Toma el control absoluto de los procesos de tu PC y mejora su rendimiento con Process Lasso

Un proceso de Windows es cada una de las aplicaciones y tareas que se están ejecutando en el ordenador. Ya sean programas y tareas del sistema, como aplicaciones o juegos lanzados por el usuario, para poder funcionar cada una de ellas debe crear uno o varios procesos propios que permanecerá en la memoria y con el que podrá tener acceso a los recursos del ordenador, como al procesador.

Seguro que alguna vez hemos utilizado el administrador de tareas de Windows (Control + Shift + Esc) para ver todos los procesos o tareas que se están ejecutando en el ordenador, o por ejemplo para cerrar alguna aplicación que se haya quedado bloqueada y no funcione. Este administrador de tareas está pensado para el usuario de a pie y, aunque es totalmente funcional, para los usuarios más avanzados puede resultar demasiado simple, ya que carece de funciones como, por ejemplo, la posibilidad de controlar la prioridad de los procesos.

Por suerte, existen alternativas mucho más completas que nos permiten tener un control muy superior sobre los procesos del ordenador. Una de estas aplicaciones es Process Lasso.

Process Lasso: la forma más completa de controlar los procesos desde Windows

Process Lasso es una aplicación para Windows cuya principal finalidad es ofrecernos una simple interfaz gráfica para poder controlar la prioridad de todos los procesos que se están ejecutando en el PC.

Gracias a este programa vamos a poder mejorar el rendimiento de nuestro ordenador, habilitando un modo de rendimiento balanceado, automatizar tareas, ahorrar energía e incluso mejorar el rendimiento de nuestro PC cuando vayamos a jugar con él.

Podemos descargar esta aplicación de forma gratuita desde el siguiente enlace. Además, para los usuarios que tengan necesidades más avanzadas, también existe una versión Pro, mucho más avanzada, que nos permite configurar planes de energía, controlar los límites de memoria y CPU, automatizar tareas y evitar que ciertos procesos puedan cerrarse, hibernarse e incluso bajar de prioridad.

Cómo funciona Process Lasso

Una vez descargada la última versión de este programa, el siguiente paso será instalarla en el equipo. La instalación es rápida y muy sencilla, por lo que no supondrá ningún problema para los usuarios.

Una vez instalada la ejecutamos y lo primero con lo que nos encontraremos será con una ventana similar a la siguiente.

Process Lasso

En esta ventana podemos ver, por un lado, la memoria usada, la CPU y la «usabilidad» (es decir, si va lento o no) del ordenador. Además, también vamos a poder ver una lista con todos los procesos que tenemos abiertos en nuestro ordenador.

En la lista de procesos vamos a poder ver las principales opciones y características de cada proceso. Por ejemplo, vamos a poder ver la prioridad de cada proceso, o la afinidad (núcleos e hilos) que puede tener cada uno de ellos. También podemos conocer los hilos que tiene cada proceso y el consumo de CPU de cada uno de ellos.

Todas estas opciones podemos cambiarlas fácilmente haciendo clic con el botón derecho sobre cada uno de los procesos. De esta manera, por ejemplo, si vamos a realizar tareas muy pesadas (por ejemplo, renderizar vídeo), podemos bajar la prioridad fácilmente al proceso para poder seguir usando nuestro ordenador mientras se realiza la tarea.

Process Lasso - Menú contextual

Lo mismo podemos hacer al contrario. Por ejemplo, si vamos a jugar y queremos que la experiencia sea óptima, podemos dar prioridad al proceso del juego. Así este podrá rendir al máximo y nada reducirá su rendimiento.

Process Lasso puede no ser muy útil para los que solo usan Word o Excel. Sin embargo, si hacemos un uso ya algo avanzado del PC sin duda es una aplicación que no puede faltar en Windows.