La mayoría de los usuarios de XP no quiere actualizar a Windows 8 según un analista

El gigante del software: Microsoft tiene delante un gran reto después de lanzar a la venta su último sistema operativo. El gigante, ahora está interesado en convencer a los usuarios que todavía ejecutan Windows XP en sus ordenadores que den el gran salto a Windows 8, alegando para ello que su software es antiguo teniendo once años de edad y no es un entorno seguro para trabajar. De esta manera lo dice en una entrevista Andy Thris, director general de software NCI Technologies. Conoce más detalles a continuación.

Microsoft dejará de dar soporte para Windows XP en Abril de 2014, por lo que el gigante piensa que dar el salto a una nueva versión de Windows sería un requisito fundamental para la mayoría de los usuarios que ejecutan esta plataforma anterior. Después de que se dejara de ofrecer actualizaciones de seguridad hace ya 10 años, los usuarios de Windows XP tienen solamente 500 días de soporte completo desde esta fecha.

El director general de software NCI Technologies, Andy Thris, dijo en una entrevista a la fuente principal por la cual os contamos la noticia:

«Lo único que podría forzar un cambio (masivo) sería un agujero operacional o de seguridad en XP que no pueda ser parcheado y que afecte el funcionamiento de los ordenadores y no se pueda trabajar. Las empresas que fabrican antivirus todavía escribirán soluciones para los virus que puedan afectar a Windows XP, por lo que esta táctica de susto no funcionará»

Como comentamos en portada, el gran reto del gigante de Redmond sería hoy, convencer a los usuarios que ejecutan el anterior sistema operativo citado en sus equipos, que den el salto final al nuevo y recién estrenado: Windows 8.

Por otro lado, Clive Longbottom, director de servicios de Quocirca y observador de mercado, comenta que Windows XP todavía funciona bastante bien para la mayoría de los usuarios que aún lo conservan, lo que significa que se sienten reacios a cambiar. También comenta, que el problema es que nadie se preocupa por ello y que si realmente a la mayoría le importara esto, se moverían de un sistema operativo antiguo a otro más moderno para conseguir un marco de seguridad y el apoyo adecuados para las aplicaciones modernas.

Aunque el número exacto de los usuarios que a día de hoy todavía ejecutan Windows XP es difícil de calcular, las cifras que NetMarketShare nos dice, son, que en Octubre de 2012 el 41 por ciento de los usuarios de PC todavía seguían con XP en esa fecha, aunque el 45 por ciento tenía Windows 7.

El análisis a nivel mundial dice que en el último año Windows 7 ha ganado usuarios, mientras que el porcentaje de personas que utilizan Windows XP ha caído.

El director de producto de Microsoft, Ian Moulster, en una declaración a esta fuente por la cual hoy os informamos, también comenta que XP fue un gran lanzamiento para su tiempo, pero el paisaje ha cambiado y la tecnología y los usuarios tienen que lidiar a día de hoy con esto último, alegando que los usuarios modernos exigen tecnologías que se adapten a su estilo de trabajo personal y que les permita mantener su productividad en cualquier lugar y momento, mientras que las empresas tienen una necesidad cada vez mayor de proteger los datos, la seguridad, y, el cumplimiento y capacidad de gestión.

Via: ItPro.co.uk

Contenidos recomendados: