Cierra todas las ventanas y programas al instante con KillEmAll

Escrito por Rubén Velasco
Software
0

Por lo general, cuando encendemos el ordenador, todas las aplicaciones no elementales están cerradas hasta que las ejecutamos manualmente. Una vez ejecutadas, las utilizamos y, aunque las cerremos, en ocasiones quedan abiertas y en segundo plano, consumiendo memoria y recursos del sistema que, según va avanzando el tiempo, empieza a funcionar cada vez más despacio. Muchos programas van quedando abiertos en el sistema y, por desgracia, Windows no cuenta con un botón de “cerrar todo” que nos permita finalizar de un solo clic las aplicaciones abiertas y recuperar la memoria y los recursos ocupados por estas.

KillEmAll es una aplicación gratuita que nos va a permitir finalizar todas las aplicaciones y todos los procesos que tenemos ejecutados en nuestro sistema salvo los procesos y servicios elementales de Windows de manera que, al ejecutarlo, todas las aplicaciones no esenciales para el funcionamiento del equipo se finalicen y el sistema quede, prácticamente, como recién encendido.

Al ejecutar el programa, que se descarga en formato portable, nos aparecerá directamente una ventana que nos indica que se van a cerrar todos los procesos y servicios no elementales de Windows.

KillEmAll - Ventana Principal

Pulsando sobre “OK” el programa empezará a funcionar y, tras unos instantes, todo lo que teníamos abierto en el sistema habrá quedado finalizado, habremos ahorrado rendimiento y memoria y nuestro ordenador debería volver a funcionar como recién encendido, al no tener que arrastrar con los procesos residuales del sistema.

El programa nos va a mostrar en la parte superior la lista de “procesos permitidos” donde nos aparecerán los hilos propios de Windows que no se cerrarán (porque el sistema dejaría de funcionar), así como una “lista blanca” donde podemos añadir nosotros mismos otros programas que queremos que no se cierren (por ejemplo, el cliente de descargas Transmission).

Dentro del apartado de “Options“, opciones, encontraremos otros ajustes de la aplicación, por ejemplo, el “Fast Startup” que nos permite cerrar automáticamente todos los programas al abrir KillEmAll (sin pedir permiso).

KillEmAll - Opciones

Debemos usar KillEmAll con precaución

Cuando ejecutamos este programa y finalizamos todas las aplicaciones debemos tener cuidado, ya que se fuerza el cierre de ellas y perderemos todo lo que no esté guardado, por ejemplo, las páginas abiertas del navegador o un documento de Word. Antes de utilizar la herramienta debemos asegurarnos de que todo está cerrado y guardado correctamente.

KillEmAll cuenta con una lista de aplicaciones y servicios básicos del sistema que nunca se cerrarán. Además, también nos permite añadir nuestras propias aplicaciones a la lista de manera que podamos tener siempre el control sobre lo que se va a cerrar y lo que no. Una herramienta tan útil como peligrosa si no se usa con precaución, pero a la que debemos dar una oportunidad, especialmente en ordenadores antiguos y con limitados recursos.

Podemos descargar esta herramienta de forma gratuita desde su página web.

¿Qué te parece esta aplicación? ¿Utilizas otras aplicaciones para forzar el cierre a aplicaciones y servicios abiertos en el sistema?

Quizá te interese:

Compártelo. ¡Gracias!