Wi-Fi, se representa por una especie de triángulo invertido orientado hacia la izquierda en Windows y se sitúa justo a la izquierda de la hora en Windows. Este icono, está formado por diferentes líneas como si de un control de volumen se tratara. Sin embargo, esas líneas indican la potencia con la que la señal está llegando al dispositivo. A mayor número de líneas / barras, significa que la señal está llegando perfectamente al equipo y que, si nuestra conexión a internet funciona sin problemas, no vamos a tener ningún problema con nuestra conexión a internet.

Sin embargo, las barras no están al máximo, es sinónimo de que algo falla. Lo más probable es que no encontramos muy alejados del router que emite la señal o de un repetidor Wi-Fi o PLC en caso de haberlo. La solución, como es lógico, es acercarse lo máximo posible para que, al menos tengamos 2 barras de cobertura. Aunque la velocidad no será la mejor, en un principio no vamos a tener problemas con la conexión a internet. Si nuestro router es compatible con redes de 2.4 y 5 GHz, debemos asegurarnos de estar conectados a la red de 2.4 GHz, una red que tiene una mayor cobertura, pero una velocidad inferior a las redes de 5 GHz. Generalmente, junto al nombre de la red, se mostrará el tipo de red que es: si no indica nada es de 2.4 GHz, si es de 5 GHz, este dato se mostrará al final del SSID.

redes Wi-fi

Apagar el modo Avión

Otro posible cambio que podemos llevar a cabo en el propio Windows para solucionar el error de red no identificada es apagando el modo de avión. Y es que esta es otra de las soluciones más comunes, tal y como han reportado algunos usuarios. Por tanto, para ello debemos acceder al Centro de actividades del sistema. Este se sitúa en la esquina inferior derecha, o podemos abrirlo con Win + A. Ahí ya veremos el botón que nos permite comprobar si tenemos el Modo avión activado, o no.

Modo avion error red Windows

Eliminar conexiones de red antiguas

Si a lo largo de mucho tiempo, nos hemos conectados a muchas redes, es bastante problema que nuestro sistema contenga diferentes perfiles de red antiguos que se han quedado guardados y que ya no utilizamos, por lo que se encuentran guardados para nada. Estos, en algunas ocasiones, también puede interferir en la forma que en que nuestro PC se conecta a Internet, por lo que si no vamos a necesitarlos conviene que las eliminemos.

Windows 11 administrar redes conocidas

Para ello, lo que tenemos que hacer es pulsar el atajo de teclado Windows + I para acceder al apartado de Configuración. Posteriormente hacemos clic en Red e Internet, seleccionamos Wi-Fi en el menú de la izquierda y hacemos clic en Administrar redes conocidas. Por último, hacemos clic en cada una de las conexiones antiguas una por una y hacemos clic en el botón de Dejar de mostrar.

Comprobar el router y los conectores

En multitud de ocasiones, cuando repentinamente nos encontramos con algún fallo o problema en Windows, intentamos solucionar esto desde el propio sistema operativo. Pocas son las ocasiones en las que nos planteamos que la culpa de ello la tengamos nosotros mismos al estar haciendo un mal uso de algún elemento. Como suele ser habitual, lo normal es que busquemos la culpa en otros. Pues bien, aunque lo habitual en estos casos sea que el propio sistema de los de Redmond esté fallando por algún lado, no siempre va a ser así.

Estos problemas con la red pueden igualmente venir dados por algún elemento ajeno al software de los de Redmond. Por tanto, si nos encontramos con este fallo de conexión, uno de los pasos que igualmente podemos dar, es reiniciar el router. Esto suele ser la solución a más problemas de los que nos pensamos relacionados con la conectividad e Internet. Por otro lado, si vemos alguna luz roja en este mismo dispositivo que acabamos de reiniciar, el fallo puede ser completamente externo. Con esto lo que os queremos decir es que el problema con la conectividad puede venir dado por la propia compañía que nos suministra la conexión.

También es importante, llegados a este punto, que comprobemos que todos los conectores están en su lugar. Se puede dar el caso de que por error alguno esté suelto, tanto en el propio PC como en el router. Así, nunca va a estar de más que los saquemos todos ellos uno a uno, y los volvamos a conectar en su lugar para así asegurarnos. Si nada de esto funciona ni resuelve el fallo, sigamos buscando otras alternativas.

Usar la función de solucionar de problemas de Windows

También cabe la posibilidad de que este sea un fallo que viene derivado de la red propiamente dicha que usamos en el sistema operativo. Por tanto, es recomendable que, si nos encontramos con el fallo de Red no identificada, echemos mano de la función de diagnóstico dedicada. Hay que saber que Windows está capacitado para arreglarse a sí mismo en muchas ocasiones. Esto nos soluciona algunos problemas de manera automática, como podría ser el caso.

Por ello, ahora tendremos que hacer clic con el botón derecho del ratón en el icono de la Wi-Fi de la bandeja de sistema, donde seleccionamos Solucionar problemas.

Solucionar problemas wifi

Esto lo que hace es dirigirnos al centro de diagnóstico de la red de Windows, por lo que por sí solo intenta detectar los problemas sucedidos con la Wi-Fi de nuestro ordenador. Cuando haya finalizado el proceso, podemos pinchar en Tengo un problema diferente para a continuación indicar Usar un adaptador de red específico.

De las opciones que aparecerán seleccionamos Wi-Fi, o Ethernet si usamos cable, y permitimos que el solucionador de problemas ejecute el diagnóstico con ese adaptador. Entonces esta funcionalidad debería detectar dónde está el fallo de Red no identificada y nos guiará a través de las acciones para solucionarlo.

Reiniciar los protocolos de red

Para terminar, nos centraremos en el protocolo TCP que tiene como objetivo mantener la comunicación entre múltiples equipos. Por tanto, una dirección IP incorrecta o mal configurada podría causar que el error de red no identificada en nuestro PC. Así, restablecer la configuración IP de la red podría ayudarnos a solucionarlo. Para ello lo primero que hacemos es pulsar la tecla Win + X para abrir una ventana del símbolo del sistema con permisos de administrador.

CMD Windos error red

En esta tenemos que teclear el comando “netsh winsock reset” para después ejecutar “netsh int ip reset”. Una vez terminada la ejecución, por último, introducimos el comando “Ipconfig /flushdns” y volvemos a pulsar Enter. Ahora ya solo nos queda reiniciar el equipo para ver si el error de Red no identificada ya se ha solucionado.

Actualizar los controladores de red

Otra de las posibles razones de que nos encontremos con el error de Red no identificada en Windows 11 o 10, puede venir dado por alguna incompatibilidad con el hardware. Con esto a lo que nos referimos realmente es a la posibilidad de que haya algún problema, aunque sea repentino, entre la tarjeta de red, y el propio Windows. Como ya sabréis, esto puede estar directamente relacionado con los controladores de este componente en concreto. Es por ello que lo que os recomendamos es actualizar estos pequeños trozos de software a su más reciente versión.

En un principio para lograr esto lo que hacemos es pulsar con el botón derecho del ratón en el menú Inicio para a continuación localizar el apartado llamado Administrador de dispositivos. Una vez en la nueva ventana que aparece, tenemos que localizar el componente de red para así volver a pulsar sobre el mismo con el botón secundario. Para terminar con el proceso que aquí buscamos, basta con que nos decantemos por la opción de Actualizar controlador.

Actualizar controlador

Es más, en este punto os podríamos decir que mantener los drivers o controladores de nuestros componentes al día en todo momento, nos puede ahorrar más de un disgusto. Este es el caso precisamente de los controladores de red de los que os hablamos aquí, lo que quizá nos permita no perder el tiempo en busca de otras soluciones relacionadas con esto mismo.

Utilizar un cable de red

Tanto si se trata de un ordenador de sobremesa como de un portátil, en ambos casos nos vamos a encontrar con un puerto ethernet que utiliza la conexión RJ-45. Si después de reiniciar y reinstalar los controladores de red de nuestro equipo, seguimos sin poder conectarnos a la red, es probable que el problema se encuentre en la tarjeta Wi-Fi, ya que sea porque se ha desconfigurado o directamente ha dejado de funcionar. Para asegurarnos de que el problema no está en nuestra red, debemos utilizar un cable ethernet conectado al router directamente y comprobar si el problema con la red se ha solucionado.

La conexión vía cable tiene prioridad sobre la conexión inalámbrica en Windows, por lo que no es necesario desactivar la conexión Wi-Fi para que el equipo se conecte a la red utilizando el cable. Si al conectar el cable, el problema de conexión con la red se ha solucionado, significa que la tarjeta Wi-Fi está desconfigurada o que esta ha dejado de funcionar, siendo la primera opción la más probable, ya que, si dejara de funcionar, el administrador de dispositivos mostrará un error. Si se diera el caso, la solución más rápida, económica y sencilla pasa por utilizar un pincho USB con Wi-Fi. De esta forma, evitaremos costosas reparaciones, especialmente si se trata de un portátil, siempre y cuando este no se encuentre en garantía.

Si se ha desconfigurado, lo mejor que podemos hacer es eliminar el punto de acceso al que estamos intentando conectarnos sin éxito y volver a añadirlo al equipo para así asegurarnos que la tarjeta se configura nuevamente con los datos más actualizados tanto de la red como del equipo a través de las funcionalidades incluidas en las últimas actualizaciones de Windows.

Desinstalar o desactivar el antivirus

Como muchos de vosotros ya sabréis, Windows es un sistema operativo que por defecto cuenta con su propia solución de seguridad, Windows Defender. Con todo y con ello, son muchos los usuarios que se decantan por usar soluciones de terceros, ya que no confían del todo en el antivirus propio de Microsoft. Pero en ciertas ocasiones y debido a la protección en tiempo real o a las restricciones que establecen estos programas, estos pueden dar problemas con la conexión.

Es por ello que, ya usemos Windows Defender o cualquier otro antivirus externo, podemos probar a desactivarlo, aunque sea de manera temporal. De ese modo nos aseguramos de que no es el software antivirus el que está provocando los problemas con la red. Por ejemplo, para hacer esto que os comentamos en la solución integrada del sistema, nos tenemos que situar en la aplicación de Configuración. Esto lo logramos a través de la combinación de teclas Win + I para después pinchar en Actualización y seguridad.

Nos situamos en Seguridad de Windows de la parte izquierda de la ventana, para después pinchar en el apartado de Abrir seguridad de Windows. Es aquí donde ya podremos desactivas esta solución de seguridad que os comentamos con tan solo pinchar en Protección antivirus y contra amenazas / Administrar la configuración. Será en la nueva ventana que aparece en la que tendremos la oportunidad de desactivar el sistema de protección en tiempo real.

Protección tiempo real

Hay que tener en cuenta que lo recomendable es tomar esta medida de forma temporal, ya que debemos estar protegidos por algún antivirus en todo momento. Esto es algo básico, más si somos habituales de Internet y sus descargas de contenidos. Además, no solo nos vale con Windows Defender, ya que igualmente nos serán de ayuda otras soluciones de seguridad en forma de antivirus, de terceros.

Desactivar el Firewall de Windows

Windows cuenta con su propio cortafuegos, una aplicación de seguridad que se encarga de escanear cada paquete de datos que intenta acceder al sistema. Hay casos donde este firewall puede llegar a considerar a nuestra conexión Wi-Fi como una amenaza en cuanto a seguridad, por lo que para poder comprobar si este es el problema debemos pasar a desactivarlo.

Desactivar el Firewall de Windows

Para ello, usaremos el buscador del menú Inicio y escribimos Firewall de Windows Defender y lo seleccionamos. En la nueva ventana que nos aparece nos fijamos en el panel del menú izquierdo donde haremos clic en el apartado de Activar o desactivar Firewall de Windows Defender. Por último, marcamos la opción de Desactivar Firewall de Windows Defender (no recomendado), según tengamos una red pública o privada.

Cambiar el servidor DNS

Nuestra conexión DNS se encarga de definir tanto el tipo de conexión de red como el Protocolo de configuración de host dinámico (DHCP) o Estático. Por lo general, nuestro proveedor de Internet se encarga de elegir de manera automática el servidor DNS por nosotros, pero de manera ocasional, puede estar mal configurado, dando como resultado que nuestro navegador no se pueda conectar a Internet.

Editar DNS

De esta forma, si cambiamos el servidor DNS puede ayudarnos a solucionar el problema por lo que, lo que debemos hacer es abrir el menú de Configuración, pulsando el atajo de teclado Windows + I y haciendo clic en Red e Internet. A continuación, seleccionamos el Wi-Fi y hacemos clic en nuestra conexión. En el apartado de Configuración de IP, hacemos clic en el botón de Editar y cambiar la configuración de DHCP a Manual. Activamos IPV6 o IPV4 en función de nuestra conexión e ingresamos un nuevo servidor DNS y dirección IP. Por último, pulsamos en Guardar.

Desactivar IPv6

Aunque no es lo más habitual, otra de las razones por las que podemos encontrarnos este problema es porque Windows está intentando conectarse a través del protocolo IPv6, y no tenemos configurada la red ni el router para ello. En este caso, lo que tenemos que hacer es desactivar el uso de este protocolo en el ordenador de manera que Windows solo pueda conectarse a través del clásico IPv4.

En Windows 10, por ejemplo, esto debemos hacerlo desde el apartado «Configuración > Red e Internet > Ethernet (o Wi-Fi, depende de nuestra conexión)». Allí haremos clic sobre «Cambiar opciones del adaptador», localizamos nuestra red, y, con el botón derecho, abriremos la ventana de propiedades. En la ventana que nos aparece buscamos la entrada «Protocolo de Internet versión 6», y la desactivamos.

IPv6 Windows 10

Aplicamos los cambios, reconectamos y probaremos si estos problemas han desaparecido.

En caso de usar Windows 11, el proceso es similar. Debemos ir al apartado de «Configuración > Red e Internet > Configuración avanzada», y allí lo que haremos será hacer clic sobre «Más opciones del adaptador de red». Podremos ver la lista de tarjetas de red conectadas al PC. Simplemente localizamos la nuestra, y seguimos los mismos pasos que en Windows 10 para desactivar el protocolo de Internet versión 6.

Ahora, el error de «red no identificada» debería haber desaparecido.

¿Usas un Proxy o VPN? Comprueba su configuración

Otro de los motivos por los que puede fallar nuestra conexión y aparecernos el mensaje de «Red no identificada» es porque nos estemos conectando a través de un proxy, o de una VPN, y esta conexión esté mal configurada. En ese caso, lo que debemos hacer es abrir las propiedades de la conexión y revisar todos los parámetros de esta.

Configurar Proxy Windows 10

Podemos probar a desconectarnos de este servidor intermedio para comprobar si el mensaje desaparece (dejando claro que el problema es este), o revisar uno a uno los parámetros de configuración para asegurarnos de que tanto la dirección como el puerto y las credenciales se han introducido correctamente.

¿El error está en router?

Si nada hasta ahora ha conseguido solucionar el problema, debemos de descartar que este sea producido por nuestro router. A continuación, explicamos algunos pasos que podemos seguir para descartar esta posibilidad.

  • Comprueba que el router físicamente no cuenta con ningún daño.
  • Debemos asegurarnos de que no hay conexiones sueltas.
  • Verifica si es posible que se haya sobrecalentado o sobrecargado.
  • Comprueba si las luces funcionan correctamente.
¡Sé el primero en comentar!