Soluciona los problemas al encender Windows desactivando esta función

Una de las novedades que llegaron con Windows 10 fue la posibilidad de que, si algo funcionaba mal en el sistema operativo, este pudiera repararse automáticamente al inicio. Esto reduce la probabilidad de que, por un fallo, tengamos que formatear e instalar Windows desde cero. Aunque en realidad el número de errores que puede solucionar la reparación automática de Windows es muy pequeño en comparación con los que pueden aparecer.

Que Windows 10 sea capaz de arreglarse a sí mismo es una gran función. Por desgracia, esto no siempre es bueno, ya que, en ocasiones, la función de reparación automática de Windows 10 puede aparecer demasiado a menudo, incluso sin motivo. Y cuando lo hace, si no consigue reparar el sistema, puede que entremos en un boot-loop del que no podemos salir.

Preparando reparación automática Windows

Aunque Microsoft no pone fácil la tarea de desactivar esta función, desde el solucionador de problemas del arranque del sistema operativo es posible hacerlo. Eso sí, debemos tener muy presente que esta funcionalidad de autoreparación del propio sistema operativo, nos será de gran ayuda enmultitud de ocasiones. Por tanto, si nos vemos ante el problema del que os hablamos en estas mismas líneas, lo más recomendable es volver a activarla una vez solucionado todo.

Desactivar la reparación automática cuando Windows no arranca

Para ello, lo que debemos hacer es apagar por completo el ordenador, generalmente manteniendo pulsado el botón de encendido unos segundos. Cuando el ordenador esté apagado, el siguiente paso será pulsar y mantener pulsada la tecla F11 y encenderlo. En unos segundos podremos ver el solucionador de problemas de arranque.

Debemos ir al apartado «Solucionar problemas > Opciones avanzadas > Símbolo de sistema«.

Se nos abrirá una ventana de CMD, dentro de la cual tendremos que ejecutar el siguiente comando:

bcdedit /set {current} recoveryenabled no

Desactivar bootloop reparación automática W10Reiniciamos el ordenador y listo. Ahora ya no cargará automáticamente el reparador del sistema, por lo que habremos salido del boot-loop, pudiendo volver a cargar Windows de nuevo. A no ser, claro, que haya un error grave en el sistema que no nos deje continuar. Como os comentamos antes, ahora es cuando nos toca ponernos en marcha para estudiar dónde está el fallo y solucionarlo de la mejor manera posible. Una vez lo hayamos conseguido, os recomendamos que volváis a activar la funcionalidad que acabamos de apagar. Esto, en el futuro, seguro que nos va a servir para evitar más de un quebradero de cabeza.

Problemas que podemos encontrar por desactivar la reparación automática

Como os hemos comentado anteriormente, esta es una funcionalidad de Windows que en ciertas ocasiones puede ser la culpable de ciertos problemas en el arranque del sistema. Sin embargo esto no es lo más habitual, ya que si Microsoft la puso ahí, y además en funconamiento por defecto, es porque es muy útil. Así, en el caso de que la desactivemos para siempre, el sistema de los de Redmond puede volverse inestable y poco fiables ante cualquier pequeño fallo que se suceda. Este puede venir dado por una nueva actualización, el cambio de una configuración, o por la instalación de algún programa.

Eso puede provocar un pequeño problema en el sistema operativo, y que se convierta en uno mucho mayor. Es por ello que si detectamos errores en el aranque y desactivamos la reparación automática, una vez solucionados los mismos, deberíamos volver a activarla. Esto devuelve al sistema operativo a su estado natural y recomendado por Microsoft para la mayoría de las situaciones. Por tanto a continuación os ayudaremos con esta tarea de activación de os comentamos.

Y es que tal y como os vamos a enseñar, el modo de arranque seguro cuenta con algunas funciones de enorme interés a la hora de solventar problemas en el sistema operativo. Es por ello por lo que lo más recomendable es que lo mantengamos activo en la mayoría de las ocasiones.

Volver a activar la reparación automática de Windows

Dicho esto, si Windows 10 ya vuelve a arrancar con normalidad, y los problemas se han solucionado, puede que nos interese volver a habilitar esta función en Windows 10, por precaución. Puede que por algún motivo nos encontremos con un fallo a la hora de arrancar el ordenador y esta función sea capaz de corregirlo.

Por ello, una vez que hayamos salido del boot loop de la reparación automática que os comentamos antes, lo siguiente que tendremos que hacer es volver a activar esta característica. Para ello, abriremos una ventana del símbolod del sistema o CMD con permisos de Administrador. Decir que esto es algo que logramos con tan solo escribir el correspondiente comando CMD en el cuadro de búsqueda que vemos junto al botón del menú Inicio. En la entrada que aquí aparecerá, antes de ejecutarla pinchamos con el botón secundario del ratón para así poder ejecuta esto con permisos de administrador, como os comentamos. Por tanto, en la ventana que aparecerá a continuación, no tenemos más que ejecutar el siguiente comando:

bcdedit /set {current} recoveryenabled yes

Reiniciamos el ordenador y listo, ya debería volver todo a la normalidad, como antes del fallo descrito. Si todo está correcto, lo más seguro es que no nos aparezca la reparación automática de Windows y que el sistema operativo cargue normalmente. Pero la función estará ahí, preparada para que si algo sale mal pueda reparar nuestro PC sin tener que hacer nada, lo que nos será de mucha ayuda en multitud de circusntancias.

Qué hacer si tenemos problemas al arrancar Windows

Como hemos dicho, la función de reparación automática de Windows no siempre funciona. Puede ocurrir que si la tenemos activada nuestro PC entre en un estado de boot loop del que no pueda salir, y que al desactivar esta característica el error nos impida arrancar Windows, por ejemplo, con un pantallazo azul.

Función de reparación automática Windows

En ese caso, lo que podemos hacer es intentar ejecutar comandos, como CHKDSK y DISM para intentar reparar el sistema y solucionar estos problemas, comandos que llevan muchos años sacándonos de muchos apuros. Y, si estos comandos no consiguen que nuestro PC vuelva a arrancar, debemos volver al solucionador de problemas e intentar, o bien restaurar el sistema a un punto anterior (si es que nos deja), o restablecer el sistema para que se vuelva a generar la instalación de Windows desde cero, manteniendo nuestros datos, programas y configuraciones.

En última instancia, cuando nada de lo anterior puede funcionar, solo nos quedaría formatear el PC e instalar Windows desde cero, aprovechando para instalar la última versión del sistema operativo. Pero debemos tener en cuenta que esta es la última opción después de probar todo esto que os hemos propuesto anteriomente.

Otras funciones del arranque en modo seguro para solucionar fallos

Tal y como os hemos mostrado anteriormente, podemos hacer un arranque en modo seguro de Windows manteniendo pulsada la tecla F11. Decir que esto es algo que puede variar en otros equipos, por ejemplo lo logramos manteniendo pulsada la tecla F8 o Shift F8. Sea como sea, una vez seguimos los pasos anteriormente descritos, al llegar a la pantalla de Opciones avanzadas, encontramos otras posibles funciones de las que echar mano.

Como posiblemente más de uno ya sabréis de primera mano, siempre nos quedará hacer uso la función de formateo de Windows. Sin embargo es una posibilidad que deberíamos dejar para el final, si no encontramos ninguna otra. Para eso precisamente están las opciones del modo de arranque seguro de las cuales os hemos hablado y de las que os hablaremos a continuación.

Ventana del símbolo del sistema en el arranque seguro

Por tanto, en el caso de que no podamos arrancar el PC de manera habitual, veamos qué podemos hacer. Por ejemplo desde esta misma ventana siempre tendremos la posibilidad de, por ejemplo, acceder a una ventana del Símbolo del sistema o CMD. En este caso si tenemos localizado el fallo, podemos ejecutar algún comando específico de reparación. De igual modo desde aquí tendremos la posibilidad de movernos por el disco duro para eliminar ciertos contenidos, por ejemplo.

Sin embargo es cierto que algunos usuarios aquí van a encontrarse con un duro escollo, y es que al tratarse de una ventana del símbolo del sistema, no disponemos de interfaz gráfica. Por tanto, para solucionar los posibles problemas que hayamos encontrado en el arranque de Windows 10, vamos a necesitar disponer de ciertos conocimientos un poco más avanzados. Como su propio nombre indica, el CMD o símbolo del sistema se controla a base de ciertos comandos que tenemos que introducir, por lo que antes debemos conocerlos.

Eso no quiere decir que sea difícil, pero no todos los usuarios tienen conocimientos acerca de los comandos más importantes que podemos usar en este apartado.

Controlar las actualizaciones De Windows sin arrancar el sistema

Pero eso no es todo lo que logramos desde este mismo apartado. Os decimos esto porque desde la misma ventana tendremos la posibilidad de desinstalar alguna actualización de Windows reciente. Así, en el caso de que sepamos que el fallo viene por alguno de estos elementos enviados por Microsoft, lo podremos solventar. Desde este apartado podremos elminar esa actualización problemática y dar un paso atrás en la versión de Windows para ir a cuando funcionaba bien.

Y es que tal y como hemos comentado en tantas y tantas ocasiones, las actualizaciones de Windows son uno de los grandes problemas ante los que se enfrenta a Microsoft. En multitud de ocasiones se han dado casos en todo el mundo de usuarios que han descargado la más reciente actualización del sistema, y éste ha dejado de funcionar como antes. De hecho estas actualizaciones que instalamos y que acaban de ser lanzadas, pueden provocar bloqueos y pantallazos azules, entre otras cosas.

Os contamos todo esto porque el modo de arranque seguro del que estamos hablando en estas mismas líneas os podrá ser de ayuda. El mismo nos presenta una función específica desde la que tenemos la posibilidad de desinstalar aquellas actualizaciones que nos están dando problemas, sin tener que arrancar el PC como tal.

¡Sé el primero en comentar!