Conoce estos juegos opensource que copian y mejoran a los originales

Conoce estos juegos opensource que copian y mejoran a los originales

Rubén Velasco

La mayoría de los juegos de los que solemos oír hablar a diario son juegos comerciales, de código cerrado, creados por una desarrolladora y comercializados para distintas plataformas. Estos juegos se pueden comprar físicamente, o en formato digital en una de las muchas plataformas que podemos encontrar en la red, como Steam o la Epic Store. Sin embargo, existen otro tipo de juegos que generalmente suelen pasar desapercibidos pero que son capaces de darnos muchas horas de diversión, igual e incluso mejor que sus ediciones de pago: los juegos OpenSource.

Los juegos OpenSource, o de código abierto, son aquellos que han sido desarrollador por un usuario, o grupo de usuarios, son gratuitos y además cuyo código fuente podemos encontrar en la red disponible para todos.

Hay muchos juegos originales de código abierto que podemos descargar y jugar en nuestro ordenador. Sin embargo, hoy os vamos a hablar de un tipo de juegos en concreto: los clones. Este tipo de juegos buscan copiar algunos populares juegos comerciales, liberar su código y, además, ampliarlos y mejorar muchas de las características (gráficos, jugabilidad, etc) que en los juegos originales no están disponibles.

A continuación vamos a ver los que nos parecen más interesantes.

Juegos OpenSource clones de otros juegos comerciales

Los juegos que vamos a ver a continuación son proyectos 100% legales realizados desde cero. Lo único que han cogido de los juegos originales es la idea. Salvo en los juegos que indiquemos lo contrario, los demás cuentan con gráficos propios, motor propio, código propio y todos los demás recursos propios.

Y además, cualquier usuario puede descargarlos y jugarlos de forma totalmente gratuita. Incluso si tiene conocimientos de programación podrá descargar el código y modificarlo a su gusto. Siempre y cuando respete las licencias OpenSource de cada uno de ellos.

Por supuesto, estos juegos están disponibles para Windows, Linux y macOS. Algo que con las ediciones comerciales no ocurre.

OpenRCT2, el clon de RollerCoaster Tycoon 2

Si no conocemos la saga RollerCoaster Tycoon, este juego nos permite montar y administrar nuestro propio parque de atracciones. OpenRCT2 es un clon de código abierto de este juego que cuenta con un nuevo motor y una gran cantidad de funcionalidades y opciones adicionales para montar nuestro propio parque de atracciones.

Igual que el juego original, este tiene sus propias misiones y el modo sandbox que nos permite crear nuestro propio parque de atracciones sin presiones y con el único objetivo de divertirnos.

OpenRCT2

Podemos descargar OpenRCT2 desde el siguiente enlace.

OpenLoco, el simulador de trenes que imita a Chris Sawyer’s Locomotion

Si somos fans de los trenes seguro que conocemos Chris Sawyer’s Locomotion, uno de los simuladores de trenes más populares. OpenLoco es una re-implementación de este juego, con nuevo motor y nuevas características que nos permite administrar nuestra propia empresa de transporte con un sistema totalmente de código abierto.

OpenLoco

Podemos descargar OpenLoco desde el siguiente enlace.

OpenTTD, clon de Transport Tycoon Deluxe para llevar nuestra propia empresa de transporte

Transport Tycoon Deluxe es un juego similar a RollerCoaster Tycoon. Es más, ambos utilizan un motor prácticamente idéntico y son juegos comerciales. Igual que OpenRCT2 es el clon OpenSource de RCT, OpenTTD quiere convertirse en una versión mejorada y de código abierto de Transport Tycoon Deluxe.

En este juego debemos crear y administrar nuestra propia empresa de transporte, igual que en el juego original, pero ampliando y mejorando muchas de las funciones y características de este juego.

OpenTTD

Podemos descargar OpenTTD desde el siguiente enlace.

OpenAge, el excelente clon de Age of Empires 2 para quienes les gusten los juegos de estrategia

Age of Empires es uno de los juegos de estrategia más populares que podemos encontrar en la red. Este juego es de Microsoft, es un producto privativo y, además, ahora está siendo remasterizado para volver a dar a la saga una segunda vida.

OpenAge es un clon de Age of Empires 2 totalmente abierto cuyo principal objetivo ha sido llevar este juego a los usuarios de Linux. OpenAge utiliza los gráficos y sonidos originales de Age of Empires, aunque no se envían junto al juego por razones obvias. Para poder jugarlo necesitamos tener instalada una copia original de Age of Empires, y él se encargará de ejecutarlo en Linux.

OpenAge

Podemos descargar OpenAge desde el siguiente enlace.

OpenRA, un clon de Command & Conquer: Red Alert para los amantes de los juegos de estrategia

Si en vez de Age of Empires somos seguidores de la saga bélica Command & Conquer, entonces OpenRA nos convencerá. Este juego aún cuenta con soporte activo y nos permite volver a jugar a este juego de estrategia con un motor de código abierto y totalmente renovado.

Igual que con OpenAge, OpenRA solo nos ofrece el motor. Los gráficos y demás recursos deben venir de una instalación del juego original. A pesar de ello, es una gran oportunidad para volver a jugar a esta saga que ha quedado olvidada por parte de EA.

OpenRA

Podemos descargar OpenRA desde el siguiente enlace.

0 A.D., otro excelente juego de estrategia de código abierto

Mientras que OpenAge utiliza los recursos de AoE para ejecutar una versión modificada del juego, 0 A.D. es un proyecto totalmente diferente escrito desde cero. Este es uno de los juegos de estrategia más completos que podemos encontrar hoy en día, siendo una de las mejores alternativas a Age of Empires para cualquier sistema operativo.

0.A.D. cuenta con un desarrollo muy activo y a menudo lanza nuevas versiones, actualizaciones y nuevos contenidos para seguir ampliando el juego. Mientras Microsoft sigue comercializando su gallina de los huevos de oro, los desarrolladores detrás de este proyecto se están ganando popularidad. Si ponemos ambos juegos frente a frente, hay dudas de cuál ganaría.

0 A.D.

Podemos descargar 0 A.D. desde el siguiente enlace.