Todo lo que debes saber sobre el final de Flash

Todo lo que debes saber sobre el final de Flash

Rubén Velasco

A finales de los años 90, incluso a principios de los 2000, Flash era un complemento imprescindible para navegar por Internet. Gracias a él, las páginas web podían contener todo tipo de contenido (música, vídeos, animaciones, etc) que, de otra forma, era imposible añadir dado que los estándares no lo permitían. Si hoy las webs son como las conocemos es, en parte, gracias a Flash. Sin embargo, las cosas cambian, y este complemento, en lugar de evolucionar para seguir formando parte de Internet, fue dejado de lado y convirtiéndose en un coladero de virus mientras los estándares, como HTML5, implementaban todas sus funciones. Y es por esto por lo que en poco tiempo Flash desaparecerá de la faz de Internet.

Aunque hace 20 años Flash estaba presente en prácticamente todas las webs, hoy en día su uso es muy reducido y, salvo webs antiguas que no han sido actualizadas y que son visitadas por usuarios muy concretos, ninguna utiliza ya este complemento. Según los últimos análisis se cree que tan solo el 17% de los usuarios accede a diario a webs con Flash.

Lo más probable es que su final no nos afecte en absoluto. Además, aún queda un año hasta su desaparición, por lo que hay tiempo para que las webs que no lo han hecho actualicen sus estándares. Sin embargo, sí nos interesa saber bien cuándo llegará este final, por qué y cómo puede afectarnos.

Permitir Flash Google Chrome

¿Cuándo desaparecerá Flash?

La noticia del final de Flash Player no es nueva, sino que ya lleva dando vueltas por la red desde hace años. Los principales navegadores web, como Google Chrome y Firefox, han estado poco a poco retirando el soporte para este complemento con el fin de que su eliminación no fuera brusca, sino gradual.

Uno de los últimos pasos los ha dado Google Chrome 76, quien ha empezado a bloquear Flash por defecto a todos los usuarios, aunque aún es posible activar el complemento con una sencilla configuración.

Poco a poco, los demás navegadores irán siguiendo los pasos de Chrome e irán poniendo más impedimentos a la carga de contenido Flash. Con esto, las desarrolladoras quieren que los usuarios vean que pueden navegar sin problemas sin este complemento y, además, forzar a las webs que aún utilicen el complemento a actualizar a nuevos estándares.

Restricciones Flash

Firefox va a ser el primer navegador que eliminará toda compatibilidad con Flash, y esto pasará a principios de 2020. A partir de entonces, será imposible acceder a ningún sitio con Flash desde este navegador.

Google Chrome será un poco más permisivo en este sentido, y es que el navegador seguirá teniendo este complemento, aunque deshabilitado y bloqueado por defecto, hasta diciembre de 2020. A partir de entonces sí que se eliminará por completo este complemento de Chrome.

Adobe, por su lado, seguirá ofreciendo actualizaciones de mantenimiento de Flash, y la posibilidad de descargar el complemento, hasta diciembre de 2020. A partir de dicha fecha se eliminarán todas las descargas del complemento y dejará de recibir cualquier tipo de soporte.

Será entonces cuando podamos decir que Flash ha muerto.

Por qué se ha querido acabar con Flash en vez de preservarlo

Ya ha ocurrido otras veces que algo llega a su fin, queda obsoleto, pero se sigue pudiendo utilizar. El problema es que, además de quedar obsoleto frente a otros estándares como HTML5, Flash es una herramienta muy utilizada por los piratas informáticos para atacar ordenadores. Cada mes se solucionan más de 10 o 20 vulnerabilidades de este complemento, y la mayoría de ellas son además zero-day. Vulnerabilidades descubiertas y utilizadas por piratas informáticos antes que por Adobe.

flash player

Esta fue una de las razones por las que Flash desapareció de Android y iOS, y también la razón por la que desaparecerá del PC y, por lo tanto, de todo internet. Dejar Flash en los navegadores, aunque sea opcional, siempre supondrá un riesgo para los usuarios. Sobre todo cuando Adobe decida dejar de actualizar el complemento, ya que la más mínima vulnerabilidad que se descubra pondrá a los usuarios en peligro de forma indefinida.

Hoy en día, todas las webs populares que antes usaban Flash (Facebook, YouTube…) ya están 100% libres de este complemento. Y como ellas, más del 90% de todo Internet.

Los problemas del final de este plugin

La desaparición de este complemento solo debería traer ventajas a los usuarios, especialmente en seguridad y rendimiento. Flash con el tiempo se convirtió en un coladero de virus, y además es una aplicación tan pesada que incluso consumía una gran cantidad de ancho de banda y recursos en los ordenadores.

Gracias a HTML5, todas las funciones que antes dependían de Flash ahora son nativas y están escritas en lenguaje web. Esto mejora la seguridad y el rendimiento de las conexiones. El final de Flash solo tiene ventajas. Excepto por una cosa.

Hay mucho contenido multimedia, como animaciones, o juegos en Flash, que no han sido portados a HTML5. Todo este contenido forma parte de la historia de Internet y, cuando ya no exista el complemento, todo este material desaparecerá y quedará inaccesible desde los navegadores.

Minijuegos Flash

Es cierto que podemos descargar estos juegos y las animaciones y ejecutarlas localmente con herramientas como SWF File Player, pero la verdad es que ya no será lo mismo.