Qué es Big Data y cómo influye en nuestro día a día

Escrito por David Onieva
Curiosidades

Es un término del que cada vez se habla más pero que no todo el mundo entiende realmente, ya que desde que Internet se ha convertido en un elemento que forma parte tan importante de nuestras vidas, Big Data ha estado creciendo de manera exponencial, aunque lo primero es entender de qué se trata en realidad.

Hay que tener en cuenta que Big Data va de la mano de Internet, ya que cuando se hace referencia a todo lo relacionado con este término, realmente se habla de toda aquella información que las empresas y grandes corporaciones van recopilando de nuestros hábitos al navegar por la Red. De hecho su nombre viene de las enormes cantidades de datos que se acumulan, información que debidamente tratada, da a las firmas y organizaciones una visión bastante exacta de nuestros gustos, hábitos o preferencias en un gran número de entornos.

Es evidente que toda esta información es muy valiosa para las grandes compañías, pero lo complicado realmente es saber cómo tratar y gestionar tantos datos, tarea que no es en absoluto sencilla. Y es que los programas de procesamiento de datos que se usan de manera habitual no sirven en este caso, por lo que se deben emplear otros medios más avanzados para extraer unos resultados válidos, dependiendo del caso y las necesidades de cada firma. Una vez se ha podido recopilar y tratar de manera adecuada toda la información correspondiente a Big Data, cada organización se queda con lo que le interesa en cada caso, evidentemente con el fin de sacar beneficio de todo ello.

Big Data

Así las decisiones a tomar a partir de esos datos pueden utilizarse a corto o a largo plazo, pero no cabe duda de que los beneficios pueden ser enormes. Hay que tener en consideración que todo ello se recopila a partir de los sitios web que visitamos, interacción en las redes sociales, compras que realizamos on-line, productos y servicios que buscamos, etc. De ahí precisamente que las grandes empresas conozcan con bastante exactitud nuestro nivel económico, tipo de compras, productos que deseamos o necesitamos, hobbies, destinos vacacionales, lugar de residencia, trabajo, amigos, necesidades, deseos; en resumidas cuentas, todo.

Big Data recopila grandes cantidades de información de todos nosotros

Uno de los principales objetivos de todo ello es que estas compañías tengan esa valiosa información acerca de sus futuros clientes antes que la competencia y de ese modo poder adelantarse a la hora de ofrecer determinados productos o servicios en el momento preciso y a la persona adecuada en cada caso.

Big Data

Así, las grandes empresas nunca han tenido tan fácil conocer todo lo necesario para «acceder» a sus potenciales clientes, pero claro, con la dificultad, como ya hemos dicho, de recopilar esos datos correspondientes a Big Data y posteriormente saber tratarlos e interpretarlos de manera acertada.

Pero los beneficios de todo ello no solo son para las empresas, sino que nosotros como usuarios también obtenemos ciertas ventajas. Y es que gracias a Big Data se nos presentan en pantalla los anuncios personalizados, se utiliza para predecir grandes eventos como son las elecciones presidenciales, ganadores de grandes eventos deportivos o incluso para evitar crímenes, aunque suene a ciencia ficción.

Pero esto es algo que no ha hecho más que comenzar, ya que se prevé que el uso de Big Data vaya creciendo de manera importante en los años venideros, así como una mejor y más efectiva interpretación de todos esos datos acumulados.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo
  • El Big Data es un peligro para la privacidad/seguridad de los usuarios, el conjunto de metadatos que adquieren las empresas identifican unequivocamente a una sola persona, aun más que los propios datos. Precisamente por eso las nuevas leyes respecto a protección de datos (Reglamento General Europeo de Protección de Datos Reglamento 2016/UE/679 y el nuevo Reglamento de Privacidad de las Comunicaciones Electrónicas, principalmente) han considerado que esto metadatos también se consideren datos de carácter personal, al poder identificar indirectamente a cualquier persona.

    Lo peor es el uso de estos metadatos como mercancía donde unos se los venden a otros. Y lo más gracioso es que encima ciertas aplicaciones, empresas piden mucho dinero por el uso de estas. Cuando ya las estás pagando en forma de datos.

    Salu2