Windows 10 te obligará a actualizar cuando tu versión vaya a quedar sin soporte

Uno de los mayores problemas ante los que se ha venido enfrentando Microsoft desde que lanzó Windows 10 en el año 2015, ha sido con todo lo relacionado con las actualizaciones que ha ido enviando a sus millones de usuarios, tanto acumulativas como de características.

Es por ello que con el paso de los años la firma con sede en Redmond ha venido trabajando duro para mejorar estos procesos en el sistema operativo, todo ello con el fin de mejorar la experiencia del usuario, al tiempo que logra que estos dispongan de las más recientes funciones y parches de seguridad. Porque hay que tener en cuenta que uno de los objetivos de la mayoría de estas actualizaciones, es mantener nuestros datos a salvo ante posibles ataques externos.

Así, Microsoft ha introducido importantes cambios en Windows 10 tras el lanzamiento de la nueva actualización que nos está llegando en estos momentos, la May 2019 Update. Y es que anteriormente las actualizaciones de características se enviaban a través de Windows Update a los sistemas compatibles y solo había opciones para bloquearlas en las ediciones Pro y Enterprise. Por el contrario, con el lanzamiento de Windows 10 May 2019 Update, esto ha cambiado en gran medida.

Decimos esto debido a que Microsoft ya no actualizará automáticamente los dispositivos de Windows 10, ya que la empresa mostrará notificaciones en los sistemas compatibles que informen al usuario de que hay una nueva versión disponible, pero no se instalará automáticamente. Así, seremos nosotros los que seleccionaremos la actualización de características para que se instale, o esperaremos. De este modo lo que se logra es que las actualizaciones de características no se aplicarán en el futuro nada más vean la luz, como ha sucedido hasta la fecha.

Windows Update

Microsoft nos obligará a actualizar al quedarnos sin soporte en Windows 10

Al mismo tiempo y con el fin de mantener nuestros equipos y sistemas seguros, otro de los cambios que se va a producir en este mismo sentido es que Microsoft actualizará por sí mismo los dispositivos con Windows 10 cuando la versión que tengamos instalada esté a punto de salir del periodo de soporte oficial. Esto será algo que veremos por primera vez en la versión 1803 o April 2018 Update, que será la próxima que dejará de recibir soporte, por lo que llegarán las que podríamos denominar como “actualizaciones de características impuestas”.

Por tanto, la firma ha revelado que comenzará a enviar actualizaciones más recientes a los dispositivos que ejecuten la April 2018, a partir de junio de 2019, ya que será en noviembre cuando esa versión dejará de recibir soporte oficial de la firma. Por tanto, tal y como afirman en estos momentos, a partir de este mes de junio se comenzarán a actualizar los dispositivos con la versión 1803 y versiones anteriores de Windows 10. De ese modo lo que se pretende es poder seguir dando servicio a estos equipos de la mejor manera gracias a las últimas actualizaciones de seguridad.

Eso sí, lo que por el momento no se ha confirmado es cuál será la versión de destino de la actualización impuesta, aunque es probable que los dispositivos se actualicen a la versión más reciente, en este caso la 1903 que acaba de ser enviada a todo el mundo.