Los usuarios no se fían: Windows 10 20H2 crece menos de lo esperado

Aunque el sistema operativo más reciente de Microsoft es Windows 10, no todas las versiones son iguales. La compañía está actualizando el navegador constantemente, concretamente cada 6 meses, añadiendo nuevas funciones y características. De esta manera, aunque todos usamos un mismo Windows 10, dependiendo de la versión instalada este estará más o menos avanzado. Pero esto acarrea un problema, y es que el soporte de las versiones no dura para siempre, sino que, tras 18 meses, las versiones viejas quedan sin actualizaciones. Y esto puede ser un problema.

Todas las actualizaciones de Windows 10 son totalmente gratuitas para todos los usuarios. Generalmente, salvo problemas concretos con determinados drivers, cualquier PC que ejecute este sistema operativo podrá bajar e instalar las nuevas versiones. Y estas funcionarán igual, e incluso mejor, que las versiones antiguas. Sin embargo, algo pasa con 20H2, la última actualización del sistema operativo lanzada en otoño del año pasado. Y es que los usuarios no terminan de confiar en las nuevas versiones.

AdDuplex Windows 10 enero 2021

Las muestras se realizan usando los datos que recopilan las aplicaciones que usan AdDuplex SDK v2 o superior. Y en total, se han usado más de 80.000 equipos para la muestra. Solo Microsoft puede conocer los datos exactos y oficiales de esto, pero no los facilita.

2004 y 1909, las dos versiones más usadas de Windows 10

Tal como nos muestra la plataforma AdDuplex, la última versión 20H2 de Windows 10 solo está instalada en el 16.8% de los ordenadores. Es cierto que este porcentaje es superior al del mes de diciembre, cuando solo estaba instalado en el 13.6% de los equipos, pero indica que su crecimiento se ha frenado bastante. Aun así, sigue siendo superior al porcentaje de usuarios que actualizaron a 1909 el año pasado en el mismo periodo de tiempo.

Los usuarios no se fían de la última versión de Windows 10. Los datos demuestran que la versión más usada del sistema operativo es la 2004, la actualización de primavera de 2020, con casi un 39.8%, seguida de 1909, la actualización de otoño de 2019, con un 31.2% de usuarios. Estas dos versiones también han perdido usuarios en el último ciclo (usuarios que habrán dado el salto a 20H2), bajando en el caso de May 2020 Update un 0.6% y en el caso de November 2019 Update un 2%.

Las versiones antiguas caen

Pero no todo son malas noticias. Una de las buenas que podemos sacar de estos datos es que todas las versiones viejas de Windows están empezando a caer seriamente. La versión 1903 solo tiene un 6.6% de usuarios, la 1809 un 1,5%, la 1903 un 1.8% y la Fall Creators Update, y anteriores, poco más del 2.2%. En total, las versiones viejas de Windows 10, sin soporte, superan por poco el 12%. Es decir, uno de cada 10 ordenadores con Windows 10 utiliza una versión sin soporte.

El problema, a corto plazo, lo vamos a encontrar con Windows 10 versión 1909. Esta versión tiene un 30% de cuota de mercado, y en apenas 3 meses 19h2 quedarán sin soporte. Los usuarios deben empezar a actualizar en masa a una versión posterior, como la 20H2 o la 2004, para poder seguir usando el sistema operativo sin problemas.

Entre los meses de abril y mayo de este año, Microsoft lanzará una nueva versión de su sistema operativo: Windows 10 21H1. De momento no sabemos mucho sobre esta actualización más que será una actualización pequeña, con cambios muy concretos, y que preparará nuestro PC para la llegada de Sun Valley.