¿Problemas para descargar de Ares? Acaba con ellos fácilmente

Ares ha sido, es y será uno de los programas más populares para descargar archivos de las redes P2P. Este software es muy similar al eMule, permitiéndonos descargar archivos desde su propia red y, además, desde la red Torrent. Un completo programa desde el que podremos encontrar prácticamente de todo y bajarlo muy fácilmente a nuestro ordenador. Sin embargo, si no sabemos cómo configurarlo, es posible que tengamos problemas de conexión y velocidad. Problemas que, con un par de consejos, podemos solucionar muy fácilmente.

A la hora de conectarnos a la red Ares, o intentar descargar algún archivo de Internet, podemos encontrarnos con distintos errores que nos impiden usar el programa. Los dos más comunes son «Ares no conecta» o «Conectando«, dos errores que podemos solucionar siguiendo estos pasos.

Reparar la instalación de Ares si no conecta

Uno de los motivos por los que puede fallar este programa es porque alguno de los archivos de la instalación del mismo se haya dañado. Aunque no lo parezca, esto es algo bastante común, sobre todo si se ha forzado el cierre del programa o si se ha apagado o reiniciado el ordenador sin previo aviso.

La forma más rápida y sencilla de solucionar este problema es realizando una instalación limpia de Ares. Para ello, tendremos que bajar la última versión oficial (no valen mods) del programa desde este enlace y reinstalarlo. Podemos desinstalar antes nosotros el programa, o instalarlo encima del que ya tenemos instalado.

Una vez reinstalado Ares, este podrá conectarse y funcionar sin problemas.

Descargar con Ares - 2

Existe un truco para solucionar este problema que se basa en ir a la carpeta de instalación del programa, dentro del directorio «Data» y descomprimir dos archivos del sistema que podemos descargar de Internet. Sin embargo, ni se encuentran ya estos archivos ni funciona siempre, ya que dependen de la versión del programa que tengamos. El truco de reinstalar el cliente de descarga es mucho más efectivo.

Comprobar Internet, cambiar el puerto y abrirlo en el firewall

Puede que el problema no sea de nuestro Ares como tal, sino de nuestra conexión a Internet o de la configuración. Ares, como cualquier otro programa P2P necesita una conexión activa a Internet y una configuración en el roiter y el firewall que le permita conectarse con los pares.

Por ello, lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que la conexión funciona correctamente. Para ello no tenemos más que comprobar que las páginas web nos abren, y hacer un test de velocidad para asegurarnos de que todo va correctamente.

Dentro de la Configuración de Ares, en la pestaña «Descarga», vamos a encontrarnos con la configuración de la red. Desde aquí vamos a poder cambiar el puerto del programa por otro que sepamos que funciona en condiciones para poder descargar con él. Además, también podemos revisar que otros parámetros, como las conexiones simultáneas o el ancho de banda, está correctamente configurado.

Configurar Ares - 2

El programa también necesita estar permitido en el firewall de nuestro Windows para poder descargar sin problemas. Windows nos mostrará un aviso para permitir el acceso a la red la primera vez que lo usemos, pero también podremos dale los permisos nosotros mismos a mano.

Permitir Ares firewall

También debemos asegurarnos de que el puerto está abierto en nuestro router. Aunque en teoría debería funcionar el UPnP (función para abrir puertos automáticamente cuando es necesario), si no funciona tendremos que abrirlo a mano desde la configuración del propio router.

Si estamos conectados a través de un proxy a Internet, debemos comprobar que este está configurado correctamente en la pestaña «Red» de la configuración de Ares.

Otras posibles soluciones a los problemas de Ares no conecta

Si nada de lo anterior ha funcionado para hacer que el programa pueda volver a funcionar con normalidad, entonces podemos probar alguno de los siguientes trucos.

Restablecer la carpeta por defecto

Puede ocurrir que, si hemos cambiado la carpeta de descargas, el programa no tenga permisos suficientes para escribir en ella. Incluso puede ocurrir que, si estaba configurada como una unidad de red, ni siquiera sea accesible. Por lo tanto, si seguimos teniendo problemas debemos probar a «restaurar la carpeta por defecto» donde se guardan los archivos descargados. Esto podemos hacerlo desde la pestaña «Descarga» de la configuración de Ares, haciendo clic sobre el botón correspondiente que veremos.

Otra posibilidad es que nos estemos quedando sin espacio libre en nuestro disco duro. En ese caso, lo que tenemos que hacer es cambiar la carpeta de descarga por defecto a otro directorio, dentro de otro disco duro, donde sí que haya espacio para descargar.

Probar Ares Fix y CNodes List

Circula por la red un programa llamado «Ares Fix» que, básicamente, lo que hace es corregir los problemas de conexión cuando Ares no conecta sobrescribiendo los archivos y las configuraciones del programa que son propuestas a dar problemas. A grandes rasgos, este programa hace lo mismo que hemos visto en los pasos anteriores, pero de forma automática. Los archivos que suele sustituir son:

  • CNodes.dat
  • DHTnodes.dat
  • FailedSNodes.dat
  • SNodes.dat

Personalmente, desde SoftZone no recomendamos descargar este programa, sobre todo porque las webs que lo alojan son de dudosa fiabilidad y nos intentarán colar software no deseado en el PC. Pero si aun así nos arriesgamos, podemos dar una oportunidad a este programa.

También podemos buscar en Internet las «CNodes List«, unos ficheros que, en teoría, actualizan los nodos del programa para conectar y descargar más rápido. Pero igualmente, no recomendamos usarlos.

Comprobar que la fuente tenga semillas suficientes

Ares es un programa P2P. Y como cualquier otro programa P2P, su funcionamiento se basa principalmente en que obtendremos mejor velocidad cuantas más fuentes (semillas) tenga el archivo que queremos descargar. Si al buscar un archivo en este programa este tiene muy pocas fuentes, por muy buena que sea nuestra conexión, este no se descargará. Así de simple. O, s lo hace, lo hará a una velocidad ridículamente lenta.

Por ello, cuando busquemos un archivo dentro de este programa, es necesario asegurarnos de que tiene fuentes y semillas suficientes. Y cuando acabemos, quedarnos nosotros como fuentes, ya que el hecho de compartir es el fundamento principal de este tipo de programas.

¡Sé el primero en comentar!