Calcula fácilmente el hash de un archivo en Windows, Linux o macOS con QuickHash

Hash es un tipo de función criptográfica que nos permite obtener un código único, de longitud variable (según el algoritmo utilizado), de un archivo o una determinada información. De esta manera es posible saber si el archivo mantiene su integridad o si ha sido modificado, ya que el más mínimo cambio en él cambiaría el hash obtenido. Para calcular el hash de un archivo se suelen utilizar herramientas criptográficas, y una de las más completas y sencillas de utilizar para este fin es QuickHash.

QuickHash es una herramienta totalmente gratuita y de código abierto que podemos encontrar para Windows, Linux y macOS. Esta aplicación nos permite calcular el hash de cualquier archivo que tengamos en nuestro ordenador utilizando para ello distintos algoritmos, como MD5, SHA1, SHA256, SHA512 y xxHash. Además, los resultados nos los muestra en una interfaz muy sencilla de entender que nos permite conocer todos los detalles del fichero con un solo vistazo.

Esta aplicación no tiene coste alguno, y tampoco oculta ningún tipo de software no deseado en su interior. Para poder usarla, debemos descargarla desde el siguiente enlace.

La aplicación, además, es portable, por lo que no tendremos que instalarla en nuestro ordenador, bastará con descomprimirla para tenerla lista.

Cómo funciona QuickHash

Una vez descargada la aplicación y descomprimida la versión que vamos a usar (de 32 bits o de 64 bits), ejecutamos la aplicación y podremos ver la interfaz principal de esta herramienta.

QuickHash - 1

Como podemos ver, esta herramienta nos permite calcular un Hash de un determinado texto, de un archivo e incluso de varios archivos al mismo tiempo. Para calcular el hash de un archivo, elegiremos la pestaña «File» de la parte superior del programa y podremos ver una ventana como la siguiente.

QuickHash - 2

En esta ventana simplemente debemos elegir el algoritmo que queremos utilizar para el hash de nuestro archivo y seleccionar el archivo de nuestro ordenador que queremos analizar. El proceso de cálculo del hash puede tardar más o menos tiempo según el algoritmo seleccionado y el tamaño total del fichero.

Cuando finalice, podremos ver este hash en la parte inferior de la ventana. En caso de tener el hash original que debería devolvernos el fichero podemos introducirlo en la parte inferior para que compare automáticamente si coincide o no.

Otras funciones de QuickHash

Además de las dos funciones básicas que acabamos de ver (calcular el hash de un texto y cualquier archivo), este programa tiene otras funciones muy interesantes que podemos usar. Por ejemplo, la pestaña FileS nos permite calcular los hashes de todos los archivos incluidos dentro de una carpeta de forma automática.

QuickHash - 5

La función Copy nos permite copiar archivos entre dos directorios comprobando su integridad en todo momento para estar seguros de que la copia se ha realizado con éxito. Las pestañas «Compare» nos permiten comparar, o bien dos archivos, o bien dos carpetas completas.

Por último, la pestaña Disk nos permite hacer un hash a todo un disco duro, y la pestaña «Base64» decodificar código codificado bajo este algoritmo.

Como podemos ver, gracias a QuickHash es muy sencillo poder obtener el hash de cualquier archivo. Esto nos ayudará, por ejemplo, a poder cerciorarnos de que una descarga se ha realizado correctamente (sobre todo cuando se trata de un firmware, una ISO o una ROM de Android, por ejemplo, que una mala instalación puede estropear el dispositivo), además de asegurarnos de que el archivo descargado es el que nos ha facilitado el desarrollador y no ha sido modificado por un malware o pirata informático antes de bajarlo a nuestro PC.