Windows 11 llega al Steam Deck, pero ¿merece la pena?

De unos meses a esta parte los jugadores están de enhorabuena gracias al nuevo lanzamiento de la consola de la firma Valve, propietaria de la tienda de juegos más popular. Aquí nos referimos a la nueva consola portátil que nos permite ahora jugar allá donde vayamos, Steam Deck.

Son muchos los que estaban esperando desde hace tiempo este lanzamiento, y en gran medida no ha defraudado. Es evidente que es un producto que se encuentra en pleno crecimiento a nivel de software, como hemos podido comprobar. De hecho, hasta la fecha Valve ya ha lanzado dos actualizaciones de firmware para su recientemente lanzada consola portátil.

Así, Steam Deck recibió su primera actualización en el canal estable con una mejora del teclado por software y añadiendo la calibración de entrada. Por otro lado, la segunda actualización, de momento en Beta, se centra en mejorar varios aspectos de la consola. Además, esta segunda actualización añade compatibilidad con fTPM, lo que permite a los usuarios instalar Windows 11 en la consola portátil. Hay que tener en consideración que el módulo TPM es uno de los requisitos hardware de la última versión del sistema operativo de Microsoft.

A pesar de que hay varios métodos para saltar este requisito, lo recomendable es que nuestro dispositivo hardware disponga de TPM o Trusted Platform Module y recibir soporte de la firma. De manera paralela Valve advierte a sus usuarios que esta es una actualización que aún se encuentra en fase Beta, por lo que requiere mejoras. Al mismo tiempo debemos saber que los controladores de Windows para Steam Deck de momento tienen todo tipo de fallos. Sirva como ejemplo que de momento no está disponible el controlador de audio.

Instalar Windows 11 en Steam Deck no es recomendable

Debido a todo esto que os comentamos, en estos momentos instalar la más reciente sistema operativo de Microsoft, Windows 11, en Steam Deck no es una buena decisión. Especialmente si pensamos hacer uso de este software en concreto de manera convencional en la consola. Por el momento la actualización que nos permite llevar esto a cabo no está lo suficientemente optimizada.

Esto se traduce en que, de tomar este camino, actualmente nos podríamos encontrar algunos importantes problemas en el funcionamiento del dispositivo. Así, lo recomendable aquí es esperar un poco a que Valve mejore esta actualización antes de instalar Windows 11 en la consola.

consola steam deck

Debemos saber que este es un producto muy importante para la firma centrada en los juegos, por tanto, este soporte debería mejorar con el tiempo. Con todo y con ello estas no son las únicas novedades incluidas aquí. Igualmente nos encontramos con un nuevo mensaje al enchufar un cargador no válido, o un control de los FPS.

También nos vamos a encontrar con una combinación de botones que nos resultará de extrema utilidad en el caso de que Steam Deck se bloquee. Al mismo tiempo es importante saber que la firma introduce algunas mejoras referentes a la duración de la batería y la estabilidad del conjunto.

Ahora solo nos queda esperar a que esta nueva actualización se depure y mejore eliminando los errores que podemos encontrar en estos momentos. De este modo más adelante tendremos la posibilidad de instalar Windows 11 en Steam Deck para sacar el máximo provecho a esta consola portátil.

¡Sé el primero en comentar!