Microsoft Visual Studio Code vs Sublime Text. ¿Qué editor es mejor?

Escrito por Rubén Velasco
Software

Un editor de texto es una sencilla herramienta que nos permite guardar, sin ningún tipo de formato, texto en un documento plano y sin cifrar. Los sistemas operativos tienen sus propios y sencillos editores de texto, como el Bloc de Notas de Windows, aunque, en ocasiones, es posible que echemos de menos algunas funciones o características, especialmente si utilizamos este editor para programar en distintos lenguajes. Por ello, existen alternativas mucho más avanzadas y complejas como es el caso de las dos que queremos comparar en esta ocasión: Microsoft Visual Studio Code y Sublime Text.

Durante mucho tiempo, personalmente he utilizado Sublime Text como editor de texto para todo, tanto tomar notas rápidas para guardarlas como para programar. Sin embargo, desde que Microsoft está a favor del software OpenSource, me he sentido atraído por Microsoft Visual Studio Code, el nuevo editor de texto/IDE de programación gratuito, de código abierto y multiplataforma de la compañía.

La verdad es que, al final, escoger la mejor aplicación es algo muy personal ya que lo que a unos usuarios puede parecerles algo imprescindible a otros puede resultarles no tanto. Por ello, en este artículo vamos a comparar los principales puntos fuertes (y débiles) de estos dos editores de texto con el fin de que cada uno pueda escoger el que mejor se adapte a sus necesidades.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que ambos están disponibles para Windows, Linux y macOS, por lo que el sistema operativo no será ningún impedimento a la hora de decidirnos entre uno u otro.

Sublime Text

Logo Sublime Text

El primer editor de texto del que vamos a hablar es Sublime Text. Este es uno de los editores más completos en cuanto a complementos, funciones y personalización que podemos encontrar en toda la red. Este editor es de código cerrado y, para poder utilizarlo, debemos pagar una licencia bastante cara, 70 dólares, un precio caro, pero a la altura de todo lo que nos ofrece.

Listar todas las funciones y características que nos ofrece Sublime Text es bastante complicado, por lo que vamos a intentar resumirlas:

  • Cuenta con una función que nos permite seleccionar varias líneas a la vez y escribir a la vez en ellas. Muy útil la hora de crear funciones o renombrar variables.
  • Nos permite realizar modificaciones en lote de varios puntos de un documento.
  • Cuenta con una paleta de comandos que nos da acceso rápido a una completa lista de funciones, como, por ejemplo, acceso a los marcadores o a la lista de sintaxis para colorear un fichero según el lenguaje de programación en el que esté escrito.
  • Cuenta con un comando “GoTo” que nos permite desplazarnos muy fácilmente entre varios documentos, muy útil en proyectos grandes. Esta función, además, nos sirve para desplazarnos entre funciones, líneas e incluso palabras.
  • La función “Find and Replace” nos permite seleccionar y remplazar rápidamente cualquier contenido del documento.
  • Modo “sin distracciones” que nos permite escribir sin ningún otro elemento que pueda hacer que nos distraigamos.
  • Cuenta con una completa API escrita en Python y, además, una consola que nos permite experimentar con nuestros proyectos muy fácilmente.

Además de todo eso, otra característica elemental de este editor es que es totalmente personalizable. Ya sea desde el propio editor como desde sus ficheros de configuración podemos cambiar todo lo que imaginemos, desde los atajos de teclado hasta las macros. Absolutamente todo. Por si fuera poco, este editor puede personalizarse aún más gracias a la gran variedad de extensiones, complementos y add-ons que podemos encontrar por la red.

Podemos descargar Sublime Text desde su propia página web principal.

Microsoft Visual Studio Code

Logo Microsoft Visual Studio Code

Microsoft Visual Studio Code es un editor de texto/IDE de programación desarrollado y lanzado por Microsoft en 2015 como una herramienta de código abierto, un hito impensable para Microsoft y para su marca Visual Studio. Este editor, como hemos dicho, ha sido desarrollado como software de código abierto y se distribuye sin ninguna limitación de forma totalmente gratuita.

Este editor se caracteriza por ser bastante más modular que el anterior. Por defecto, el editor cuenta con las funciones más básicas y elementales y está preparado para adaptarse a los principales lenguajes de programación más utilizados, como HTML/CSS o C. Sin embargo, su mayor potencial se encuentra en las extensiones, y es que desde el mismo editor vamos a poder acceder a una gran variedad de extensiones y complementos que nos va a permitir dotarle de las funciones y características que necesitemos, sin sobrecargar el editor.

Entre otras, las principales características que nos brinda Microsoft Visual Studio Code son:

  • IntelliSense, una función que nos permite desde resaltar la sintaxis de nuestros proyectos hasta hacer uso de auto-completar funciones, controlar nuestras variables y, además, ver definiciones de las funciones de los distintos lenguajes de programación.
  • Cuenta con un avanzado depurador de código que nos permite conocer todos los problemas y errores en tiempo real, ayudándonos a identificar estos problemas y solucionarlos.
  • Se integra en Git. Nos permite versionar nuestros trabajos fácilmente desde esta plataforma.
  • Gracias a sus módulos, es compatible con prácticamente cualquier lenguaje de programación, desde los más conocidos hasta los más extraños de los que, probablemente, no hayamos oído hablar nunca.

Podemos descargar de forma totalmente gratuita este editor desde su página web principal.

Opinión personal. ¿Qué editor es mejor?

Sin duda, ambas opciones pueden cumplir con las necesidades que prácticamente pueda tener un usuario medio, incluso un programador profesional. Tras muchos años utilizando Sublime Text, tanto en mi época como usuario de Linux como en Windows, la llegada de Microsoft Visual Studio Code, un IDE bajo la firma “Visual Studio” desarrollado como código abierto por Microsoft, no pude resistir la tentación de probarlo, y me convenció desde su beta hasta hoy.

Además, el editor de Microsoft puede contar con dos puntos a favor frente a Sublime, el primero de ellos es que es totalmente gratuito y de código abierto, y el segundo (aunque menos importante para muchos) es que se nota que es un editor moderno y muy querido por la comunidad, y una muestra de ello es su reciente lanzamiento como paquete Snap para Linux. Por otro lado, buscando por la red, sí hemos podido ver que Sublime Text es mucho más ligero y se ejecuta bastante más rápido que su rival, incluso es capaz de abrir archivos con más de 10 millones de líneas, algo que la mayoría de sus rivales no pueden hacer.

Además, si ninguno de estos dos nos gusta, no podemos olvidarnos de otras opciones similares que podemos encontrar en la red, como, por ejemplo, Atom, el editor propio de GitHub especialmente diseñado para la programación web, Brackets, una alternativa similar a Atom de la mano de Adobe, e incluso el potente y versátil Vim.

¿Qué editor de texto te gusta más? ¿Por qué?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo
  • BCP

    Sublime hasta la muerte

  • Roberto Barrientos Balbuena

    falto mencionar atom, tambien es muy buen editor

    • ruvelro

      Está mencionado, en el último párrafo 😉