LXQt: conoce este escritorio ligero y personalizable para Linux

Mientras que Windows y macOS no hay más que un sistema donde elegir, en el caso de Linux existe una gran variedad de distribuciones pensadas para adaptarse a las necesidades de cualquier usuario. Por ejemplo, podemos encontrar distribuciones diseñadas para ser muy fáciles de usar, otras para ofrecer un excelente rendimiento, distros para jugar, suites para hacking ético y mucho más. A parte de las configuraciones y los paquetes, uno de los aspectos más representativos de cada distribución Linux es el escritorio que utiliza, el entorno a través del cual el usuario interactúa con el sistema. Hoy os vamos a hablar de LXQt.

Cuando hablamos de escritorios Linux muy ligeros, uno de los primeros que nos vienen a la mente es LXDE, un escritorio que lleva entre los usuarios desde hace muchos años. Aunque funciona bien, el problema de este es que utiliza GTK+ 2, una versión bastante antigua y obsoleta que muchas veces no funciona como cabría esperar.

LXQt nació como una versión derivada de LXDE preparada para dejar de lado GTK+ 2 y utilizar Qt en lugar de ello. De esta manera, este escritorio mantiene la esencia de LXDE que durante años ha conquistado a millones de usuarios y, a la vez, cuenta con Qt para brindar el mejor funcionamiento y la mayor flexibilidad posible.

Ligero y familiar: los dos pilares de LXQt

Este escritorio es uno de los más utilizados en distros Linux diseñadas para ordenadores lentos y con pocos recursos y, además, también se utiliza mucho en distros que buscan imitar la apariencia de Windows. Gracias a los widgets que vienen instalados por defecto junto al escritorio cada usuario puede darle un toque personal sin que eso implique un aumento en el consumo de recursos.

Por debajo, LXQt utiliza Openbox, además de muchas de sus herramientas nativas. Dado que Openbox cuenta con una excelente comunidad de usuarios y desarrolladores es muy sencillo realizar cambios en el escritorio y encontrar recursos en la red que nos ayuden con esta labor.

Escritorio LXQt 1

Los inconvenientes de LXQt

Por desgracia, este escritorio no es perfecto. Desde el primer momento que empezamos a utilizarlo podemos ver que estamos ante un escritorio muy básico, sin efectos ni elementos modernos. Algo que, por otro lado, es obvio dada su finalidad. No encontraremos sombras ni animaciones al usar las ventanas.

También hay que tener en cuenta que, aunque ha sido diseñado pensando en el entorno de Windows, su uso es algo más complicado debido a las limitaciones de Linux y de un escritorio mucho más ligero y minimalista que otros como GNOME.

Cuando debo utilizar un escritorio LXQt

Mientras que GNOME se caracteriza por ser uno de los escritorios Linux más populares y sencillos de usar, y KDE por ser uno de los que más efectos visuales tiene, LXQt busca abrirse un hueco entre los escritorios más ligeros que podemos encontrar.

Escritorio LXQt 2

Si tenemos un ordenador antiguo con pocos recursos y queremos que este funcione lo mejor posible, LXQt apenas consume memoria ni procesador, por lo que nuestra distro Linux funcionará de maravilla con ella.

La personalización es también uno de los pilares base de los sistemas Linux. Un escritorio cerrado o limitado puede no dar a la mayoría de los usuarios la mejor experiencia de uso. Gracias al diseño modular de LXQt los usuarios pueden hacer casi cualquier cosa con él, por lo que se puede personalizar muy fácilmente para adaptarlo a las necesidades o a los gustos de cada uno.

Por último, si eres fan de la comunidad Qt, pero no tan fan de KDE, entonces este es tu escritorio.

Cómo instalar LXQt en cualquier distro Linux

Normalmente los escritorios Linux suelen estar incluidos en los repositorios de la mayoría de los repositorios. Por ello, para instalarlo tendremos que ejecutar el comando correspondiente de nuestra distribución.

En el caso de Ubuntu, o cualquier otra distro basada en ella, el comando sería: sudo apt install lxqt.

Instalar LXQt

Tras instalar el escritorio, todos los paquetes, las dependencias y todas las herramientas, ya podremos empezar a usar LXQt en nuestra distro Linux y aprovecharnos de sus mejoras y ventajas.