Mejora el aspecto del escritorio de Windows con Microsoft Design

Mejora el aspecto del escritorio de Windows con Microsoft Design

David Onieva

Hay muchos aspectos que caracterizan al sistema operativo por excelencia para equipos de sobremesa como es Windows. Y no solo hablamos de apartados funcionales o relacionados con la seguridad, sino también aquello que se refiere al aspecto externo del software, su interfaz de usuario.

Cierto es que al hablar de Windows, en estos momentos nos encontramos con un sistema operativo que con el paso de los años se ha ganado la confianza de la mayoría de los usuarios. No en vano, si por ejemplo nos centramos en el actual Windows 10, este ya funciona en cerca de 1000 millones de equipos, que no es poco. Y es que, como la mayoría de vosotros ya sabréis, hoy día podemos usar nuestros equipos basados en este sistema, en todo tipo de tareas y trabajos.

Sin embargo, a pesar de todo su potencial y versatilidad, en estas líneas nos queremos centrar en otro tema igualmente importante. Este nos es otro más que la apariencia que nos presenta el software en su uso diario. Algo que debemos tener muy presente es que desde Microsoft nos ofrecer una buena cantidad de elementos y parámetros que nos permiten adaptar y personalizar Windows. Esto es algo que nos será de mucha ayuda para así poder trabajar en un entorno mucho más amigable y personal. De esta manera podremos cambiar el color predominante, el tema de la interfaz, la colocación de ciertos elementos, lo iconos por defecto, etc.

Cómo cambiar el fondo de escritorio en Windows

Quizá uno de los pasos más habituales que llevamos a cabo en este sentido, sea el cambio de fondo de escritorio para poner uno más personal. Debemos tener en cuenta que el escritorio de Windows es uno de los elementos que más usamos en el día a día. Por tanto, adaptar el aspecto de este puede resultar muy interesante a la vez que agradable

Además hay que saber que disponemos de una cantidad casi infinita de contenidos para poder llevar a cabo esto que os comentamos. De hecho podemos echar mano tanto de fondos y temas de la propia Microsoft, como de fuentes externas. Si no tenemos claro la diferencia entre un tema y un fondo, decir que el primer elemento n realidad es un conjunto de varios de estos fondos. Así logramos que estos se vayan cambiando de manera periódica a nuestro gusto. Para cambiar el fondo de escritorio de Windows tenemos varios métodos. Uno de los más rápidos es pinchar con el botón derecho del ratón en cualquier lugar del escritorio para que aparezca su menú contextual.

Personalizar escritorio

Una vez vemos esto, ya podremos elegir la opción de Personalizar, lo que nos dará acceso a la correspondiente ventana de la aplicación de Configuración. Aquí ya tendremos la oportunidad de seleccionar el tema o fondo que vamos a usar. Al mismo tiempo tendremos la oportunidad de cambar parámetros tales como su aspecto o el tiempo de cambio entre imágenes.

Cambiar fondo Windows

Ya os comentamos antes que a la hora de personalizar el escritorio de este sistema operativo, nos podemos decantar por usar contenidos de la misma Microsoft. Eso sí, también podremos coger los de otras fuentes, o usar imágenes propias, como no podía ser de otro modo.

Qué es Microsoft Design para conseguir nuevos fondos

De manera periódica los de Redmond lanzan nuevos temas que ponen a disposición de todos sus usuarios en la misma tienda oficial de Windows. Por tanto para hacernos con los mismos no tenemos más que acceder a la Microsoft Store y así descargar los temas que deseemos. Una vez se descargan, ya podemos hacer uso de los mismos desde la aplicación de Configuración, como vimos antes.

temas Microsoft

Pero en estas líneas os queremos hablar de otra interesante propuesta también del gigante del software. Y es que si queremos ser un poco más originales, y al mismo tiempo disponer de espectaculares imágenes que decoren nuestro escritorio de Windows, os mostramos cómo. Para ello en este caso nos vamos a decantar por usar la plataforma llamada Microsoft Design. Aquí los de Redmond ponen a nuestra disposición una serie de imágenes para usar de fondo de pantalla, que se caracterizan por su calidad y espectacularidad.

Cabe mencionar que todas estas imágenes a las que os hacemos referencia aquí, se centrar en proyectos y diseños en los que trabaja la firma en estos momentos. Pero no por ello dejan de ser atractivos y llamativos, por lo que os recomendamos echar un vistazo a los mismos. Además, todo ello lo podemos hacer directamente desde nuestro navegador de Internet favorito, sin necesidad de instalar nada más en el PC.

Cómo descargar los atractivos fondos de Microsoft Design

Pues bien, si queréis echar un vistazo a estos llamativos fondos de pantalla para vuestro escritorio de Windows, veamos cómo podemos hacerlo. Para empezar lo primero que debemos hacer es conectarnos a la web oficial de Microsoft Design desde este enlace. Esto nos dará acceso directo a los fondos de escritorio de los que os hemos hablado.

Lo primero que nos encontramos aquí son una serie de muestras para que nos hagamos una idea de lo que nos vamos a encontrar en la web.

Apertura design

Sin embargo, para tener una visión más global de los fondos de los que aquí vamos a poder usar, lo mejor es que hagamos scroll hacia abajo en la web de los de Redmond. En la parte inferior de la misma nos vamos a encontrar con una serie de miniaturas con todos los fondos que componen esta recopilación. Por tanto, para poder bajar cualquiera de estas imágenes, no tenemos más que pinchar sobre esa miniatura y, una vez se cargue, hacer clic con el botón derecho de ratón. Esto ya nos permitirá poder descargar el fondo como cualquier otra foto que bajamos de Internet.

Fondos Microsoft Design

Pero eso no es todo, sino que para ahorrar tiempo en el proceso, también podemos utilizar el botón que se sitúa al final de la web. Este nos permitirá descargar todos los fondos aquí almacenados de una sola vez. Esto lo conseguimos a través de un ZIP que bajamos y que alberga todas las imágenes del sitio.