Desinstala rápidamente cualquier actualización de Windows 10 desde CMD

Tal y como os hemos comentado en multitud de ocasiones, uno de los grandes problemas ante los que se enfrenta Microsoft en Windows 10, son los relacionados con las actualizaciones. Estas son necesarias e imprescindibles para el crecimiento y desarrollo del propio sistema operativo, pero también son una fuente de fallos importante.

Y es que hay que tener en cuenta que es estos momentos Windows 10 es un sistema operativo muy potente, grande y que cuenta con cientos de millones de usuarios. De hecho, poco a poco se acerca a la ansiada cifra de los 1.000 millones de equipos. Es por ello por lo que el software, como os podéis imaginar, tiene que adaptarse a una cantidad casi infinita de configuraciones.

Con el paso de los años desde su puesta en marcha en verano de 2015, lo cierto es que Windows 10 ha recibido todo tipo de críticas. Aunque igual modo que para muchos es un sistema operativo extremadamente potente y útil, otros prefieren seguir utilizando versiones más antiguas del sistema de los de Redmond, o decantarse por una distro de Linux. De entre los puntos más criticados que encontramos en este sistema, por un lado, merece la pena mencionar el alto consumo de recursos del equipo que hace.

Además, a una gran cantidad de usuarios no les gusta en absoluto la tienda oficial, la Microsoft Store. A esto hay que sumarle las aplicaciones UWP que por defecto nos encontramos ya instaladas cuando ponemos el sistema operativo en marcha por primera vez. Todo esto sin hablar de los problemas de privacidad qué nos podemos encontrar debido a la telemetría que realiza el software. Al hablar de telemetría nos referimos a los datos de uso que Windows realiza para enviar a los servidores de la firma. Desde el punto de vista de Microsoft esto se lleva a cabo para mejorar la experiencia futura de sus clientes, además todo de forma totalmente privada.

Razones por las que necesitas desinstalar una actualización de Windows

Pero en el otro lado de la moneda nos encontramos con los usuarios como tal, que a su vez consideran que esto es una violación absoluta de su privacidad al usar el sistema operativo. Y por último nos encontramos en cuanto a los objetos de crítica, con las actualizaciones en las que nos vamos a centrar en estas líneas.

Pueden ser muchas las razones por las que nos veamos en la situación de que necesitamos desinstalar una actualización de Windows. Una de las más habituales, como viene sucediendo desde hace años, es que la misma esté dando algún problema. Esto es algo que desafortunadamente es bastante más habitual de lo que a la mayoría le gustaría. De hecho, estos problemas con las actualizaciones del sistema es uno de los mayores hándicaps ante los que se enfrenta la propia Microsoft.

Por tanto, si tras instalar una actualización nos encontramos con que algo ha dejado de funcionar como hasta la fecha, probablemente se deba a una incompatibilidad con la actualización en cuestión. Es por ello por lo que lo más recomendable en ese instante sea deshacernos de la misma. Sin embargo y dependiendo de la gravedad del problema, en ocasiones incluso no tendremos la posibilidad de acceder a la interfaz gráfica del sistema operativo. Es por ello por lo que en esos casos podremos echar mano de una ventana del Símbolo del sistema. Desde aquí ya podremos eliminar la actualización recién instalada que podría ser la causante del fallo de Windows.

Y eso es precisamente en lo que os vamos a ayudar en estas mismas líneas y que os mostraremos a continuación, todo desde la línea de comandos.

Desinstalar actualizaciones de Windows 10 desde Configuración

Como hemos visto en tantas ocasiones a lo largo de los últimos años, los fallos que se detectan en las mencionadas actualizaciones, en muchas ocasiones se refieren a incompatibilidades. Esto se traduce a que los usuarios se encuentran con errores de descarga o instalación debido a que la nueva versión no es compatible con algún componente del PC. Llegados a este punto, una de las soluciones que solemos aprovechar en la mayoría de las ocasiones, es desinstalar la actualización.

Esto es algo que normalmente llevamos a cabo desde la propia función de Windows Update que integra Windows 10. En concreto la misma se encuentra en la aplicación de Configuración del propio sistema operativo. Disponemos de varias maneras de acceder a este apartado en concreto. Quizá el más rápido sea a través de la combinación de teclas Win + I. En la nueva ventana que aparece en pantalla, nos tendremos que situar en el apartado de Actualización y seguridad / Ver historial de actualizaciones. En esa nueva ventana ya nos encontramos con la opción de Desinstalar las actualizaciones, que es la que nos interesa en este caso.

desinstalar actualizaciones update

Todo esto nos va a ser de mucha ayuda a la hora de deshacernos de todas aquellas actualizaciones que hayamos detectado que nos están dando problemas en Windows 10. Cabe mencionar llegados a este punto que este es un hecho más habitual de lo que a muchos les gustaría, incluyendo a la propia Microsoft. Por tanto, para poder llevar a cabo el proceso de desinstalación que os comentamos, lo primero que debemos conocer es el número de la actualización problemática. Esta suele comenzar en muchas ocasiones por los caracteres KB, seguidos de una serie de números.

A continuación, la localizamos en la ubicación comentada de la aplicación de Configuración, y pinchamos sobre la entrada correcta con el botón derecho del ratón. En ese momento ya veremos una opción llamada desinstalar sobre la que pinchamos. Eso sí, os recomendamos hacer esto si estamos seguros, no vayamos a eliminar parches que funcionan bien en el propio Windows.

Desinstalar actualización

Desinstala actualizaciones de Windows 10 desde el CMD

Al mismo tiempo, en el que caso de que deseemos tener un mayor control sobre este proceso de desinstalación, esto lo podemos hacer desde la línea de comandos o CMD.

El CMD o ventana del símbolo del sistema, es habitualmente usado por los usuarios más avanzados del sistema operativo de los de Redmond. Y es que a pesar de la enorme utilidad que nos presenta la interfaz gráfica de Windows desde hace años, muchos prefieren echar mano de los comandos para tener más control sobre las funciones que van a realizar. Y ya no solo las funciones como tal que podremos llevar a cabo desde CMD, sino que además éstas normalmente cuentan con una serie de parámetros para mayor profundidad.

Aquellos que no conozcáis muy bien lo que es una ventana del símbolo del sistema y su utilidad, decir que prácticamente se puede llevar a cabo cualquier tarea que podemos realizar desde la interfaz gráfica. Sin embargo, desde aquí y gracias a las funciones y sus correspondientes parámetros de los que os hablamos, tendremos un mayor control sobre todo ello, algo muy interesante en determinados casos. Como no podía ser de otro modo el CMD igualmente nos va a servir para poder trabajar de un modo u otro con las actualizaciones del sistema. Esto es precisamente en lo que nos queremos centrar en estas líneas.

Al igual que desde CMD podemos eliminar carpetas, entre otras muchas cosas, también podemos hacerlo con las actualizaciones. A este apartado accedemos tecleando CMD en el cuadro de búsqueda del menú Inicio. Una vez aquí, debemos saber que el comando que vamos a usar en este caso en concreto es Wusa. Así, con esta orden integrada en Windows, podemos desinstalar parches y actualizaciones del sistema operativo.

Hay que tener en cuenta que esta ventana del símbolo del sistema de la que os hablaremos a continuación es una excelente herramienta para los usuarios más avanzados de Windows. Esta les permite tener un control mucho mayor sobre diferentes apartados del sistema operativo, con el inconveniente de que se necesitan tener ciertos conocimientos más avanzados. La principal razón de todo ello es que el trabajo aquí se realiza a base de comandos y sus correspondientes parámetros, como antaño sí trabajaba con MS-DOS.

Parámetros de Wusa

Pero eso no es todo, sino que este comando hace uso de varios parámetros que os vamos a mostrar para así poder controlar el proceso de desinstalación, mejor. Estos nos van a permitir poder tener un mayor control sobre este importante proceso de eliminación de actualizaciones, algo que no debemos tomarnos a la ligera. La razón de ello es la importancia que estos elementos tienen para el correcto funcionamiento del sistema operativo. Por tanto, veamos los parámetros de los que podemos echar mano en este caso:

  • /extract: extrae el contenido de la actualización a una carpeta de destino que especificamos, aunque esta opción fue eliminada de Windows 10 por un problema de seguridad.
  • /kb: desinstala un paquete concreto usando su número de KB, al usarlo junto a /uninstall.
  • /quiet: ejecuta el comando en modo silencioso y sin necesitar nuestra interacción, por lo que el ordenador se reinicia si es necesario por sí solo.
  • /norestart: evita que Wusa reinicie el ordenador. Si lo ejecutamos junto a /quiet, tendremos que reiniciar manualmente el sistema después de que la instalación se complete.
  • /warnrestart: cuando este parámetro se combina con /quiet, el comando nos avisará antes de reiniciar el equipo en el proceso de desinstalación.
  • /forcerestart: por el contrario, cuando este parámetro se usa junto al de /quiet, Wusa fuerza el cierre de las aplicaciones y luego comienza el reinicio.

Comando CMD Wusa Windows

Cómo funciona Wusa

Para que nos hagamos una idea aproximada del funcionamiento de este comando y sus parámetros, veamos algún ejemplo demostrativo. Si deseamos desinstalar una actualización sin reiniciar el equipo, el comando sería:

“wusa /uninstall /kb:XXXXX /quiet /norestart”.

Al mismo tiempo, para desinstalar uno de estos elementos y forzar el reinicio del PC, el comando en este caso sería:

“wusa /uninstall /kb:XXXXXX /quiet /forcerestart”.

Cierto es que trabajar desde la ventana del Símbolo del sistema, o CMD, es algo más incómodo que si lo hacemos mediante el método tradicional, la interfaz gráfica de Windows. Sin embargo, si comparamos ambos sistemas de eliminación que acabamos de ver, comprobamos que el primero es más cómodo, pero el segundo nos presenta algunas ventajas. Esto es algo que se hace especialmente importante para todos aquellos que tengan unos conocimientos más avanzados del sistema operativo.

Y es que el CMD, siempre y cuando se ejecute con permisos de administrador, abre un amplio abanico de posibilidades a los usuarios más avanzados de Windows, como hemos podido comprobar ahora. En gran medida esto es algo que se logra gracias a los parámetros de los que podemos hacer uso aquí y que hemos repasado.

De lo que sí debemos estar muy seguros es de los cambios que vamos a hacer desde aquí, ya que un mal uso de algún parámetro de un determinado comando puede dañar el sistema operativo como tal.

¡Sé el primero en comentar!