Estos son los mejores métodos para hacer una copia de seguridad de los datos de nuestro PC

Escrito por David Onieva
Herramientas del Sistema

Como ya os hemos comentado en multitud de ocasiones, además de tomar ciertas medidas para salvaguardar la integridad de nuestros datos en un ordenador, como es el uso de un software antivirus, por ejemplo, las copias de seguridad también son un elemento muy importante.

Esto es algo que ha quedado demostrado en infinidad de ocasiones, como por ejemplo tras lo sucedido con el borrado de datos de la actualización Windows 10 October 2018 Update. Es por ello que el poder disponer de un backup de nuestra información personal es más que importante.

Para llevar a cabo este tipo de tareas, en la actualidad disponemos de diversos métodos dependiendo de las necesidades de cada uno, algunos de los cuales vamos a repasar en estas líneas. Así, cuando se trata de almacenar nuestras copias de seguridad, las unidades NAS son una alternativa más que interesante, así como las unidades de disco externos o los servicios de almacenamiento en la Nube.

Copias de seguridad con unidades NAS y discos externos

Como decimos, las unidades NAS son una excelente alternativa para estas tares de copia de seguridad, más si lo que queremos es tener un control total sobre nuestros datos de la forma más fiable, como nos comentan desde RedesZone. Así, una vez hayamos configurado el dispositivo, este aparecerá como cualquier otra unidad en el equipo. Decir que aunque estas unidades tienen menos problemas que las unidades externas sencillas, no son perfectas, pero su fiabilidad generalmente es superior que la de otras alternativas.

Eso sí, estos productos suelen ser algo más caros, aunque si disponemos de varios ordenadores, las unidades NAS son la mejor manera de centralizar todas sus copias de seguridad en un solo dispositivo. Además, estos productos no requieren de nuestra intervención, por lo que no tendremos que preocuparnos de conectarlos cada vez que vayamos a hacer una copia de seguridad.

Otro método para hacer un backup, quizá el más extendido, es por medio de un disco externo, un dispositivo mucho más asequible y sencillo de usar. Pero claro, esta alternativa no es tan cómoda como una unidad NAS, ya que casi todos vienen con cables y sólo se pueden conectar a un ordenador a la vez.

Además, dado que las unidades de disco externas son portátiles, probablemente estén expuestas a un mayor desgaste que las NAS, por lo que es más probable que el disco duro falle, algo que podéis conocer más en profundidad gracias al informe realizado en HardZone.

Backups en memorias USB y en la Nube

Lo cierto es que las llaves memorias USB de las que la mayoría disponemos, suponen un método rápido y sencillo para realizar copias de seguridad. Pero claro, estas tienen el problema de la capacidad, por lo que no son adecuadas para backups de gran tamaño, sino para un determinado número de ficheros.

USB Windows

También podemos echar mano de algún servicio de almacenamiento en la Nube, lo cual nos aporta una importante ventaja con respecto a otras modalidades, y es que en primer lugar no necesitamos disponer de ningún dispositivo adicional, y además la copia de seguridad estará fuera de nuestro entorno, lo que será de agradecer en caso de desastre. Pero claro, el inconveniente es que tanto para el backup como para la recuperación de los datos, vamos a necesitar una conexión a Internet, de lo contrario las copias de seguridad automatizadas, fallarán, por ejemplo.

Por otro lado también hay que tener en cuenta que subir los datos a Internet lleva más tiempo que guardarlos en un dispositivo NAS o en una unidad externa vía USB. Decir que este tipo de servicios suelen tener, muchos de ellos, una modalidad gratuita, aunque si deseamos ampliar el espacio de almacenamiento disponible en la cuenta, tendremos que pagar por ello. Además servicios de este tipo como Google Drive, OneDrive, iCloud o Dropbox, pueden configurarse para realizar copias de seguridad encriptadas y sincronizadas con las copias locales.

Para terminar también podemos utilizar otros soportes como son los CDs, DVDs o discos Blu-ray, pero lo cierto es que, principalmente los dos primeros, cada vez se usan menos en términos generales.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo