Qué es y cómo sacar provecho de una biblioteca virtual de Calibre

Calibre es un programa que como ya hemos podido comprobar en otras ocasiones en el pasado, nos presenta una buena cantidad de funciones internas. Básicamente estas se centran en la gestión de nuestros libros electrónicos, contenidos que no paran de crecer con el tiempo.

Es por ello, entre otras muchas razones, por las que este es un programa válido y apto para la mayoría de los usuarios que quieren llevar un mayor control de sus ebooks. Decir que buena parte de los tratamientos que desde aquí llevamos a cabo, se realizan a través de bibliotecas personales que creamos. Desde estos elementos tenemos la posibilidad de llevar a cabo multitud de funciones y trabajos con los libros digitales que vamos agregando a la misma.

De hecho, nada más instalar y poner en marcha el programa como tal, lo primero que hacemos es crear y definir nuestra biblioteca personal de Calibre. Más tarde podremos cambiar los parámetros definidos de la misma, eso sí. Pero eso se hace para que de inmediato podamos ir añadiendo libros a la misma, y empecemos a trabajar con estos de la mejor manera. Pero al mismo tiempo, otro elemento similar que seguro nos resultará de gran ayuda, son las bibliotecas virtuales de las que os vamos a hablar.

biblioteca virtual Calibre

Estas bibliotecas virtuales que os mencionamos se van a centrar en proporcionarnos un extra de funcionalidad con Calibre, lo que nunca va a estar de más. En primer lugar os diremos que estas bibliotecas virtuales trabajan de algún modo como una subcategoría de contenidos que forma parte de la biblioteca principal propia. De este modo lo que vamos a poder hacer es tratar de un modo más local aquellos libros de un determinado autor, temática, categoría, etc.

Saca el máximo provecho a las bibliotecas virtuales de Calibre

De este modo, en el caso de que dispongamos, como sucede cada vez en más casos, de una biblioteca muy grande, esto nos va a permitir dividirla para un mejor tratamiento. En realidad todo ello lo que nos va a permitir es dividir una colección de libros muy extensa que hemos generado, en otras más pequeñas que dependan de la primera. Como es fácil imaginar, todo esto nos va permitir llevar a cabo una gestión más coordinada de nuestros libros electrónicos.

Además hay que tener en cuenta que cada uno de estos elementos pueden ser tratados de manera individual, por ejemplo a la hora de hacer búsquedas. Pero claro, también es bueno saber que podemos cambiar de una a otra de manera muy sencilla. Por tanto, en el caso de que estemos interesados en crear nuestras bibliotecas virtuales en este potente programa, os vamos a explicar cómo hacerlo. Una vez lo hayamos arrancado, en la parte izquierda del cuadro de búsqueda encontramos un botón que nos da acceso directo a esta función.

Al pinchar en este botón, nos decantamos por la opción de “Crear biblioteca virtual”, por lo que en pantalla aparece un asistente que nos guía en el proceso. Primero le asignamos un nombre personalizado, mientras que en la parte baja de la ventana, veremos una serie de enlaces a los términos más comunes para esta creación. Así, podremos crearla en base a apartados como “Autores”, “Editoriales”, “Series”, etc.

biblioteca virtual Calibre

Una vez elegida la categoría correspondiente, por ejemplo por autores, en pantalla aparecerá una nueva ventana que nos permite elegir uno en concreto que sirva como filtro para crear la nueva biblioteca virtual. Esta ya se llenará automáticamente con todos los títulos de este escritor que tenemos guardados en Calibre para que podamos gestionarlos de un modo más directo.