La nueva build de Windows 10 llega repleta de correcciones (y nuevos errores)

Como todas las semanas, Microsoft ha publicado una nueva build para que los usuarios apuntados al programa Insider de la compañía puedan ir probando las próximas mejoras y novedades de Windows 10. La próxima actualización de Windows 10 será 20H1 y, según parece, ya podría estar en fase RTM. Aunque aún tendremos que esperar dos o tres meses hasta recibirla en nuestros ordenadores a través de Windows Update. Sin embargo, Microsoft no descansa en el desarrollo de su sistema operativo, y por ello hace algunas horas ha lanzado la nueva build 19551 que sigue dando forma a este sistema operativo.

Windows 10 20H1 ya está en fase RTM. Esto significa que, a falta de corregir algunos errores, la nueva versión del sistema operativo ya estaría prácticamente acabada. Por lo que todas las demás novedades que se han visto desde la build 19041 pertenecerían a 20H2.

Según apuntan los últimos rumores, la segunda actualización de 2020 para Windows 10 será una actualización menor, un Service Pack, similar a lo que ha sido Windows 10 19H2. Estas actualizaciones son muy rápidas y, lejos de traer grandes novedades, se centran principalmente en la corrección de errores y optimización del sistema operativo.

Continuando con el desarrollo de su sistema operativo, Microsoft ha lanzado la nueva build 19551 para Windows 10, una nueva actualización que llega repleta de correcciones y, como no, una buena ración de nuevos errores.

Instalando build 19551 Windows 10

Errores corregidos en la build 19551 de Windows 10

Poco a poco, este sistema operativo va estando más depurado. Con cada actualización Microsoft aprovecha para solucionar algunos errores que pueden causar molestias a los usuarios mientras utilizan sus sistemas operativos, como los siguientes:

  • Corregido un fallo que hacía que la herramienta de recorte no funcionara en monitores secundarios.
  • El panel de optimizar discos ahora muestra el estado correcto de las unidades del PC.
  • Solucionado un error que hacía que las conexiones RDP se bloquearan al conectar varias sesiones.
  • Corregido un fallo que bloqueaba la herramienta Narrador cuando se intentaba leer su apartado de novedades,
  • Solucionado un error que hacía que el apartado de idioma del menú de Configuración apareciese en blanco.
  • Solucionado un error que hacía que las capturas de pantalla de los informes generados con WIN + Shift + S pegadas en Outlook ocuparan mucho espacio.
  • Corregidos más problemas con los teclados IME.
  • Solucionado un fallo que dejaba el icono «extraer hardware con seguridad» en blanco al usar temas claros.

Fallos aún sin solucionar en la nueva actualización

A pesar de estos fallos corregidos, la nueva build de Windows 10 aún sigue arrastrando un importante número de fallos y errores desde hace meses, fallos que, por ahora, aún no se han corregido. Además, por supuesto, de sumar nuevos fallos y errores detectados por los usuarios y los propios ingenieros de la compañía:

  • El sistema anti-trucos BattlEye sigue sin funcionar.
  • Narrador, NVDA y Edge están experimentando todo tipo de problemas de compatibilidad.
  • La recuperación del PC desde la nube no funciona correctamente.
  • En algunos casos, la actualización de Windows 10 se sigue bloqueando mucho tiempo.
  • Varios errores impiden a algunos usuarios actualizar sus compilaciones Insider (como 0x8007042b y 0xc1900101).
  • El apartado de privacidad tiene un icono roto.
  • Algunos problemas siguen haciendo que los teclados IME funcionen mal.

Microsoft quiere revolucionar la forma de actualizar los drivers y fulmina Project Catnip PWA

Además de las correcciones de errores y los nuevos fallos para Windows 10, Microsoft ha aprovechado el lanzamiento de esta nueva build para hacer públicos dos nuevos anuncios.

El primero de ellos es el final del Project Catnip PWA, el proyecto que pretendía ofrecer experiencias Insider a los usuarios a través de las PWA. Debido a limitaciones técnicas, Microsoft no ha podido llevar a cabo todo lo que tenía en mente, y por tanto, finalmente ha decidido acabar con este proyecto para buscar otro tipo de soluciones.

El segundo de los anuncios es que la compañía sigue buscando la forma de mejorar la experiencia a la hora de actualizar los drivers del PC a través de Windows Update. Hasta el próximo mes de marzo, los drivers se marcarán como actualizaciones opcionales y serán los usuarios quienes tengan que bajarlas e instalarlas manualmente.

Está claro que Windows 10 sigue cogiendo forma y evolucionando. Ahora solo nos queda esperar para poder actualizar a 20H1 y ver si Microsoft trae alguna gran novedad a la segunda actualización de 2020.